Wanda Rijo: “Ser madre de tres niñas es un privilegio y una gran responsabilidad”

Artice

La otrora joven de un pueblo de la región Este del país, se convirtió en la primera mujer en elevar el nombre de República Dominicana en olimpíadas nacionales e internacionales, lo que la llevó a consagrarse como una de las atletas más valoradas en la disciplina de levantamiento de pesas.

Es Wanda Rijo Contreras, quien ganó el reconocimiento y respeto de la sociedad dominicana con la osadía de ser la primera mujer en competir en esa disciplina, y conquistar oro y plata en diversos escenarios internacionales, lo que la llevó a convertirse en una “Inmortal del Deporte”, ganando un puesto es el Salón de la Fama del Deporte Dominicano.

Wanda, a quien su familia y círculo íntimo le llama Yuli, es nativa de San Pedro de Macorís, es la hija menor de la unión entre Juan Rijo y Ulbia Contreras. Tiene ocho hermanos. Es licenciada en Contabilidad, egresada de la Universidad Nacional Pedro Enrique Ureña (Unphu), jornada que compartía con el deporte.

Además, es teniente coronel del Ejército de República Dominicana. Hace once años dijo “acepto” a Argeli Francisco Rodríguez Álvarez, luego de tres meses de noviazgo, con quien ha procreado una hermosa familia compuesta por sus hijas Sara, Ana y Débora.

Su amor inició cuando se conocieron en la Iglesia Monte de Dios, en Santo Domingo, mientras asistían al Ministerio de Jóvenes. Cuenta que llegó a la iglesia en busca de ayuda espiritual, ya que, pese a la fama y los logros que cada día obtenía en su carrera como atleta, sentía un gran vacío emocional. “Yo estaba necesitando un cambio de vida, no la exterior, porque tenía muchos logros, viajes, medallas, pero la interior ya no la aguantaba, porque venía de una familia disfuncional y eso me afectaba mucho”.

Wanda Rijo se dedica ahora al pastorado.

Y dice más: “Yo tenía la necesidad de una vida diferente, una identidad, una estima, y el único que puede darla es Jesús, y recurrí a Él”. Recuerda que llegó a la Iglesia Monte de Dios, luego de participar de una conferencia titulada “Rompiendo maldiciones generacionales”.

Decidió asistir a esa congregación, en la que le ofrecieron hacer una oración por ella, para que aceptara a Cristo en su corazón: “A partir de ese día, mi vida fue cambiada para siempre.

Con una sencilla oración fue suficiente”. Para Wanda Rijo, quien siempre soñó con ser madre de hembras, describe que es un privilegio y una gran responsabilidad, porque tiene que ser el modelo de sus hijas.

¿Cómo describe esa experiencia?

La experiencia de ser madre es única, es fuerte, hay que trabajar duro, educar, amar, corregir, servir, llorar y reír; pero es lo más maravilloso que me ha pasado en la vida.

¿Podría describirnos su rol y los retos que representa ser: madre, esposa, pastora, hija y amiga de sus amigos?

Bueno, creo que únicamente con la ayuda del Señor es que he podido hacerlo. Consejos para las futuras madres Les espera la mejor de las experiencias de amor, entrega y sacrificio. Mi consejo es que hagan del rol de madre su prioridad.

Háblenos de su esposo

Mi esposo es lo mejor que me ha pasado en la vida. Es un hombre noble, sencillo, cariñoso, intenso, muy sabio y de gran inteligencia. Sus tres hijas, ¿qué representan para usted?

Mi tesoro mejor guardado, mi orgullo. Ellas son mi vida.

Wanda Rijo y sus hijas

¿Podría describirnos a cada una, según la personalidad que les caracteriza?

Sara: es una niña muy sabia, obediente y sencilla. Ana: es muy servicial, social y de espíritu libre. Débora: es divertida, cariñosa y amorosa.

¿Qué ha significado la experiencia de ser madre?

Te cambia la vida, y es la mejor escuela para aprender de todo.

 Es pastora evangélica, ¿qué ha representado ese paso para usted y para su familia?

Ha sido mi mejor decisión, y el ser llamada por Dios ha sido un privilegio para mí y para mi familia. Cuéntenos un poco sobre la labor de dirigir una iglesia y lograr que cada día más personas acudan a su llamado, y que los que están permanezcan en el.

El ser pastora es una tarea que requiere de mucha responsabilidad y relación con Dios y su palabra, y para que más personas acudan al llamado, debemos amar a la gente, acudir a sus necesidades y llevarle el evangelio de Cristo.

Queremos conocer su visión sobre el rol de la mujer hoy día en la sociedad. Creo que cada día la mujer va ganando más terreno en la sociedad actual, ya que cada vez más vemos como las mujeres son más arriesgadas a conquistar más metas y logros.

A toda mujer le gusta los detalles: ¿Cuáles son los que caracterizan a Wanda?

El color azul, mi casa, Marcos Brunet, adoración cristiana, camarones y pastas, orquídeas.

 ¿Qué experiencia le ha dejado su paso por el deporte?

La experiencia de darlo todo por mi nación, el aprender que todo cuesta en la vida.

¿Considera que el Gobierno tiene incentivos correctos para los deportistas?

Cada día va mejorando más, aunque todavía nos falta un gran camino por recorrer.

 Si volvieras a nacer, ¿le gustaría volver a levantar pesas y representar a República Dominicana en competencias internacionales y olimpíadas?

Si, una y mil veces lo haría por mi nación.

“Wanda Rijo quedó consagrada como una de las atletas más destacadas en la disciplina de levantamiento de pesas, al haber conquistado medalla de oro en los Juegos Panamericanos celebrados en Winnipeg, Canadá en 1999”.

Especial Revista Madre 2018

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews