Vertical: Una sociedad de privilegios

Vertical: Una sociedad de privilegios

Marino Ramírez | [email protected]

En medio de las miserias en que viven la mayoría de los dominicanos, incluyendo las vicisitudes de la llamada clase media, los sectores de poder siguen adjudicándose privilegios como el que ahora le toca a los médicos quienes tendrán un hospital exclusivo para ellos y sus familiares, además de pensiones por encima de los demás mortales que poblamos la tierra dominicana.

Ya tenemos en ese renglón exclusivo a los jueces de la Suprema, las Altas Cortes, Junta Central Electoral, los honorables senadores y diputados, Banco Central, UASD y los maestros.

Estos grupos que por sus beneficios están encima de los demás dominicanos que trabajamos y pagamos impuestos pero que no tenemos ningún servicio especial, deben pensar que en cualquier momento la soga se puede romper y no tendría que ser por lo más fino.

Los gobiernos de tuno que han accedido y mantienen privilegios a esos sectores de poder también deben suponer que ellos, cuya procedencia política ha estado a la vista, tendrían que responder por aceptar esos tipos de situaciones anómalas.

Recientemente y aun teniendo seguro médico tuve que erogar trescientos mil pesos por una cirugía de cálculos de riñones que en términos reales no se puede explicar, pero debí pagarlos.

El argumento médico es que la seguridad social no sirve para nada, y no deja de tener razón el galeno porque además de que la cobertura no incluye casi ninguna medicina, los médicos no aceptan los seguros porque supuestamente no cubren nada.

En fin, lo cierto es que los de abajo, los jodidos como yo no tenemos salida a nuestros problemas de salud a no ser por el pago efectivos, y los malos servicios que se dan en los hospitales públicos.

De ahí que esos grupos de asalariados públicos busquen sus privilegios aunque digan que trabajan para beneficios de los demás que son la mayoría quienes sólo forman parte de sus discursos demagógicos.

Los eventos sociales que han transcurrido en otros países en reclamo de mejores servicios y menos privilegios para los que gobiernan deben servir de espejo a los detentadores del poder local, porque están acumulando fortunas pero tendrían que dejar el limpio en caso de crearse una situación que escape al control de las fuerzas represivas que tienen a sus servicios.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM