Paranorámica de Verón

Verón-Punta Cana: Sugieren al Estado ser más pragmático en políticas de ordenamiento territorial

Verón-Punta Cana. La sociedad dominicana, al igual que muchas en diferentes partes del mundo, ha sido muy afectada por una multiplicidad de problemas sociales, ambientales y desastres naturales, que obstruyen sensiblemente los programas de desarrollo y deterioran la calidad de vida de la gente.

El Distrito Verón-Punta Cana, una zona que experimenta un constante crecimiento turístico, económico y demográfico, no escapa a estos problemas. A lo largo de los últimos años, diversas situaciones en sus playas, urbanismo, uso de aguas subterráneas y drenajes sanitarios, han encendido las alarmas de quienes hacen vida en esta demarcación, lo cual ha impulsado la urgencia de crear una ley de ordenamiento territorial, que ponga fin a muchas adversidades.

Algunos representantes del sector turístico sostienen que el proyecto de Ley en materia de ordenamiento territorial iría en detrimento de la actividad.

Actualmente, en el país existe el Proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial y Uso de Suelo, que en el pasado mes de diciembre, fue aprobado en segunda lectura por la Cámara de Diputados y que ahora está en manos del Senado para su discusión y visto bueno.

El texto establecería el marco regulatorio para la planificación territorial y el uso del espacio, a partir de la adaptación al cambio climático, los desequilibrios y desigualdades territoriales, la sostenibilidad ambiental, la gestión integral de riesgos, la competitividad económica y la calidad de vida de la población.

Algunos sectores de la sociedad civil dominicana ven luz verde en materia de planificación con la aprobación de esta ley. Pero otros, sin embargo, no están del todo satisfechos con el contenido de lo que podría ser el soporte jurídico que regule el ordenamiento territorial.

El presidente de la Comisión de Asuntos Municipales de la Cámara de Diputados, Plutarco Pérez, consideró que la municipalidad debe convocar a una gran cumbre con el Gobierno central para que los presupuestos de los ayuntamientos sean reformulados.

Indicó que de República Dominicana contar con una ley de ordenamiento territorial y uso de suelo, el país tendría un gran avance y específicamente el Distrito Verón-Punta estaría mejor organizado en diversos aspectos.

“Para una correcta planificación de acuerdo al crecimiento poblacional, lo primero que hay que hacer, sobre todo en una zona con un potencial turístico extraordinario, es crear una demarcación para el desarrollo y dividir la ciudad, determinar dónde debe asentarse infraestructura de una categoría y de otra, las áreas verdes, de recreación, asentamientos humanos y planificar el desagüe, lo cual es una gran avance para esa demarcación”, sostuvo.

Pérez destacó que el ordenamiento territorial, establecido en una ley que de las pautas para tales fines, no puede esperar, puesto que si la demora sigue ganando tiempo, destinos turísticos como Verón-Punta Cana pudieran verse afectado, en virtud que se incrementaría el desorden.

A su juicio, uno de los aspectos de la ley que beneficiará a la zona es que habrá penalidades para aquellos que invadan terrenos y se asienten en un lugar que no esté autorizado, además de que las juntas municipales tendrán autonomía en materia de planeamiento urbano y captación de recursos, a través del cobro directo de arbitrios.

ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y EL TURISMO

Para el geólogo Osiris de León, quien además es asesor científico del Poder Ejecutivo, la Ley 64-00 de Medio Ambiente establece en su artículo 30 que es de alto interés nacional el diseño, formulación y ejecución del plan nacional de ordenamiento territorial que incorpore las variables ambientales.

El presidente de la Comisión de Asuntos Municipales
de la Cámara de Diputados, Plutarco Pérez.

Esto a los fines de que todos los sectores productivos, incluyendo el hotelero, el minero, el industrial, el agrícola, el pecuario y el urbano, sean planificados en función de la zonificación de los diferentes tipos de suelos, y del inventario de los recursos ambientales regionales.

“Está claro que en el Caribe y Latinoamérica, la República Dominicana se ha convertido en uno de los líderes del sector turismo, porque Punta Cana, Bávaro y Macao, ya cuentan con 40 mil habitaciones hoteleras que dan un servicio de primera, y donde grandes figuras del arte, la política, los deportes y los negocios prefieren escoger esta zona, como destino vacacional, convirtiéndose el turismo en uno de los 4 pilares fundamentales de la creciente economía nacional”, señaló De León.

Según su apreciación, la expansión del turismo del litoral oriental, ya se extiende ampliamente hacia Bávaro, Macao, Nisibón y Miches, lo que indica que en el futuro seguirá expandiéndose hacia Sabana de la Mar, Los Haitises, Samaná, Sánchez, Las Terrenas, Nagua, Cabrera, Río San Juan, Gaspar Hernández, Cabarete, Sosúa, Puerto Plata, Luperón y Monte Cristi, turismo que de seguir creciendo al ritmo que va desarrollándose consumirá todos los espacios ambientales disponibles en el medio costero marino, lo cual debe ser regulado.

Para el sociólogo Domingo Matías, el proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial tiene fallas legales al pretender dar las competencias de uso de suelo a las juntas municipales, cuando el propio Tribunal Constitucional se ha pronunciado al respecto, ratificando que son las alcaldías las encargadas de esto.

Matías sostuvo que urge en el país que el Estado aplique políticas públicas efectivas en función de organizar el territorio, tal y como se hace en va rios países de Latinoamérica, donde existe un orden de demarcaciones y cada quien sabe que va a desarrollar en un espacio determinado.

“Efectivamente, una nueva ley desconcentraría algunas competencias en materia de planeamiento urbano, al darle más poder a las juntas municipales, pero hay que tener cuidado con las tantas funciones que podrían tener las regiones en torno a esto”,

 EN DESACUERDO

Así como algunos sectores consideran que el Estado debe agilizar políticas públicas orientadas a un correcto ordenamiento territorial, incluyendo la aprobación de un marco legal que regule este tema, representantes del gremio turístico no están del todo muy convencidos en el contenido que plantea el proyecto de ley actual, que está parado en el Senado.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Proyectos Turísticos del Este (Asoleste), Ernesto Veloz, dijo que no están satisfechos en este proyecto de ley, en virtud que tiene que establecerse una sectorialidad, puesto que no es viable el desarrollo de un proyecto en Punta Cana, cuando reúne las características para ejecutarse en Santo Domingo o en Santiago.

“Se tienen que adecuar los planes de ordenamiento al sector donde se está pretendiendo hacer. Debe haber un plan macro que sea la columna vertebral de todo el desarrollo urbanístico del país y la realidad nuestra, en la zona turística, no es la de Samaná, ni la de Puerto Plata”, expresó.

Osiris de León, geólogo.

A su juicio, no se puede festinar una ley de gran trascendencia como lo es la de ordenamiento territorial, tomando en consideración que cada demarcación tiene sus particularidades. Igualmente, el asesor jurídico de la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores), Jesús Almánzar, subrayó que como organización han hecho los análisis correspondientes, por lo que han hecho una serie de objeciones que ya se la hicieron saber al Congreso “Es una ley muy peligrosa, porque le está quitando atribuciones al Ministerio de Turismo en las zonas turísticas, y se les está pasando a los municipios.

En estas demarcaciones quien debe normar como planificador es este ente del Estado dominicano, porque si no estaríamos creando un caos”, destacó. Almánzar alertó que de aprobarse el proyecto de Ley de Ordenamiento Territorial y Uso de Suelo en esas condiciones, el país pudiera retroceder en materia turística.

Síguenos en Instagram