Lo que será el nuevo Cementerio de Verón solo mostró pocos avances en su construcción durante el año 2018 y sus instalaciones se muestran en abandono.

Verón-Punta Cana: Obras pendientes Junta Municipal pasaron al 2019; ciudadanos siguen a la espera

Verón. El recién año que culmina tuvo sus altas y sus bajas en la gestión del director municipal de Verón-Punta Cana, Ramón Ramírez. Algunas de las obras prometidas desde hace mucho tiempo y que se construirían para el período 2017- 2018, como el Cementerio Municipal de Verón, no pudieron concretarse y la población sigue a la espera de su ejecución.

Los ciudadanos esperan además resultados más efectivos en cuanto a la reparación de las calles, asfaltados de comunidades que aún no han sido incluidas y el mantenimiento constante de los espacios públicos.

Sin embargo, reconocen que la recogida basura ha mejorado significativamente en las principales avenidas y sectores de la zona turística y ven la voluntad de mejorar las condiciones de vialidad de aquellas áreas donde todavía no se ha pavimentado.

En los últimos días, se ha visto a la Junta Municipal muy activa en la reparación de calles, recuperación de zonas recreativas, limpieza de imbornales y entrega de parques en algunos sectores, la mayoría de estas acciones en la víspera de Navidad y Año Nuevo, otras en fechas cercanas al mes de agosto del 2018, cuando las autoridades deben rendir cuentas al pueblo.

Una de las obras de mayor envergadura y que la población espera con ansias, es la construcción y puesta en marcha del Cementerio Municipal de Verón, ya que el de La Ceiba está en su punto de colapso y no tiene espacios para recibir a un muerto más.

A raíz de situaciones anteriores como inundaciones y descuido del campo santo de La Ceiba, desde finales del 2016 las autoridades distritales han anunciado la construcción del Cementerio Municipal de Verón, que permitiría descongestionar el ya existente y tendrá mejores condiciones para una sepultura digna. Actualmente, los accesos para ingresar a este lugar, bien sea por Las Dos Jardas o el Boulevard Turístico del Este, son extremadamente difíciles.

Los trabajos parecen estar paralizados, pues el lugar permanece bastante desolado y solo se observa que se ha construido lo que será la fachada de entrada y el área de nichos, además de la maleza y los materiales de la obra abandonados.

A finales del mes de noviembre y principios de diciembre del año pasado, en el acceso que da por el sector Las Dos Jardas, fueron visualizados movimientos de camiones que iban a descargar materiales para el encalichado de esta vía.

Solo se acondicionó una parte y aun faltarían alrededor de unos dos kilómetros para alcanzar la entrada principal del Cementerio de Verón. En el 2018, la Junta Municipal manejó un presupuesto de 223 millones de pesos (205 aprobados  para ese año y 18 de un remanente del 2017), dinero con el que se terminarían de ejecutar las obras pendientes, entre ellas: el Cementerio Municipal de Verón en su primera etapa (3 millones 563 mil 321 pesos), la calle y paseo de Jelly Fish (3 millones 118 mil pesos), construcción del parque de Villas del Mar (1 millón 553 mil 287 pesos) y el parque de Campo Lindo (1 millón 553 mil pesos). De estas obras, solo fueron culminados y entregados los parques de Villas del Mar y el de Campo Lindo.

Con el renanamente de los 18 millones, también se adquirieron cinco camiones compactadores de basura, por un monto de más de 13 millones de pesos, compra que fue objeto de debates e inicio de investigaciones por la Junta de Vocales de Verón-Punta Cana, tras detectar una inconsistencia en el valor de los equipos, ya que su costo final ascendió a más de 16 millones.

OTRAS OBRAS PENDIENTES

La Casa de la Cultura, en Friusa, fue otra de las obras pendientes que pasaron para este año y que forma parte de su larga espera. Su inauguración, estaba prevista para mediados del recién pasado mes de diciembre, pero sin dar mayores detalles su puesta en marcha se suspendió. Esta obra presenta un significativo avance, incluso casi en etapa de culminación, faltando el amoblado.

La construcción, que tiene un monto de 2.1 millones de pesos, fue retomada en el último trimestre de 2018, tras permanecer abandonada durante mucho tiempo y servir de albergue para algunos nacionales haitianos.

La Casa de la Cultura muestra avances en su construcción, casi lista, pero su inauguración fue suspendida a mediados del pasado mes de diciembre.

La Circunvalación Verón-Bávaro no tuvo avances significativos en 2018, pues solo se abrió la trocha y al parecer, según declaraciones del director municipal, Ramón Ramírez, en ese momento (principios del año pasado), se está a la espera del apoyo de los Ministerios de Obras Públicas y Turismo en cuanto a los fondos, puesto que la obra sobre pasa los 250 millones de pesos y las autoridades locales no cuentan con ellos.

La vía, la cual llevaría 5 kilómetros rellenados de caliche, de un total de 9.8, consistirá en abrir una vía en el sector Las Dos Jardas, en Verón, que conectará con el sector Vista Cana, en el Boulevard Turístico del Este.

Igualmente, la calle-paseo Jellyfish, con un monto asignado de 3 millones 118 mil pesos, tampoco presentó una evolución importante, el año pasado y los comerciantes de esta playa de Bávaro, esperan que sea culminada prontamente para contribuir a su desarrollo turístico.

Los parques de Campo Lindo y Villas del Mar fueron inaugurados el año pasado.

Los hoyos en las principales avenidas de la zona turística siguen siendo un dolor de cabeza para los transeúntes, puesto que cada día aumentan su tamaño y representan un riesgo de accidentes automovilísticos.

Los imbornales parcialmente se han reparado, pero en Los Corales y la avenida España la carretera parece un río de la gran cantidad de agua acumulada.

ACCIONES

A finales principios de diciembre, el Ministerio de Obras Públicas envió a Verón-Punta Cana 6 mil metros cúbicos de asfalto, con el que la Junta Municipal inició la pavimentación de varias comunidades que habían quedado pendientes a mediados del periodo anterior.

También se culminó la Estación del Cuerpo de Bomberos de Verón, los parques Campo Lindo y Villas del Mar, encalichado de sectores como Juanillo, Don Polo, Las Flores, Hoyo de Friusa, Lotificación Verón, entre otros. Asimismo, fueron atacados varios de los vertederos improvisados de Verón y Bávaro y este año la Junta Municipal estuvo en constante coordinación con el Plan Dominicana Limpia para la intervención del vertedero Guiri-Gui.

El director municipal de Veón-Punta Cana, en 2018, estuvo muy activo en reuniones con embajadores de Argentina, España, Israel, China y Colombia, para promover las potencialidades turísticas de la zona y lograr un mayor acercamiento con autoridades y empresarios de la demarcación.

EVALUACIÓN

Para el presidente de la Junta de Vocales, Elvis Martínez, la gestión distrital del año pasado no cubrió del todo las expectativas, porque las obras y las acciones debieron ser mayores en términos de inversión.

“Tenemos que seguir apostando a que se hagan más construcciones y más inversiones, no solamente en los barrios, sino en todo el distrito, que nos den la categoría de ciudad. Falta el mercado municipal, el Cementerio de Verón, entre otras”, destacó.

Martínez espera que en este nuevo periodo todas estas obras sean resueltas en su totalidad y manifestó que desde la Junta de Vocales estarán coadyuvando para que esto sea posible.

El director municipal, Ramón Ramírez, señaló que el 2018 fue año positivo para el destino y eso estuvo reflejado en su crecimiento.

Dijo que para este año tienen grandes retos, que a su juicio, dependen de la legalidad en términos de expansión territorial, organización y captación de recursos para la ejecución de obras de infraestructura.

Síguenos en Instagram