UN ESPONTÁNEO / Guaracha: Expresión rítmica de gentualla (2)

Casa Cuesta
Maguá Moquete Paredes.

Maguá Moquete Paredes

Alejo Carpenter menciona en su libro: La música en Cuba, citando a Buenaventura Pascual Ferrer, que a principios del siglo XIX se daban en La Habana hasta cincuenta bailes, donde se tocaba y cantaba la famosa guaracha, junto a otras danzas en bogas. Insisto en el teatro bufo, porque la guaracha podía ser vocalizada con colores vivos, por guaracheros de gran estirpe. Se incluía un diálogo entre la tiple o soprano, el tenor y el coro.

El período de más esplendor de la guaracha, puesta en escena ocurrió en el Teatro Alhambra de La Habana, durante la primera mitad del siglo XX, cuando compositores como Jorge Ánckermann, José Marín Varona y Manuel Mauri, crearon valiosos temas musicales para famosos actores cantantes, como Adolfo Colombo. Muchos de los más importantes miembros de la trova compusieron guarachas, como Pepe Sánchez, Sindo Garay, Manuel Corona y Ñico Saquito.

En esta divulgación literaria, a Puerto Rico llegaron muchas compañías de teatro burlesco procedentes de Cuba que entro nizaron parte de las costumbres portorriqueñas, tales como los Rosarios Cantaos, el Baquiné, la música navideña y los cantos infantiles.

Hemos esclarecido que la guaracha es un estilo de canción bailable, varios géneros modernos: la rumba y la salsa fueron influidos por la guaracha. Musicalidad cultivada por los maestros musicales, Rafael Hernández Marín, Pedro Flores, Bobby Capó, Tite Curet Alonso, Rafael Cortijo, Ismael Rivera, Francisco Alvarado, Luis Guillermo Texidor, y la agrupación musical El Gran Combo.

Síguenos en Instagram