Deborah Terán

TU DIETA SANA / Alimentación equilibrada para la anemia

Deborah Terán
Deborah Terán

DEBORAH TERÁN / [email protected]

La anemia es causada por la incapacidad de los glóbulos rojos de la sangre de transportar suficiente oxígeno a las células. Entre las diferentes situaciones que pueden causar anemia, las más importantes son las deficiencias nutricionales, siendo la más frecuentes por falta de hierro (ferropénica), vitamina B12 (perniciosa) y ácido fólico (megaloblástica).

A continuación, los tres tipos más comunes:

1. Anemia Ferropénica

Es la más frecuente y la causa es por déficit de hierro, el cual, se utiliza para producir glóbulos rojos. El hierro para los glóbulos rojos se obtiene de reutilizarlo de los glóbulos rojos viejos para fabricar otros nuevos, y del hierro que ingerimos de la alimentación.

Causas:

Pueden ser varias:

Menstruaciones abundantes, frecuentes y largas, úlceras en el tracto digestivo, celiaquía no diagnosticada, Enfermedad de Crohn o por mala alimentación.

2. Anemia Perniciosa

Su causa es por déficit de vitamina B12 afectando el número de glóbulos rojos, ya que la vitamina B12 interviene en la producción de los mismos.

 Causas:

Puede ser provocado por una mala alimentación o por problemas de estómago (por ejemplo gastritis), que es el lugar donde se fabrica el factor intrínseco, imprescindible para absorber esta vitamina.  Además, hay un componente genético importante en la anemia perniciosa.

3. Anemia Megaloblástica

Es una afectación producida por un déficit de vitamina B12 y/o ácido fólico. Afecta no sólo a los glóbulos rojos en sangre, sino también a los glóbulos blancos y las plaquetas. Los glóbulos rojos no maduran correctamente, tienen una vida más corta y un tamaño mayor de la habitual.

Causas:

Por malnutrición, alcoholismo, durante el embarazo o en tratamientos con quimioterapia. Síntomas en la Anemia: Desórdenes gastrointestinales como diarrea y estreñimiento, fatiga e inapetencia, dificultad de concentración, confusión y desequilibrio, daños en el sistema nervioso.

 Alimentación para combatir la anemia:

Es importante conocer el origen y tipo de anemia para combatirla. Es necesario la suplementación con hierro, B12 y/o ácido fólico, según sea el caso y llevar una alimentación equilibrada.

Síguenos en Instagram