Ramón Ramírez, director municipal Verón-Punta Cana

Superadas las primarias, Ramón Ramírez podría enfrentar gran frente opositor en 2020

Verón. – El actual director municipal de Verón-Punta Cana, Ramón Ramírez (Manolito), es ahora el candidato virtual del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) para este cargo, de cara a las elecciones municipales del próximo año.

Este funcionario logró superar una primera prueba: la de competir con sus compañeros de partido Andrés van der Horst (Andresito) y Danilo Pache, para convertirse en el aspirante oficial de esta organización política e intentar lograr un segundo periodo de cuatro años más como incumbente de la demarcación turística.

La segunda barrera que ahora deberá enfrentar Ramírez, es la de competir frente a los candidatos que los demás partidos han definido, es decir, contra Crucito Báez, del Partido Liberal Reformista (PLR); Alberto Abreu, del Bloque Institucional Social Demócrata (BIS); Ramón Zorrilla, del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) y Odalis Carela, del Partido Revolucionario Social Demócrata (PRSD).

Además, del que anuncie el Partido Revolucionario Moderno (PRM), que se reservó la candidatura en este distrito municipal, al igual que en la Alcaldía de Higüey.

Uno de los retos que también tendrá ahora que enfrentar el candidato del partido morado, es lograr incentivar el voto de los que no lo eligieron en esta etapa del proceso electoral.

De acuerdo con la Junta Central Electoral (JCE), el número de votantes habilitados en Verón-Punta Cana es de 23,168 personas. En total, el PLD obtuvo en las Primarias unos 5,646 votos, de los cuales 3,896 fueron para Manolito y 1,753 se obtuvieron por los demás precandidatos como Andrés van der Horst, que logró 1,458 votos y Danilo Pache obtuvo 150 votos. También, la opción “Ninguno” recopiló 145 votos.

En las elecciones del año 2016, el PLD y sus aliados en la zona turística lograron un total de 4,748 votos, que garantizó la victoria del actual director municipal de Verón-Punta Cana, quien podría necesitar nuevamente una cohesión con sus compañeros de partido. Es decir, esos dirigentes que compitieron con él y ahora son importantes figuras conocidas y de influencias en la zona, como para lograr un número importante de votos que le permitan la victoria frente a los adversarios de los demás partidos políticos.

En el recién pasado proceso comicial del domingo, en esta demarcación dejaron de votar unas 17,519 personas, lo que también se convierte en un reto de conquista para esos electores, no sólo para Manolito, sino para el resto de los candidatos que lucharán por el máximo cargo de Verón-Punta Cana.

Posible bloque

Ramírez irá a una contienda electoral municipal con una oposición que en lo adelante podría estar más sólida, ya que no se descarta que los demás candidatos formen una coalición que les permita hacer frente a sus aspiraciones de alcanzar un periodo de cuatro años más en el cargo.

De acuerdo con el número de aceptación que obtendrían los candidatos de los demás partidos políticos, pudieran darse “apoyos” para que la oposición proyecte mayores posibilidades de ganar, a los fines de que sea uno que represente al bloque opositor frente a Manolito.

Los candidatos de los otros partidos coinciden en la falta de obras de infraestructura y debilidades en la actual gestión distrital, lo que hará que Ramírez tenga que contrarrestar cada una de las tesis que señalan que su primer período de gobierno tuvo fallas en algunas materias que hasta el momento le corresponden desarrollar.

La influencia de estos candidatos sobre dirigentes en las comunidades de Verón-Punta Cana será otra variable que Manolito tendrá que superar. En los últimos meses, los aspirantes han sumado líderes comunitarios a sus propuestas, con la intención de aumentar más adeptos que se traduzcan en votos en las venideras elecciones municipales.

Además, Ramírez estará “en el ojo del huracán”, pues ya es un candidato pero también es el actual director municipal de la demarcación turística y la mirada de sus adversarios políticos se centrará en la transparencia y manejo equitativo de su gestión, en aras de evitar posibles actos de abusos de poder o ventajismos.

Promesas versus acciones

Las intenciones de Ramírez de gobernar cuatro años más el Distrito Verón-Punta Cana, tendrán que superar tareas pendientes en lo que resta de esta gestión, que inició en el 2016. Pese algunas acciones que se han ejecutado, aún quedan obras pendientes prometidas al inicio de este periodo.

La Casa de La Cultura en Friusa.

La Casa de la Cultura, el Mercado Municipal, la calle-paseo Jelly Fish y el Cementerio de Verón, además del arreglo de calles, son parte de los trabajos que los munícipes siguen esperando, ya que algunos a pesar de haber sido iniciados se encuentran paralizados.

El distrito aun cuenta con fallas en la recogida de basura y esto constituye uno de los principales problemas para quienes habitan en las comunidades. Las aceras y contenes, de las vías más concurridas de la zona, también esperan por las manos de la gestión distrital.

La situación del tránsito se agudiza en lugares como Los Manantiales, la avenida Barceló y el Cruce de Verón, cuestión que empeora con la falta de acondicionamiento de vías alternas que permitan descongestionar el tráfico vehicular, donde se ve frecuentemente la circulación de vehículos pesados.

Las elecciones municipales del 2020 están previstas para el mes de febrero, y durante lo que resta de año hasta principios del próximo, Ramírez deberá demostrar su capacidad de dar respuestas a las demandas sociales de los munícipes, resumidos en todas las obras anteriormente descritas.

Ramón Ramírez (Manolito).

Perfil

El ahora candidato a director municipal por el PLD nació el 20 de octubre de 1974, en La Romana. Es hijo de Manolo Ramírez (Pupilo) y Kenia Yoannes de la Rosa Molina. Está casado con la abogada Wendy Gómez, con quien tiene tres hijas.

Ramírez obtuvo el título de ingeniero en sistemas en la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), comenzando su carrera en el negocio de su familia, que es la empresa de transporte y servicios turísticos All Tours, donde trabajó a partir de 1997, hasta llegar al cargo de gerente general.

Fue presidente de la Asociación Dominicana de Transporte Turístico (Adotratur), de 2000 a 2014, año en que fue elegido para la presidencia de la Federación Nacional de Servicios Turísticos (Fenasetur).

Se involucró en la política local en noviembre de 2013, aceptando la nominación del Movimiento Socio Político

Nueva Generación, y luego obtuvo el respaldo del Partido de la Liberación Dominicana, ganando las elecciones primarias el 13 de diciembre de 2015.

Ganó las elecciones generales en mayo de 2016, obteniendo más del 50% de los votos, para ser elegido director distrital de Verón-Punta Cana para el período 2016-2020.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM