Salud para estos tiempos: Trauma craneal: un asesino en las calles 2/2

William Del Rosario MartínezSalud para estos tiempos: Trauma craneal: un asesino en las calles 2/2

William Del Rosario Martínez | [email protected]

En la República Dominicana, según el Informe Mundial sobre Seguridad Vial publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en el año 2015, se estableció una tasa de muertes por siniestros viales de 29.3 por cada 100 mil habitantes, es decir, casi 3 mil fallecidos, lo cual coloca a la República Dominicana como líder regional y mundial en muertes por accidentes.

El 70% de los accidentes de tránsito en República Dominicana, corresponde a jóvenes y con mayor frecuencia a conductores de motocicletas. Mientras que los acompañantes y peatones representan la otra mitad de los casos involucrados en el choque, según el estudio “Traumatismos y Lesiones por Accidentes de Tránsito en República Dominicana 2010”.

De acuerdo a datos publicados en los registros administrativos de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre, los accidentes de viales mortales son 4.5 veces más frecuentes entre hombres en comparación con sus contrapartes femeninas, y el día de la semana en el que más muertes se producen son los días lunes. El doctor Alejandro Soto, subdirector del Hospital Traumatológico Ney Arias Lora, declaró que el 85% de los paciente accidentados que reciben en este centro de salud son motociclistas y que dentro de las lesiones que padecen el 90% corresponden a traumas craneales, muchos de ellos requieren de unidades de cuidados intensivos con costos diarios que sobrepasan los 70 mil pesos y entre los sobrevivientes un 20% quedan con algún grado de discapacidad, la primera causa de muerte entre los motociclistas accidentados es el trauma craneal.

Quizás el dato más triste de toda esta narrativa es que la mortalidad relacionada con los accidentes de tránsito y traumas craneales es prevenible en más del 90% de las veces, simplemente acatando las normativas expresadas en las leyes: Evitar el exceso de velocidad, utilizar el casco protector, respetar las luces del semáforo, no admitir más de un acompañante en las motocicletas, evitar el uso de bebidas alcohólicas y no utilizar el celular.

Sólo el uso del casco ha demostrado disminuir la severidad de las lesiones craneales en un 70% y bajar los índices de mortalidad en más de un 40% de acuerdo a datos de la Organización Mundial de la Salud; sin embargo, en nuestra república bananera, el 85,9% de los motociclistas accidentados no usaban el casco al momento del siniestro, de acuerdo a una investigación realizada por el doctor Lizardi de la Cruz.

Nos enfrentamos a un monstruo que desangra nuestra sociedad y se lleva lo mejor de nosotros, esto se traduce en años de vidas perdidas y familias siniestradas que jamás volverán a ser las mismas. Es menester promover la educación, la responsabilidad y el apego a las leyes, y por otro lado, desarrollar programas agresivos de educación vial con un impacto mediático equivalente al utilizado para promocionar a figuras políticas o bebidas alcohólicas.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM