Saber es poder: ¿Cómo dar respuesta a la profunda crisis climática?

Ramón Artiles Avela

Saber es poder: ¿Cómo dar respuesta a la profunda crisis climática?

Ramón Artiles Avela | [email protected]

¿Es posible dar respuestas efectivas desde los mismos patrones económicos, estatales, mercantiles y científico-tecnológicos que han conducido a la humanidad a la presente crisis? No sería conveniente tomarse en serio la advertencia de Albert Einstein: “No podemos resolver los problemas con la misma mentalidad con la que los creamos”.

¿Es posible encontrar salidas a la profunda crisis ambiental sin alterar las extraordinarias desigualdades existentes, y sin una drástica reducción de los patrones de consumo de las minorías más ricas del planeta? Cuando se estima que casi 50% de las emisiones de carbono son consecuencia de las actividades de alrededor de 10% de la población global, que 70% de las emisiones son generadas por 20% de la población y “solamente 10 países, con Estados Unidos a la cabeza, son los responsables históricos de dos tercios de los gases emitidos y que actualmente 10 naciones son responsables de más de 70% de las emisiones, un patrón ampliamente extendido en las respuestas que se formulan desde los centros de poder político, económico y científico contemporáneos, es la búsqueda de reducir la compleja interrelación de factores que inciden en las transformaciones climáticas, a unas pocas, y preferiblemente un solo elemento.

Los asuntos más importantes que están en juego son invisibles o solo son tratados como ámbitos políticos de menor importancia. En primer lugar, queda fuera del diagnóstico: el debate, acuerdo o asunto de vital importancia: las crecientes desigualdades que caracterizan al mundo actual y también la educación urgente a nuestro pueblo de la importancia de reciclar y así cuidar el medio ambiente.

A nadie se le ocurre plantear en las negociaciones climáticas internacionales que sólo mediante una redistribución radical de la utilización de la capacidad de carga del planeta, sería posible abordar simultáneamente los temas de cuanto daño ecológico soporta o es capaz de soportar el planeta y el hecho de que centenares de millones de personas carecen de las condiciones básicas para la reproducción de sus propias vidas.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM