RINCÓN HISTÓRICO / Teódulo Guerrero (Totolo)

RINCÓN HISTÓRICO / Teódulo Guerrero (Totolo)

Artice
Antonio Cedeño (Macho).

Antonio Cedeño (Macho)

[email protected]

La mañana se desnudaba de su traje de sol, que incrustaba sus brazos; entre las verdes hojas de habichuelas y las vaquetas semi amarillas; unos granos húmedos de habichuelas denominadas mantequilla y el agua de una menuda llovizna que se desgrana, entre los rayos del sol, y la fresca mañana, la planicie campesina, donde entre las piedras de huevos blancos, que una vez se dedicaba a cubrir las corrientes del rio, formando un Cascajal, ha sobre vivido la esperanza de siembras y cosechas, que con sus manos gruesas de campesino y obrero sirven a la agricultura de esa región, con tesonero afán del productor arrinconado, del obrero perdido, y encontrado en la ruta de los Negros y la Guarapa.
Es noviembre de 1957, sobre ese ambiente se mantiene dedicado a la agricultura, por el día y en los días feriados y de noche, se dedica atender la pulpería junto a su esposa Nieves Casas, una macorisana, y sus hijos. Es un hombre blanco, alto, fornido, valiente, que ha campeado el temporal de persecuciones desde aquella vez que el Sindicato Unido del Central Romana, fue barrido y su presidente Mauricio Báez, abandonó el país, hacía playas extranjeras, donde el brazo asesino de Rafael Leónidas Trujillo Molina, le alcanzó dándole muerte.
Teódulo Guerrero (Totolo), abandonó La Romana, y se fue para San Pedro de Macorís. Donde fue protegido por los suyos, miembros vivientes del Sindicato Unido de Trabajadores, hasta llegar a arrinconarse en el Cascajal, donde creía estar seguro junto a los suyos, donde el brazo destructor de Trujillo, creando el SIM, organismo de extinción a través de Johnny Abbes García, le siguió tenazmente hasta cumplir sus objetivos, eliminarlo físicamente.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews