RINCÓN HISTÓRICO / Teódulo Guerrero (Totolo)

RINCÓN HISTÓRICO / Teódulo Guerrero (Totolo)

Artice
Antonio Cedeño (Macho).

Antonio Cedeño Cedano (Macho)

[email protected]

En La noche que murió Teódulo Guerrero (Totolo), a eso de las 4:00 de la tarde, en un carro azul metálico de su propiedad, manejado por Totolo Guerrero, acompañado de Manuel Emilio Nivar Ledesma, quien era su amigo, a una velocidad de25 kilómetros por hora, tipo paseo vespertino.
Pasaron frente a la escuela de Santana, separada por una cerca de alambres de púas y el paseo de la carretera. La profesora Marcelina República Argentina Rolffot Rodríguez (Negra), que pudo observarlos desde la ventana que conduce a la carretera frontal, supuso que ambos iban hacía donde Félix W. Bernardino, y que Teódulo Guerrero (Totolo), estaba en aprietos, porque regresaron como a la hora, por lo que dedujo que Félix W. Bernardino no se encontraba en el lugar.
Luego en la hora de las clases de alfabetización nocturna, nos dijo: maestros, Totolo está en aprieto porque pasó con Nivar, manejando su carro muy despacio, y dándonos los detalles expuestos precedentemente. Debo señalar que Félix W. Bernardino visitaba mucho a San Rafael del Yuma, en busca de información.
Esa noche mataron a Teódulo Guerrero, se decía que fue un colombiano que vino con Fulgencio Batista, quien extorsionó a su jefe con doscientos cincuenta mil dólares, guardándolos en la bóveda del Banco Central, y Trujillo, lo mató para quedarse con la suma de dinero en su favor.
Los familiares de Teódulo Guerrero, conocieron a través de una cinta magnetofónica una conversación de Totolo Guerrero, en la casa de una supuesta concubina, que vivía con un policía, que a la vez, vivía con Teódulo Guerrero, para dar a entender que su muerte no tenía que ver con la persecución que el gobierno de Trujillo, le hizo a Mauricio Báez, hasta matarlo en el extranjero, y mucho menos con el secretario del Sindicato Obrero Comunista, que tuvo que emigrar hacía el Cascajal, donde se dedicó a vender provisiones en una pulpería y a ejercer el trabajo de agricultor junto a su esposa Nieve Casas y a soportar estoicamente las asechanzas de Félix W. Bernardino, que iba constantemente a San Rafael de Yuma en busca de informaciones sobre el comportamiento de Teódulo Guerrero (Totolo), siendo observado por todo el pueblo porque el ayuntamiento quedaba frente al parque donde se observaba el carro estacionado.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews