Rincón histórico: Es natural que les diga quién era Ernesto Forjans

Rincón histórico: Es natural que les diga quién era Ernesto Forjans

Antonio Cedeño(Macho) | [email protected]

La Villa Duarte, kilómetro 9, que recordaría al salir de la prisión del 9. Es natural que yo les diga quién era Ernesto Forhans. Un mozalbete de unos veintidós años de Bani, era hermano de Rosa, una mujer blanca con unos ojos verdes, unos veinticinco años con tres hijos, casada con un señor que por su color les llamaban Negrito.

En un solar de unos quinientos metros tenía una hortaliza sembrada de lechuga, rábano, repollo, zanahoria, tomate, y otros rubros de hortalizas pegado con el solar donde estaba la farmacia en la calle Juan Erazo. Desde las tres de la mañana estaban regando y cosechando los productos que venderían en una mesa que tenían en el hospedaje de Villa Consuelo, en busca del sustento familiar.

Diciembre llegó con lloviznas vestidas de luces, Arévalo me advirtió que había que hacer papeletas de incienso y mirra. Llenar las gavetas de la farmacia, como las divisiones y reservas o cubículos hechos para esas ocasiones. También era el mes de las visitas de papá, quien era presidente de la Subjunta del Partido Dominicano, número 28 de Villa Consuelo, que venían a contar sus recuerdos o sus agradecimientos por algún favor recibido buscar sus donaciones ya que eran miembros de la embajada higüeyana como les llamaban a la farmacia.
El licenciado Vetilio Alfáu Durán, sentado en una mecedora de guano que yo le saqué por orden de mi padre, secretario de la Universidad de Santo Domingo, estaba de visita, donde su amigo Rolando.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM