Rincón histórico: Biografía de Antonio Cedeño (Macho)

Rincón histórico: Biografía de Antonio Cedeño (Macho)

Antonio Cedeño(Macho) |  [email protected]

La abuela tenía cinco nietos a su cuidado y se dedicaba a producir empanadas de yuca, para lo cual decidió que los nietos hicieran el trabajo de hacer las empanadas, habiendo dos hembras, Arcadia hija de Ovidio Cedano y Carmen, hija de Marciana y Pedro Rolando Cedeño, que se encargarían de las cosas de mujeres, es decir; guayar la yuca y exprimirla.

Los varones Napoleón, era el menor; y Pastor vendía las empanadas; hijos de Ovidio; y Macho se encargaba de hacer los mandados o sea comprar la carne, yuca, y ayudar. Un día Ovidio le dijo a Pastor, que no vendería más empanadas delante de la abuela, esta se puso triste porque perdería esa entrada que le ayudaba. Recibía la ayuda del padre de Macho y de Carmen, 25 centavos diario, aunque tenía un ventorrillo y mataba puercos y los vendía, esto no era suficiente.

A Macho le gustaba el cine y limpiaba zapatos en el billar y el vecindario, lo que lograba salvar se lo daba a la abuela, recuerda entre sus clientes a Lisandro Castillo y su esposa Carmen de Jesús de Castillo; Severo Morales y doña Filita de Morales, de quienes seria tiempo después, sus abogados. Ambos vivian en la calle San José en la casa que vivía doña Tata – Columna, frente al poeta Waldemaro Rijo, al lado de Publio Guerrero, en la esquina calle Duarte, se ponía un árbol florido colocado allí por Juanica Zorrilla, donde en la procesión se colocaba el descanso de la Virgen de La Altagracia. Siguiendo el destino de la época se colocaba una mesa de caoba centenaria con un mantel bordado en la esquina Duverge, por doña Perla, Altagracia –Tata- Elsa Mariana y la familia Valdez Martínez.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM