Gerardo Galvez

Revelan que detrás del atentado contra dirigente político en La Ceiba hay “manos poderosas”

Higüey. – El representante del Movimiento Independiente Nacional (Mina), Leonte Torres Jiménez, dijo que el señor Gerardo Gálvez, herido el domingo seis de octubre, día de las elecciones primarias, en La Ceiba, reveló que Gálvez no recibió un disparo sino dos, uno en un brazo, donde tendrá una lesión permanente, y el otro que le entró por el cuello.

“Detrás de todo esto hay personas poderosas”, exteriorizó Torres Jiménez, quien dijo que hasta el cierre de esta edición Gálvez estaba en cuidados intensivos por una crisis que hizo el pasado lunes, y por la que su vida corría peligro.

Comentó que, según le informan las personas que andaban con Gálvez el día del incidente, ellos se desmontaron de una yipeta en el centro de votación, y que de repente se para otro vehículo, un hombre desciende del mismo y camina hacia ellos, y sin mediar palabras dispara.

Dijo que no se sabe si el disparo iba para el dirigente político peledeísta Delfín Matos, por lo que ignora lo que pasó en realidad, porque no hubo discusión entre ellos. “El día de las elecciones, el seis de octubre, se acercó a mi casa el señor Delfín Matos, a los fines de que le consiguieran 15 hombres, y le pregunté ‘qué tantos hombres para qué, porque si tú lo que vas es a visitar personas, pues yo entiendo que tú lo que debes andar es con cinco o seis hombres’. Y efectivamente se llevó cinco de los hombres que trabajan en nuestro equipo”, rememoró Torres Jiménez.

Expresó de Matos que ha sido evasivo en cuanto a esta situación y que el caso está en manos de los abogados de su oficina. Sostuvo que los hombres de su equipo se fueron con el señor Matos hacia la zona de Verón-Punta Cana, desarmados, porque entendían que no había ningún problema.
Indicó que una de las cosas que más aclararon era si se necesitaba o no que fuesen armados, pero que como no había ningún problema se fueron sin ningún tipo de armas.

“Gran sorpresa se llevaron cuando llegaron allí, pues le dieron un disparo a Gálvez, pero lo extraño es que cuando me le dan el disparo a Geraldo hay cuatro policías de la uniformada y dos miembros de la Digeseet, eso está lleno de gente ahí y no hay manera de que nadie aprese a la persona que hirió Gálvez”, exteriorizó Torres Jiménez.

Explicó que lo dejaron tirado y el 911 es quien lo recoge y lo llevan al hospital de Higüey. Expuso que el autor del hecho no ha sido apresado, supuestamente por el poder que tiene en la zona. Dijo que hay una querella puesta formalmente a nombre de José Haché Ventura Pichardo, que es quien se señala como la persona que estaba en el lugar el día en que ocurrió el hecho.

En otro orden, sustentó que los médicos legistas actuantes en el caso son unos irresponsables porque hicieron un levantamiento muy pobre, donde no especificaron ninguna de las lesiones que tiene el paciente y no han querido cambar el mismo.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM