Missing image

Repensando el futuro: En Verón, por dónde comenzar…

Andrés van der Horst.
Andrés van der Horst.

En Verón, por dónde comenzar…

Andrés van der Horst / [email protected]

Es una redundancia decir que hay que comenzar por el principio; aparte de obvio resulta simplista como respuesta política y sabemos que la Política con P larga, o sea las Políticas Públicas, no electorales o la politiquería, es una ciencia muy compleja.

En el caso de nuestra región, que por una distorsión de la dinámica política permanece como distrito municipal y no logra alcanzar el estatus de municipio, hay que estar bien claro por donde comenzar a resolver los problemas actuales y urgentes sin descuidar el abordar los temas de mayor importancia, que son los de largo plazo. Normalmente, tendemos a confundir el corto plazo con las urgencias y las urgencias con las cosas importantes, y es un error. Lo urgente es lo importante y lo importante siempre tiene una vinculación con el largo plazo, que es lo verdaderamente sostenible.

Este distrito está plagado de problemas que afectan en diario vivir de más de cien mil habitantes, quienes, a pesar de tener tres veces más ingresos en promedio que el resto de los habitantes del país y hasta cinco veces más que los habitantes de las comunidades de la frontera y el sur profundo, no encuentran como satisfacer necesidades tan básicas como vivienda digna, calles asfaltadas, aceras y contenes, hospital, áreas verdes y parques, transporte digno y seguro o agua. Sin embargo, la presión de estas necesidades urgentes, no puede relegar a segundo plano la verdadera urgencia de la planificación del crecimiento de esta zona, porque de lo contrario nos seguirán lloviendo las necesidades sin haber desarrollado la capacidad de respuesta.

No se puede comenzar sin planificar, eso debe ser lo primero. La planificación más que una herramienta de trabajo, es un valor en sí mismo. Un valor esencial de las comunidades modernas y desarrolladas las cuales debemos imitar si queremos crecer con desarrollo y con equidad social. No hay una ciudad moderna y responsable que no se planifique. No hay ninguna familia, organización pública o privada, no hay hasta empresa por más grande y rica que sea que no se planifique si desea tener éxito. La falta de planificación produce improvisación, soluciones a medias, malas, caras y a veces generadoras de otros problemas a futuro.

Por esta razón las autoridades a cargo de este distrito municipal deben asumir como lo más urgente, un proceso participativo de planificación urbana que permitan enfrentar las amenazas de corto, mediano y largo plazo de esta zona turística. Las actuales autoridades electas ya cumplen 3 años y a pesar de su compromisos y promesas de campaña, no han presentado a los munícipes e inversionistas de esta zona su plan para implementar el Plan de Ordenamiento Territorial que tiene este Distrito Turístico, y que fue el resultado de un esfuerzo valioso que duro dos años en discusión y construcción de consenso entre cientos de reuniones entre autoridad, inversionistas, comunitarios, y luego validado por el Ministerio de Turismo.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM