¿Piropos o acoso sexual callejero?

Artice

Punta Cana. Esta es la pregunta que ha surgido en los últimos tiempos, frente a un tema que está tomando relevancia en Latinoamérica, impulsado por el llamado de atención a través de levantamientos en la calle y campañas que están realizando muchas personas, especialmente las mujeres.

La discusión se centra en si la mayoría de los famosos “piropos” que dicen en la calle, sobre todo a las mujeres, son catalogados como una ofensa y golpe a la dignidad y derechos de las féminas. Carolina Francisco, de 24 años, ha vivido una experiencia similar y cuenta su historia. Ella explica que casi siempre tiene que vivir un desagradable momento en la calle, ya sea camino a la universidad, al trabajo y hasta cerca de su casa.

“Yo iba en el metro, camino a la universidad, y saliendo de la estación, me pasa un señor por el lado, de algunos 50 años, y me dice: ‘diache, mami dame un chin’.

En países como Perú, Argentina, Chile, Argentina, Colombia y otros más, se ha tomado la iniciativa de regularizar el acoso callejero.

Como de costumbre, lo ignoro. Entonces, el señor se devolvió y me dijo: ‘tan fea, de qué es que privas; mala educada y ridícula’. Me sentí mal, porque esos casos son muy comunes y nos pasan a muchas”, detalló Francisco.

Al igual que Carolina, hay decenas de mujeres que tienen testimonios sobre lo que viven diariamente en las calles. Por esto la necesidad de las mujeres de exigir respeto a los hombres, alegando que la mayoría de las cosas que se les dicen es considerado un acoso, más que palabras de halago.

En América Latina, países como Perú, Argentina, Chile, Argentina, Colombia y otros más, esta problemática es una realidad, por lo que la mayoría han trabajado en proyectos de ley que regulen este tipo de agresión.

En Chile, en el 2013 se creó el Observatorio Contra el Acoso Callejero (OCAC), con el objetivo de visibilizar el acoso sexual callejero como una forma de violencia de género y legislar para eliminar esta práctica.

Mientras que en República Dominicana recientemente inició un movimiento llamado #CalleSinAcosoRD, que persigue concienciar a la sociedad de que muchos “piropos” son realmente conductas agresivas, físicas o verbales, la mayoría con connotación sexual contra otra persona, sin su consentimiento.

La precursora de esta iniciativa, Melissa Gómez, dijo que #CalleSinAcosoRD está conformado por 50 personas, aproximadamente, tanto hombres como mujeres, los cuales han realizado diferentes actividades, como levantamientos en las principales avenidas de Santo Domingo con carteles con mensajes alusivos a la causa, concienciación en las aceras de centros comerciales y otros lugares.

Frases como “tu derecho es mirar, el mío ser respetada”; “respétala, es una persona”; “yo no soy perro, no me pites”; “mi cuerpo no quiere tu opinión”; “no ayudas a mi autoestima, ayudas a mi inseguridades”, son varias de las que usan en estas campañas, para lograr el respeto de los hombres en las calles.

Gómez afirma que con este movimiento quieren lograr el despertar de esta preocupación en toda la ciudadanía, para que las personas desde niños sean educados y no se vea como algo normal. También para obtener que en un futuro el Congreso Nacional lo tome en cuenta, como ha sucedido en otros países, y se cree un instrumento legal que sancione el acoso callejero.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews