Pascual Cordero y la eterna medida de coerción que lleva 10 meses sin conocerse en La Romana

LA ROMANA – La Oficina Judicial de Atención Permanente de La Romana aplazó para el 5 de julio próximo el conocimiento de la medida de coerción contra el supuesto narcotraficante Jesús Pascual Cabrera y al grupo acusado de sicariato en un caso que lleva 10 meses en la Justicia sin dar hasta el momento fallo alguno. 

La jueza Denia Beras basó su decisión en que sólo se presentaron las únicas mujeres imputadas por las autoridades: Alba Josefina Cruz Berroa (Albita)  y la venezolana Edelyz Josney Relledo Vásquez.

Se recuerda que el pasado 7 de junio, la audiencia fue suspendida hasta tanto la Corte de Apelación de San Pedro de Macorís conozca un recurso de oposición que interpuso la Fiscalía contra el desglose del expediente del imputado Juan Tomás Richiez.

El caso lleva alrededor de 10 meses y aún no se ha podido conocer las medidas coercitivas debido a los aplazamientos a petición de los abogados, inhibiciones de jueces y recusaciones provenientes de la defensa y el Ministerio Público.

La Fiscalía de La Romana solicitó 18 meses de prisión preventiva y declaratoria del caso complejo para todos los involucrados en el caso. Varios de los acusados guardan prisión en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia, pero recientemente la procuradora fiscal Reina Yaniris Rodríguez Cedeño ordenó el traslado del resto hacia otros recintos de la zona Este del país cosa que no ha caído bien para los familiares de algunos de los privados de libertad. 

Además de Cabrera Ruiz, figuran en la acusación Juan Ángel Peña Tavárez, Alexander Florián Mejía (Rafita), David Enmanuel Silvestre Sierra (Chuplún), la venezolana Edelyz Josney Relledo Vásquez, Víctor Manuel Sentili José y Alba Josefina Cruz Berroa (Albita).

Asimismo, Juan Tomás Richiez, José Enmanuel Nina Rosario (Alexis), Jhoan Manuel Jiménez, Kendry José Ramírez (CDI), Argenis Antonio Cedeño Berroa, DJ Ángelo (preso por otro caso), Junior González (Puñeta), Juan Carlos Bernardo (el Mecánico) y Robelin Peña Guerrero (Robelin), este último abatido a tiros mientras estaba prófugo.

Jesús Pascual Cabrera Ruiz afronta otro caso por la acusación de lavado de activos, razón por la que cumple prisión preventiva en el Centro de Corrección y Rehabilitación Cucama, en La Romana. Según el expediente a los presuntos sicarios se le vinculan 5 muertes.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM