PALABRAS DE ALIENTO

Wanda Rijo.

Wanda Rijo

“Vengan a mi todos los que están cansados y cargados y yo los haré descansar”, Mateo 11:28.

Es impresionante ver como hoy se está viviendo con tantas cargas, problemas, estrés, ansiedad y preocupación a tal punto que muchas enfermedades han tocado a las puertas de muchos y algunos ya han muerto por causa de vivir una vida sin descanso, sin pausa, acelerada y de prisa, por eso ya no hay tiempo de calidad en el hogar, no hay tiempo para los niños ni para visitar a los abuelos y los amigos y mucho menos para salir a vacacionar y ni siquiera para meditar en la palabra de Dios y visitar una iglesia.

Vemos como las personas cada vez mas acuden a los sicólogos y consejeros en busca de desahogo a causa de la depresión, la ansiedad, están cansados y cargados y yo los haré descansar”, Mateo 11:28.

Es impresionante ver como hoy se está viviendo con tantas cargas, problemas, estrés, ansiedad y preocupación a tal punto que muchas enfermedades han tocado a las puertas de muchos y algunos ya han muerto por causa de vivir una vida sin descanso, sin pausa, acelerada y de prisa, por eso ya no hay tiempo de calidad en el hogar, no hay tiempo para los niños ni para visitar a los abuelos y los amigos y mucho menos para salir a vacacionar y ni siquiera para meditar en la palabra de Dios y visitar una iglesia. Vemos como las personas cada vez más acuden a los sicólogos y consejeros en busca de desahogo a causa de la depresión, la ansiedad,

Descansa y el estrés, y estos muchas veces tienen que acudir a medicarlos porque el estado al que han llegado ha sido extremo, sin embargo Dios en su palabra nos hace una invitación a su presencia para brindarnos ese descanso, esa paz y esa quietud que en medio de tantos afanes, preocupación y estrés necesitamos.

De todas partes parecen venir los quehaceres, trabajos, compromisos, responsabilidades, crisis, citas, para llevarnos a un estado mental, emocional y físico de cansancio, ansiedad y estrés que afectan todo nuestro entorno: hogar, familia, hijos, relaciones íntimas, estado financiero, comunión y devoción a Dios, salud de una manera que mucho se sorprenden.

El descanso para muchos hoy día es un lujo que no se pueden dar debido a sus tantos compromisos y responsabilidades que han asumido y sin darse cuenta sus fuerzas, motivación, pasión y hasta eficacia van disminuyendo porque no notan que: “mientras el hacha va y viene el palo tiene que descansar”.

No permitas que tu salud se deteriore, que tu matrimonio se rompa, que tu familia se desintegre, que tu ministerio se estanque, que tus finanzas y empresa quiebre, por no tomar un descanso para renovar las fuerzas y recobrar energía.

Nuestro mayor ejemplo de descanso es Dios quien creó el mundo en seis días y al séptimo día se tomó un descanso porque Él sabía que debía continuar creando más cosas, por eso Él te está invitando a venir a su presencia para darte descanso y aliento para que puedas continuar: en tu matrimonio, estudios, empresa, relación, llamado, en tu propósito hasta el final. Descansa.

Síguenos en Instagram