Palabras de aliento: Trabaja

Palabras de aliento: Trabaja

Wanda Rijo / [email protected]

Trabaja con empeño y gobernaras; sé perezoso y otro a ti te gobernará.

Cuanto admiramos a aquellos que progresan, crecen y tienen éxito en cada proyecto que emprenden, cada meta que se proponen en la vida y llegamos a pensar que ha sido fácil llegar ahí y lograr alcanzar todos esos logros, pero ignoramos cuanto y cuan duro tuvieron que trabajar y sudar para lograrlo.

La palabra nos advierte que si no queremos ser esclavos o ser gobernados por otra persona en las diferentes aéreas de nuestras vida debemos trabajar con empeño, siendo diligentes y capaces, porque de lo contrario solo veremos como otros usan y se benefician aun de nuestros dones, talentos, energías, capacidades y de nuestro tiempo y Dios no nos creó para que sea otra persona que nos gobierne sino que nos gobernemos nosotros mismos a través de la obediencia a su palabra.

Sin embargo, todo aquel que no pone empeño en el trabajo de su casa, empresa; familia; ministerio o tarea que le ha tocado tendrá que conformarse con ser un esclavo o sirviente de alguien más, porque simplemente se ha negado a asumir su responsabilidad.

Con mucha claridad el señor nos dice que si trabajamos con empeño gobernaremos.

Porque ese siempre ha sido el deseo de Dios que gobernemos, lo cual lo podemos lograr siendo diligente y poniendo empeño en el trabajo que realizamos, el cual a su debido tiempo dará los resultados que esperamos.

Siempre el trabajo te producirá ganancia, por eso cada, plan cada idea que llegue a tu vida pon manos a la obra y trabaja con empeño y tu gobernaras, no permitas que el temor, la pereza, la pasividad y la comodidad te mantengan bajo el yugo de ser gobernado por otro.

De manera que si aún no logras alcanzar aquello que tanto anhelas es porque en verdad no has trabajado para lograrlo, porque la pereza te llevará a la pobreza en toda área que decidas no poner empeño, así es que deja de vivir soñando y trabaja duro tu tierra y de seguro que tendrás abundante cosecha y comida.

Por eso quiero darte una palabra de aliento en este día: levántate sacúdete de toda pasividad, pereza, temor e ignorancia y trabaja con empeño en aquello que te apasiona y te lleva a cumplir tu propósito y sueños, para que otro a ti no te gobierne. ¡Trabaja, usa la mente!

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM