PALABRAS DE ALIENTO/ Es tiempo de orar

Wanda Rijo.

Wanda Rijo

Tesalonicenses1,3:17: Nunca dejen de orar. Dios mismo nos está llamando a orar; a hablar con él, a establecer una relación personal con Él de amistad, al reconocer su poder, su señorío y majestad.

Estos son tiempos difíciles para las naciones, familias, hogares, empresas y negocios, para los gobernantes, ministros, pastores y siervos del Señor; en otras palabras, nadie está exento de los acontecimientos que ocurren en toda la tierra sin importar la nacionalidad, posición social o económica; por doquier vemos la violencia, inseguridad, hambre, pecado, terror, etc.

Por eso una y otra vez en la palabra vemos como cada vez que el pueblo de Israel se apartaba de la comunión y la devoción a Dios siempre venía la crisis y el terror, la violencia, hambruna y escasez, esclavitud sobre ellos, pero cuando se humillaban y reconocían su maldad y sus faltas, se volvían a su Dios en y clamaban por ayuda en oración y ruego, su Dios siempre los escuchaba y los libraba.

Hoy estamos en un tiempo que sin cesar debemos orar a Dios, de día, de mañana, de tarde, de noche, a toda hora y en todo lugar, porque es una necesidad levantar un clamor al Dios To dopoderoso, pidiéndoles que nos ayude, que su misericordia nos guarde por doquier y la sangre de nuestro Salvador nos cubra y nos libre de toda asechanza del enemigo y podamos ser librados de todo lazo del cazador.

Te invito que ahí donde estás, te tomes un momento y empieces a orar, a hablar con Dios, háblale de tu condición, de tus necesidades y peticiones y el cielo te oirá y te responderá con toda la fuerza de su poder y aún el universo se dispondrá a colaborar a tu favor. Es tiempo de orar, orar, sin cesar, ¡ora! Donde se levanta oración al Dios Todopoderoso, maravillas, milagros y señales empiezan a manifestarse.

Síguenos en Instagram