Padres de familia vuelven a sufrir alzas en las tarifas de colegios, y sin tener donde quejarse

Artice

Verón. Los padres de este Distrito Municipal Verón-Punta Cana se sienten desamparados ante los altos precios que tienen las colegiaturas y los útiles escolares, debido a que no tienen una entidad ante la que puedan presentar sus reclamos, porque no hay quien regule esas tarifas.

Ni el Reglamento de las Instituciones Educativas Privadas ni la Ley Orgánica de Educación de la República Dominicana (66-97) contemplan una regulación para los precios de los colegios privados. Librada Rodríguez, una madre que tiene a su hijo inscrito en un colegio en esta zona, dijo que ella no está de acuerdo en que todos los años suban las colegiaturas y la inscripción.

En el caso de ella le aumentaron 1,000 pesos a la inscripción y 500 a la mensualidad. Rodríguez sólo tiene un hijo, y aunque aún no ha comprado los útiles escolares ya ha tenido la oportunidad de visitar algunas tiendas y verificar los precios, que según su apreciación están más caros que el pasado año, a pesar de las ofertas. Rodríguez comentó que ella es de las que compra lo que considera que su hijo va a utilizar en el año escolar, porque en ocasiones los colegios piden un listado de materiales que no son usados durante las clases.

Ariatne Mieses, una madre que por primera vez inscribirá a su hijo en un colegio, explicó que está impresionada porque poner a su pequeño de dos años en una institución educativa privada le está saliendo sumamente costoso. “Sólo de inscripción, libros y materiales estoy pagando 517 dólares.

Los uniformes tengo que pedirlos en una página online del mismo colegio, y sólo una de las camisas me cuesta 16 dólares”, agregó Mieses. Esta madre narró que después de un recorrido por varios colegios determinó que este, en el que inscribió a su hijo, era uno de los más baratos. Mieses se quejó de que el salario que las personas devengan no sirve para darles una educación digna a los hijos en esta zona.

Yokasta Alba, una madre que tiene sus hijos inscritos en colegios de esta localidad, precisó que ha comprado ya el calzado y los uniformes. Alba contó que la calidad de los uniformes que ha comprado en los dos colegios donde están sus hijos es mala, y que están más caros que el año pasado. Esta madre dijo que paga, sólo por uno de sus hijos, 6,000 pesos de inscripción y 4,500 de mensualidad.

COSTOS Y ACUERDOS

Las tarifas de los colegios en esta zona alcanzan precios que a cualquier persona le parecerían exagerados, llegando en muchos de los casos a cobrar las colegiaturas en dólares. Hay colegios que van desde los 4,000 dólares hasta los 5,300 dólares por un solo estudiante.

Otros van al extremo de cobrar 7,700 dólares por el año escolar completo. Según el tarifario de estas instituciones, los padres tienen las opciones de saldar estas colegiaturas en varios pagos, algo que resulta igual de gravoso por lo alto de los montos. Hay colegios que tienen un pago promedio, pero que igual resulta muy elevado. Son aquellos que cuestan entre 6,000 y 7,300 dólares por un año escolar.

Otras instituciones tienen un costo de 550 dólares sólo de inscripción, mientras que las colegiaturas anuales van desde los 5,000 dólares hasta los 9,500 para la educación temprana, pero para primaria los demás grados van desde 12,500 hasta los 13,500 dólares. Por el momento, el Ministerio de Educación (Minerd) ni ninguna otra institución regula de forma directa los costos de los colegios privados.

Año tras año, estas instituciones suben los precios de las inscripciones y de las mensualidades según sus propios criterios. No hay un parámetro que les establezca cómo fijar estos precios y cuándo aumentar o no.

Es por esto que instituciones como la Asociación de Instituciones Educativas Privadas (Ainep) y la Federación de Padres (Fedepadres), a nivel nacional, realizaron el año escolar pasado un acuerdo para que los colegios no aumentaran sus precios en más de un 10 por ciento.

Los colegios de Verón-Punta Cana tienen sus costos en dólares.

Este acuerdo es el único esfuerzo que se ha hecho en aras de frenar la escalada alcista de las instituciones educativas privadas. Hace poco, el ministro de Educación, Andrés Navarro, dijo que más de 60,000 estudiantes del sector privado habían pasado para el sector público, por lo que las aulas de las distintas escuelas se encontraban sobrepobladas.

Una de las posibles lecturas que tiene este dato ofrecido por el ministro de Educación es que los altos costos de los colegios privados pudieron haber llevado a los padres a tomar una decisión como esta.

La directora del Distrito Educativo 12-01, Sagrario Desí, dijo en cambio que entiende que esto se debió a que la política de Estado de la Jornada Escolar Extendida tiene buenos resultados, porque la mayor parte de los estudiantes que pasan de colegios privados al sector público es para integrarse a este programa.

Desí opinó que esta decisión de muchos padres obedece, principalmente, a la seguridad de la alimentación y de calidad educativa que reciben los estudiantes en los centros educativos públicos.

COSTOS DE ÚTILES ESCOLARES

Como cada año escolar, las listas de útiles escolares que piden los colegios no se hacen esperar: cada vez más las peticiones son mayores. Hay colegios que piden entre 7 y 15 cuadernos, solamente para un estudiante, además de cajas de lápices, lapiceros, gomas de borrar, lápices en colores, ega, entre otros materiales.

Los listados también incluyen los materiales gastables, que son una serie de peticiones que hacen los colegios para las actividades que hacen los estudiantes durante el año lectivo. En este reglón, los colegios exigen hasta dos y tres resmas de papel, varias cajas de lápices de colores, resmas de papel construcción, potes de pegamento, papel crespe, cartulinas, marcadores y otros utensilios.

En un recorrido de este semanario por algunos centros comerciales donde se venden útiles escolares, se observaron algunos precios de los materiales más solicitados a principio de año escolar. Los cuadernos cocidos de 200 páginas cuestan entre 50 y 70 pesos, todo depende de la marca y de la portada que tengan.

Las cajas de lápiz están entre 82 y 145 pesos, mientras que las cajas de lapiceros cuestan entre 93 y 105 pesos. De los lápices de colores hay un mundo de variedades, los hay de 195 pesos, 275 pesos, 350 y hasta 410 pesos. Los precios de las resmas de papel van desde los 235, pasando por los 240 hasta los 320 pesos.

El papel de construcción tiene un costo de 215 pesos y la ega de unos 95 pesos. Los marcadores cuestan entre 55 y 65 pesos, los sacapuntas van desde 40 a 130 pesos y las gomas de borrar 25 pesos.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews