Nuevamente las mujeres quedaron desplazadas en cargos de elección popular

Higüey. – La participación política de la mujer en comparación con otros tiempos muestra un gran avance. Sin embrago, en los pasados comicios no se reflejó un paso significativo en esta dirección, debido a que fueron muy pocas las féminas que fueron seleccionadas para los cargos municipales y congresuales.

A nivel nacional, en las elecciones municipales extraordinarias del 15 de marzo las mujeres tuvieron un papel preponderante al postularse un total de 7,876 candidatas para las 3,849 posiciones de elección que estaban en juego. Del total de cargos de elección popular, que incluían direcciones de distritos municipales, regidurías y vocales, las mujeres fueron detrás de 121 alcaldías, pero solo 19 de estas alcanzaron el triunfo.

Elecciones
Elecciones en el 2020.

Cabe resaltar que en el proceso electoral pasado, en las congresuales y presidenciales, por el cargo vicepresidencial tres mujeres compitieron. Entre los candidatos a diputados se presentaron 588 candidaturas femeninas y 762 masculinas.

A nivel senatorial, las candidatas eran 17 y los candidatos 119. Sin embargo, haciendo una comparación, según datos de la JCE y del estudio PNUD, JCE y TSE (2018). Más Mujeres, Más Democracia: Desafíos para la igualdad de género en la política, con las elecciones del año 2016 y las del 2020, los resultados no evidencian avances en cuanto a la representación de las mujeres.

Por el contrario, en algunos de los cargos hay una leve disminución en relación a las distintas posiciones a nivel nacional. En el 2016, resultaron electas tres senadoras y en 2020 cuatro, y en relación a las diputaciones 49 ocupaban esa posición y en el 2020 fueron escogidas 44.

A nivel municipal, en 2016 fueron escogidas 19 alcaldesas, y la misma cantidad resultó electa este año. En relación a la vice alcaldía, fueron electas 139 en el 2016 y 137 en el 2020. En cuanto a las regidorías, 376 mujeres fueron elegidas en 2016 para ocupar ese puesto, y este año solo 352.

En el Este

En el caso de la región Este, 65 mujeres se postularon al cargo de diputadas y tres a senadoras. De esta cantidad, 20 diputadas fueron en La Altagracia, en La Romana 17, en El Seibo seis, en Hato Mayor ocho y San Pedro de Macorís 14, según la lista de de candidatos y candidatas que figuraron en las boletas electorales presidenciales, senatoriales y de diputaciones de las elecciones extraordinarias generales del 5 de julio del año 2020 de la JCE.

La resolución 68-2020 de la JCE, de las diputadas, en La Altagracia salió electa Aide López por el Partido Liberal Reformista (PLR), con 14,013 de escaño y 4,118 votos preferencial.

En El Seibo fue electa Faustina Guerrero Cabrera (Grey Maldonado), por el Partido Revolucionario Moderno (PRM) y aliados, con 22,788 votos de escaño y 10, 830 de voto preferencial.

Fior Daliza Peguero Varela (Hilary), de San Pedro de Macorís.

En Hato Mayor y La Romana ninguna de las mujeres que aspiraban resultó electa. Sin embargo, en el nivel congresual en San Pedro de Macorís tres mujeres consiguieron ganar esas curules, Carlixta Carolina Paula de la Cruz, de PRM y aliados, con 24,720 votos de escaño y 5,765 votos preferencial, mientras que Fiordaliza Peguero Varela del PRD con 19, 975 votos de escaño y 9, 304 voto preferencial; Rafaela Alburquerque del PLD y aliados 17,024 y 7,496 voto preferencial.

Retroceso

Sobre el tema, el sociólogo Wilson Castillo dijo que la participación de las mujeres como categoría social ha crecido mucho en los últimos años, pero en términos políticos este crecimiento no ha sido significativo.

“Si mal no recuerdo, en este momento sólo hay dos o tres senadores, hay más diputados, lo que pone en evidencia que la política y los partidos siguen dominados por los hombres”, apuntó Castillo.

Comentó que los partidos no dieron un apoyo importante a cargos relevantes para las mujeres, sino sólo a la figura de la Vicepresidencia. Pero entiende que en general las personas no votan porque sea hombre o mujer, sino por las preferencias partidarias, los intereses y empleos.

Manifestó que las mujeres organizadas en los partidos tendrán que seguir luchando por ampliar su espacio de participación en la política dominicana, aunque considera que esto es una tarea pendiente todavía en la sociedad Dominicana.

Mientras que la sicóloga y especialista en enfoque de género, Carolina Alvarado Bolaños, explicó que en el proceso eleccionario pasado participaron más de 8, 400 mujeres como candidatas, y que la mayoría de ellas fueron candidatas en las elecciones municipales y en esa posición es donde está el grueso del conjunto de mujeres.

Grey Maldonado
Grey Maldonado.

Indicó que las condiciones en las que las mujeres participan o compiten en los procesos electorales son desde su punto de vista las que dificultan los resultados y que estas participen en igualdad de condiciones.

«Tenemos una cultura política en la cual esta se entiende como sinónimo de asistencialismo, de esperar a que se nos dé algo a cambio para votar, y que históricamente las mujeres han tenido muchas más dificultades para poder acceder a los espacios en los cuales se toman las decisiones de como se hace esta política», apuntó Alvarado.

También, Alvarado indicó que es bueno saber cuáles son los cargos que los partidos están postulando a las mujeres, cuál es el acceso o la dificultad que tienen las mujeres para los recursos y el financiamiento que tienen las mismas para las campañas, los cuales-considera-son bastantes desiguales en relación a los hombres que ya tienen años en la política, tienen un camino y hay un sector tanto femenino como masculino que los apoya.

Explicó que la situación actual de las mujeres en la política refleja en parte la sociedad en la que se vive, con una serie de desigualdades y de brechas que existen en el país.

No bastan las cuotas

En ese tenor, el consultor político Rainiero Cassoni sostuvo que hubo una gran participación, porque la cuota genera estas oportunidades, pero que la imposición de cuotas también obliga a los partidos a preparar a sus candidatos. Señala que no solo debe ser simplemente darle cuotas de participación, sino herramientas que les permitan generar una carrera política.

“Si algo ha quedado en evidencia en estas elecciones, es que un proyecto político no se construye ni en seis meses ni en un año, se construye por años. Es por ello que en el caso de las féminas se debe ir haciendo un trabajo político, y deben diferenciar que el hacer clientelar no genera capital social, sino un fervor político que sólo funciona el día de las elecciones”, exteriorizó Cassoni.

Comentó que en el ámbito político las mujeres no deben apelar a las féminas por ser mujer, sino enfocarse en trabajar en base a todo el segmento electoral. «Deben de saber desarrollarlo lo primero que tienen que hacer es escuchar a la gente, saber qué quieren ellos, y cómo conectar con ellos», apuntó Cassoni.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM