Noviembre: Mes de la familia

VERÓN. La familia tiene un papel fundamental en la sociedad en la cual el individuo se aprende reglas, pensamientos, costumbres y reacciones, por ser esta institución en donde se aprenden valores, comportamientos y una educación básica. A propósito del tema, el pastor Félix Arias, quien explica que la familia es el fundamento de una sociedad, en la que deben permanecer todo el tiempo los principios y ser mutuo el amor, respeto, como lo establece la palabra de Dios.

“Hoy en día no existe ese equilibrio entre amor y respeto. Sabemos que no hay familias sanas ni perfectas, pero aun sí existen familias saludables”, afirmó. Arias indicó que para lograr en estos tiempos tener una familia saludable es evidente que haya amor y respeto porque cuando estos se pierden hay un desequilibrio en la misma en el sentido que pierden los valores y el respeto.

Agregó que “por esa razón mientras no exista ese balance no podemos decir que tenemos una familia saludable”. Entiende que es necesario incentivar a volver a esos principios para poder tener una familia más saludable. “Solo falta un esfuerzo donde participemos todas las instituciones, pero dando ejemplo, empezando con la educación por el hogar, que es donde empieza la educación”, aconsejó el pastor evangélico.

De su lado, el sacerdote Ángel de la Rosa expresó que en la actualidad la familia ha sido muy golpeada, y producto de eso refleja mucho la desintegración entre sus miembros al ir perdiendo ese carácter, esencia en cuanto a la unidad, así como los valores sociales y humanos. También, interfieren con frecuencia los trabajos, ya que muchas veces los padres tienen que delegar el cuidado de los hijos a abuelos, tíos o cualquier otro familiar y hasta guarderías.

“Aunque estamos conscientes de que los padres necesitan los trabajos y producir, pero eso también afecta cuando en el hogar salen ambos padres”, manifestó el sacerdote. También citó el caso de los hogares monoparentales por verse con tanta frecuencia hoy día en el que solo está la madre.

En este caso la ausencia del padre afecta mucho al infante y al verse obligada la madre a tener que dejarlos al cuidado de terceros para buscar el sustento, muchos jóvenes van poco a poco degradando la sociedad. De la Rosa, puntualizó que la familia debe estar sustentada en los valores éticos, morales, religiosos y en esos criterios educativos que conduzcan a ser mejores individuos en la sociedad cada día.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM