Los niños y “Papá Noel”

VERÓN. Papá Noel es un personaje que ha estado presente en varias culturas desde hace siglos, y hoy día se puede ver en películas, vallas de publicidad, entre otros lugares. Además, se ha tenido por creencia desde generaciones atrás que Santa, un señor mayor y amigable, que vive en el Polo Norte y viaja en trineo deje a los niños regalos cada Navidad.

Es importante señalar que una de las razones principales por las que los niños creen en este personaje, es porque los mismos adultos, ya sean padres o tutores, instauran esta creencia y hacen todo lo posible por mantenerla, de igual forma compran libros y juguetes asociados a éste, utilizando las famosas galletas y otras “evidencias” para lograrlo, y sobre lo utilizan como un apoyo en el comportamiento de los niños cuando se acerca la época. Paola Flaquea Cáceres, psicóloga clínica de la Salud e Infantojuvenil, explicó que en cierto sentido hacerle creer a los niños que Santa existe, no está mal, porque les trae esa alegría e ilusión a la época de Navidad.

Asimismo, indicó que no hay nada malo en mantener esta creencia, ya que mientras los padres sean honestos en todos los demás ámbitos de su vida, creer en este personaje mágico no les hará daño. Si un niño cree en Papá Noel, son solo sus padres o cuidadores que tienen el deber de explicarles que éste no existe, ninguna otra persona debe involucrarse en estas creencias culturales que la familia puede tener. Para evitar que esto les afecte a largo plazo, la psicóloga recomendó a los padres manejar este tema de la manera adecuada, deben desmentir esta creencia al momento que el niño vaya descubriéndola, aconsejó cuando llegue ese momento dirigirse a ellos con honestidad y empatía.

Explicarles sus intenciones al dejarlo creer esto por tantos años y asegurarles que en el futuro serán honestos con ellos. Seguirles la corriente no tiene por qué afectarles si sus padres son honestos en general, y solo se sienta engañado sobre este aspecto, el cual es parte de la cultura y no es una mentira que le hace daño ni a ellos ni a los demás, sino todo lo contrario.

Es importante señalar que los niños desde los tres a seis años y en ocasiones hasta los siete u ocho, son los que más tienen esta creencia hacia Santa Claus, ya que termina la etapa pre-operacional, cuando los niños se caracterizan por tener una mayor imaginación al igual que dificultad para diferenciar lo real y lo objetivo de lo subjetivo. Luego de esto van empezando a efectuar operaciones concretas con información real y lógica y además las personas a su alrededor ya sea familiares o compañeros van haciendo comentarios que eventualmente les llevan a descubrir la verdad.

RECOMENDACIONES

Cáceres sugirió a los padres siempre decir la verdad en cuanto a otros temas, que la honestidad sea un valor fundamental en el hogar. También que eviten utilizar a Papá Noel como una amenaza en cuanto al comportamiento como, “si no te portas bien, Santa te dejará carbón”, ya que entonces, si Papá Noel le deja algo sencillo y a su hermano o primo algo que considera que es mejor, se compara y atribuye esto a que él no fue un niño tan bueno, es decir, que Santa no pensó tanto en él.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM