Leonel Fernández, observador de elecciones en otros países que grita “fraude” en el suyo

Verón. – El tres veces presidente de la República Dominicana, Leonel Fernández Reyna, ha hecho que sus estudios y trayectoria política sean reconocidos más allá de nuestras fronteras. A lo largo de los años se ha ganado el respeto, admiración y credibilidad de numerosos presidentes, sectores y organizaciones de diferentes partes del planeta.

Fernández es uno de los políticos latinoamericanos con mayor liderazgo internacional, lo que le ha permitido participar en encuentros de alto nivel, como el Ecuador y el G77+China, donde fue invitado junto a otras altas personalidades para analizar el futuro de los países en desarrollo.

También, ha impartido varias conferencias internacionales en distintas ocasiones en el Foro Económico Mundial, así como en la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Todos esos méritos del ex mandatario nacional lo han impulsado incluso a ser miembro del Consejo de Líderes de la Red de Soluciones de Desarrollo Sostenible de la Organización de las Naciones Unidas (UNSDSN), y jefe de la misión de observadores electorales de la OEA en varios países de América, además de mediador en la crisis que enfrenta Venezuela.

La evaluación y opinión de Fernández ha sido preponderante en comicios presidenciales y legislativos muy reñidos, en naciones como: México, Ecuador, Costa Rica, Bolivia y Venezuela, donde ha observado, y además ha garantizado que el proceso electoral con sistemas automatizados es “transparente” y refleja la voluntad del pueblo.

Recomendaciones a otros

En el caso de las elecciones presidenciales en México, celebradas el 1 de julio de 2018, el también titular de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), mediante la presentación de su informe final de este proceso, recomendó a ese país promover aún más la participación ciudadana, la regulación del financiamiento político, la erradicación de la violencia electoral y el fortalecimiento de la protección a candidatos.

Avaló además la transparencia del sistema electoral de esta nación, y mostró su respaldó en que la autoridad comicial mexicana haya puesto en marcha una aplicación a través de la cual los partidos políticos están obligados a registrar sus operaciones financieras, y dijo que esto supone un ejercicio de “transparencia”.

En diciembre de 2015, en Venezuela se celebraron las elecciones legislativas en medio de una de las tensiones políticas más significativas de ese país, altamente polarizado entre sectores que defienden el legado del ex presidente y líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, seguidores del actual mandatario Nicolás Maduro, y quienes lo adversan tras considerar el fracaso de su gestión, considerando que son los culpables de la crisis política, económica y social que enfrenta esta nación suramericana.

El sistema electoral de ese país suramericano fue de los primeros en el mundo en implementar de manera automatizada y en diversos procesos, los sectores de oposición al Gobierno, han dudado de su transparencia comicial.

En estas elecciones, el ex presidente Leonel Fernández fue jefe de la misión electoral, pero la de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), y dio su total aval al sistema electoral venezolano tras considerarlo “sólido e inexpugnable”.

En ese momento, Leonel afirmó que “se trata de un sistema de la mayor calidad tecnológica y en ello supera al existente en la mayoría de países de América Latina, por lo que nadie está cuestionando la validez de un sistema sólido e inexpugnable en términos de la calidad que ofrece”.

Estas declaraciones trajeron un poco de molestia a algunos sectores de la oposición política venezolana, quienes siempre han sostenido debilidades en el cómputo de los resultados y que a su juicio, han dado la victoria electoral en diversas contiendas al oficialismo de ese país. Aun así, se siguió confiando en las observaciones y recomendaciones de Fernández, que más adelante hasta mediador fue entre las partes, para tratar de solventar las diferencias en torno a la crisis de esta nación.

En Ecuador, el ex mandatario encabezó la misión de observación electoral de la OEA durante las elecciones presidenciales del año 2017. Allí, reconoció los esfuerzos del Consejo Electoral de Ecuador por perfeccionar sus procedimientos y destacó que los resultados de la Asamblea Nacional reflejan la pluralidad de opciones que existieron en el marco de un proceso comicial competitivo.

En ese sentido, Fernández destacó la importancia de la confianza en las autoridades electorales en todo proceso democrático. Recomendó además fortalecer y promover la participación activa de representantes de organizaciones políticas en los Consejos Consultivos, para que los debates y reclamos puedan resolverse en espacios institucionales.

Asimismo, instó a revisar las causas por las que las instituciones pueden hacer uso de recursos del Estado por vía de publicidad oficial, y a reglamentar los protocolos establecidos para las audiencias públicas, escrutinios, reconteos, publicación de resultados, así como el despliegue y repliegue de materiales.

En Bolivia, en el año 2016, el ex jefe de Estado dominicano acudió a ese país suramericano para observar el proceso electoral de un referendo consultivo de la reforma de la Constitución, para habilitar la reelección del presidente Evo Morales, mismo año en que Danilo Medina ganó las elecciones presidenciales en República Dominicana por segunda vez consecutiva.

Fernández, en medio de tensiones de sectores políticos bolivianos, avaló el sistema electoral de esa nación y las calificó de “transparentes”, pese a que el oficialismo no logró el objetivo planteado.

Dijo que observó equidad en los mecanismos democráticos y que fueron unas elecciones totalmente limpias y uno de los mejores procesos comiciales que ha podido evaluar.

En su propio país

Ahora Leonel Fernández es el protagonista de un hecho electoral en su propio país. En las elecciones primarias de su organización política: el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), del cual es presidente, el ex mandatario nacional fue el primero que gritó “fraude”, tras considerar que en el código fuente del software se instaló un algoritmo que ha adulterado el resultado para favorecer a su principal contrincante en el mismo partido, Gonzalo Castillo.

Luego de que durante tantos años fue “garante” de la expresión popular en otros país, Fernández ahora dice que en República Dominicana se ha adulterado la voluntad del pueblo, ya que asegura que él es el ganador de esa contienda y no el ex ministro de Obras Públicas, quien tiene el respaldo de los sectores que apoyan al presidente Danilo Medina.

En los países en los que ha estado encabezando misiones electorales, Fernández ha resaltado las bondades de la automatización del voto, sin embargo en su nación no confía y considera que han montado el “fraude” más grande de la historia electoral del país.

Tanto así es su desconfianza en el sistema electoral automatizado de República Dominicana, que introdujo un recurso de extrema urgencia ante el Tribunal Superior Electoral, pidiendo que se ordene a la Junta Central Electoral (JCE) abstenerse de divulgar los cómputos definitivos de las primarias del Partido de la Liberación Dominicana del pasado domingo 6 de octubre.

La medida cautelar solicitada por Fernández tiene la finalidad de detener la proclamación de Gonzalo Castillo como candidato presidencial del PLD hasta tanto se realice la auditoría técnica forense al sistema de voto automatizado.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM