Casa Cultura, Verón-Punta Cana

Lejos de ser concluida, edificación de Casa de la Cultura es hoy cobijo y letrina de haitianos

Bávaro. La construcción de Casa de la Cultura de este distrito municipal lleva más de un año y en la actualidad se encuentra detenida, por lo que ha sido ocupada por dos nacionales haitianos, quienes hacen vida en ese local.

La construcción de la Casa de la Cultura se inició a finales del año 2016. En aquel momento, el director distrital, Ramón Antonio Ramírez, dijo que tenía un costo de RD$2.1 millones.

El primer picazo para esta obra se dio el mismo día en que se hizo el de la sub estación de los Bomberos, detrás de la Junta Distrital, edificio que ya está inaugurado y en funcionamiento.

Apenas entrar a la infraestructura a medio terminar de la Casa de la Cultura se observa un fogón improvisado con bloques, en el que se advierte la leña y las cenizas de la última comida que se cocinó allí.

Acomodados en una pared, yacen los víveres y carderos de quienes viven en ese lugar, que se suponía estaba destinado a ser un espacio para las expresiones culturales de esta localidad. Al caminar por las distintas habitaciones, se observan restos de un envase grande que en algún momento sirvió para contener agua o combustible.

También hay un gran armazón de metal, que parece inservible y que formaba parte de los instrumentos de construcción. Uno de los haitianos que vive allí dijo que comparte ese lugar con otro compatriota, quien trabaja como transportista de pasajeros en un motor, en Bávaro.

Estos hombres han colocado una puerta en una de las habitaciones, donde tienen sus pertenecías.

A un costado en una de las paredes, pusieron clavos donde enganchan sus ropas. La Casa de la Cultura es una de las obras que desde el 2017 tiene pendiente la actual gestión municipal.

Esta obra está ubicada en el sector de Friusa, cerca del edificio que aloja al Cuerpo Especializado en Seguridad Turística (Cestur).

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM