Pobreza extrema

Las políticas sociales del Gobierno no llegan a sectores empobrecidos de Verón-Punta Cana

Verón. – El Estado dominicano desarrolla un vasto listado de políticas sociales que han impactado la vida de miles de personas. Estas van desde la entrega de tarjetas a través del programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) hasta lo que incluye la Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (Digepep).

Las comunidades empobrecidas del Distrito Municipal Verón-Punta Cana no resultan favorecidas con estos programas de ayudas del Gobierno. Localidades como El Cajuil, Friusa, Cabeza de Toro y diversos sectores de Verón, así como Macao, entre otros más no han sido incluidas en las políticas que lleva años desarrollando el Estado.

Al sector de Monte Verde no llegan las jornadas de inclusión social.

Según el Proyecto de Presupuesto Nacional para el 2020, “la mayor proporción del presupuesto en el año 2020 será destinada a la finalidad Servicios Sociales, que tendrá una asignación de RD$403,056.6 millones (46.8% del gasto total). Estos fondos se destinan principalmente a las áreas de educación (49.8%), salud (21.6%) y protección social (22.6%), para continuar la formación de capital humano del país, realizar una ampliación de los programas sociales y aumentar la cobertura de los servicios de salud”.

La realidad es que en las comunidades menos favorecidas de esta zona, esos montos no se reflejan. A Monte Verde, antiguo Mata Mosquito, nunca han ido representantes de uno de estos programas sociales para incluirles, según refiere el presidente de la Junta de Vecinos de ese lugar, Cristóbal Rijo.

Monte Verde se caracteriza por ser una zona de casas hechas con zinc y cartones. Allí las viviendas son terminadas con plásticos y amarradas con sogas, pues no tienen otra forma para construirlas

En El Cajuil la situación no es muy diferente, pues según narra Maria Berroa, presidenta de la Junta de Vecinos, en el año 2016 les realizaron un censo para verificar el estatus de las familias de ese lugar, y colocarles en una lista para recibir los beneficios de los programas sociales de la nación, pero hasta la fecha no reciben respuestas al respecto.

Pobreza
Casa en la entrada al sector Monte Verde.

En El Cajuil viven unas 450 familias, todas de escasos recursos. El sustento mayor de quienes hacen vida en esa comunidad es producto del vertedero de Guiri Gui, pues tanto hombres como mujeres van a ese basurero en busca de metales y artefactos que puedan vender.

Otra forma de sustento que tienen las familias de El Cajuil es con la venta de sombreros artesanales, hechos de pencas de coco, en la playa de Macao.

Posibles razones

Según el financista Rafael Ramírez, el hecho de que a los sectores de esta zona de Verón-Punta Cana no lleguen las políticas sociales del Gobierno, se debe a que el Estado dominicano no tiene una política clara en cuanto al gasto social. “El Gobierno considera que lo que invierte en esa área son fondos perdidos, porque no se justifica en rentabilidades de carácter económico o productivo y no lo ven en valores de solidaridad o la necesidad de carácter social”, indicó Ramírez.

Consideró que aparte de esto no se cuenta con los representantes idóneos que se preocupen en llevar y ejecutar las necesidades sociales que esta zona tiene. Señala que los representantes son: los regidores, el director distrital, el gobernador, los diputados y el senador.

Para este financista, una razón fundamental por la que esos programas no llegan aquí es porque el Estado considera que los empresarios hoteleros de esta zona deben de encargarse de esas obras sociales “porque consideran que a quien más les beneficia es a ellos y eso no es correcto, aunque sí creo que es un trabajo que debe de ir de las mano”.

Ramírez dice que esta zona del país le genera mucho dinero al Estado, y parte de ese dinero debe de ir a obras de infraestructuras y de bien social. Explica que por esa razón es que se debe seguir luchando para que Verón-Punta Cana se convierta en Municipio, y así parte del dinero que recibe el Gobierno de esta zona se quede y se invierta aquí.

Realidad
La supervisoras de las distintas zonas de Verón-Punta Cana para el programa Progresando con Solidaridad (Prosoli) dijeron que actualmente en esta zona se han entregado unas 750 tarjetas en los últimos tres años. Señalaron que las mismas tienen montos distintos, unas son de 850 pesos mientras que otras alcanzan los 2,000 pesos.

Cabe destacar que en ninguna de las comunidades de esta localidad se colocan los comedores económicos de la Presidencia, mismos que en otras provincias del país tienen permanencia.

La Dirección General de Programas Especiales de la Presidencia (Digepep) realiza constantemente jornadas de inclusión social en sectores empobrecidos, por ejemplo la semana pasada hicieron una en Sabana de la Mar, en

Hato Mayor y en El Valle, pero en este Distrito Municipal Verón-Punta Cana las jornadas son escasas o inexistentes.

De los programas de la Digepep solo se realiza aquí Quisqueya Aprende Contigo, en el que alfabetizan a la población de iletrados. Los programas de la Digepep priorizan territorios, según su portal con mayores necesidades.

Recientemente, también el Programa Mundial de Alimentos (PMA) realizó una jornada en el Centro Pediátrico Oscar de la Renta de esta localidad, el mismo buscaba hacer la entrega a las madres incluidas en Prosoli de una serie de productos que contienen nutrientes para ellos. En esa jornada explicaron que se les daría prioridad a los 20 niños incluidos en dicho programa.

Las obras sociales que se desarrollan en estas comunidades empobrecidas de Verón-Punta Cana las realizan empresas del sector privado, casi todas relacionadas al turismo, que basado en sus programas de responsabilidad social hacen aportes a esta localidad.

Los centros de salud públicos, dígase Unidades de Atención Primaria (UNAP) y dispensarios médicos, así como las jornadas médicas las realizan instituciones como la Fundación Grupo Puntacana y hoteles de esta zona.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM