Las huellas de Isaías agravan crisis en la región Este

Higüey. – La tormenta Isaías dejó varios daños en la región Este, una persona fallecida a causa del derrumbe de un cable energía eléctrica en El Seibo, desbordamientos de ríos y casas inundadas en Hato Mayor, árboles caídos, mucha agua en La Altagracia y evacuaciones de personas en La Romana.

El mayor impacto lo recibió la provincia de Hato Mayor, que tuvo 700 viviendas afectadas y 200 semidestruidas, pues la subida de los ríos Maguá y Paña-Paña inundó alrededor de 10 sectores, según el director de la Defensa Civil de esta ciudad, Genaro Ramírez.

“Los sectores afectados más afectados fueron Gualey por los alrededores de Los Cocos, La Javilla, Villa Navarro, Puerto Rico, Villa Ortega, Media Chiva, San José, Villa Vilorio, Villa Navarro, Las Guamas, La Franja entre otros”, apuntó Ramírez.

Sostuvo que la crecida de los afluentes fue de una manera sorpréndete, algo nunca visto, pues ni siquiera cuando María pasó algo. “Nosotros les informamos a las personas vía perifoneo que salieran de sus hogares y fueran a los refugios, pero estos se negaron, quizás por la situación de la pandemia”, exteriorizó Ramírez.

Comentó que después del paso de la tormenta las personas se negaron a dejar sus casas, se quedaron en las mismas o sus alrededores hasta que el agua bajo y volvieron a sus hogares, por lo que, los 32 refugios que tenían organizados solo se utilizaron dos, una iglesia Adventista y el liceo Bernardo Pichardo, en los cuales solo se alojaron dos familias haitianas y las primeras horas de mañana se habían ido de los lugares.

Río Seibo.

EL SEIBO

Los efectos provocados por la tormenta tropical Isaías en esta provincia, se sintieron con moderados aguaceros y fuertes vientos, mayormente en las zonas urbanas. De acuerdo informaciones de la Defensa Civil no se reportaron desplazados ni viviendas afectadas por inundaciones.

“Las inundaciones que ocurrieron fueron menores, teníamos tres albergues habilitados, pero no fueron ocupados, sí hubo personas que salieron porque vivían a la orilla del río, pero lo hicieron a casas de familiares. Algunos badenes quedaron afectados”, afirmó el jefe de Operaciones de la Defensa Civil de aquí, Carlos de la Rosa.

En este sentido, El Seibo reportó una pérdida humana a raíz de las intensas ráfagas de viento cuando un agricultor, identificado como José Lucía de la Cruz (Chiche Peguero), se traslada en su caballo a la finca donde trabajaba para realizar el ordeño de todos los días. El hombre perdió la vida cuando el animal pisó un cable de alta tensión que se había desprendido. Tanto el hombre como el caballo murieron electrocutados al instante.

Por otro lado, varios cables de Vitendido eléctricos se cayeron dentro del municipio Santa Cruz, uno de ellos en la calle Libertad. La situación fue remediada de inmediato sin incidentes que lamentar. En tanto, varias comunidades quedaron incomunicadas, entre ellas Las Cuchillas y Arroyo Grande, por la crecida del río Seibo. Varios badenes quedaron severamente afectados. En el municipio de Miches, el río la Yeguada se desbordó sin que se produjeran incidentes.

De su lado, el director distrital de San Francisco Vicentillo, José Ortega, pidió este viernes la colaboración de las demás autoridades a raíz de los severos efectos provocados en esa comunidad por la tormenta Isaías. «Este fenómeno ha dejado grandes estragos en Vicentillo. Los daños se pueden cuantificar, como lo es el derrumbe del puente sobre el río El Peñòn y el del río Magarín. Solicitamos colaboración para unir voluntades. Esta comunidad los necesita», dijo.

LA ALTAGRACIA

Mientras en La Altagracia, específicamente en el municipio de Higüey, las eventualidades fueron pocas. Pues, según el director de la Defensa Civil en esta demarcación, Fernando Castillo Reyes, los vientos que se presentaron fueron caídas de árboles en algunos sectores como Villa Cerro, que solo sintieron ráfagas de vientos fuertes, pero no constantes.

Argumentó que no se desplazó a nadie a los albergues porque los ríos no tenían gran cantidad de agua. Indicó que la mayor cantidad de lluvia se ha sentido en Verón- Punta Cana.

Dijo que tuvieron comisión en las calles visitan los lugares vulnerables y convidando a las personas a que vayan a los refugios, que tenían disponible 18 albergue, pero que estos se iban habilitando de acuerdo con la situación.

En tanto, en el Distrito Verón- Punta Cana, el paso de la tormenta Isaías dejó unas 50 viviendas afectadas, varios letreros caídos e inundaciones en varios sectores y avenidas.

En la zona Macao la inundación fue significativa, ya que estaba afectando de manera considerable a las casas del lugar. Las ramas de los árboles también cayeron sobre todo en el área de Cabeza de Toro.

El servicio de electricidad se vio afectado parcialmente, con averías presentadas en el tendido eléctrico, lo cual fue solventado rápidamente por el Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM).

El Cuerpo de Bomberos de Verón- Punta Cana reportó que los fuertes vientos también incidieron en los sectores: Villa La Fe, Villa Playwood, El Cortecito, y Don Polo. La Cruz Roja Dominicana en la demarcación turística brindó supervisión y asistencia de primeros primeros auxilios, así como apoyo psicosocial en las comunidades.

Se abrieron más de 10 refugios, pero según los reportes de las autoridades, no hizo falta que se trasladarán personas a estos sitios de protección. Asimismo, la Junta Municipal acudió a comunidades afectadas, a los fines de coadyuvar en las labores de cortes de árboles ya caídos.

La falta de limpieza de imbornales quedó en evidencia al quedar inundadas varias de las avenidas y calles de esta zona.

LA ROMANA

En esta provincia “Flor del Este” los organismos de socorro estuvieron alerta con la entrada de la tormenta Isaías por el país, principalmente en la zona sureste de la República Dominicana donde La Romana fue puesta en alerta roja desde la noche del miércoles.

La Defensa Civil organizó las diversas asignaciones de albergues para los refugiados que se encontraban en zonas vulnerables a la tormenta como los que habitan cerca de ríos y cañadas.

Según informó Juan José Pelegrín, director de la Defensa Civil en La Romana, solamente se rescataron dos familias próximas al sector de rio salado. “La tormenta en La Romana provocó mucho viento lo que llevó varios árboles y letreros al suelo, unos cuantos cayeron hacia el tendido eléctrico

 

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM