Este procedimiento es básicamente un estrechamiento de la vagina.

La técnica de rejuvenecimiento vaginal apuesta a la belleza interior de la mujer

Artice

Verón. Hoy en día, cuando se habla de rejuvenecimiento vaginal deben tomarse en cuenta múltiples factores y técnicas, pero además saber a qué esquemas o procesos estéticos o cosméticos se refieren, y si son invasivos o no.

La vagina es esa parte que se ve de manera externa o que en ocasiones debe exhibirse en algún instante por la mujer, ya sea en un momento íntimo o en los casos de un día de playa donde esta desee querer colocarse un lindo bikini.

Este procedimiento es básicamente un estrechamiento de la vagina, que permite una mayor fricción al tener relaciones sexuales, aumentando la sensación de placer para ambas partes. En general, es una operación reconstructiva que debe ser hecha por los ginecólogos, ya que son ellos los que tienen mayor experiencia con la anatomía de la zona.

En ese tipo de operaciones se trabaja a milímetros tanto de la vejiga como del recto, siendo posible provocarles lesiones como perforaciones o fístulas si no se actúa con el debido cuidado.

El procedimiento es sencillo, con anestesia local, y el resultado es espectacular. Por supuesto están las mujeres que luego de dar a luz presentan una rotura en los tejidos que sostienen la entrada de la vagina, haciendo que esta se dilate demasiado y que no haya suficiente fricción en la relación sexual, por lo que disminuye el placer durante la misma.

Muchas pacientes buscan porque tienen problemas en su matrimonio y piensan que una cirugía de rejuvenecimiento podría solucionarlos.

¡Es un error! La mayoría de problemas en la vida sexual de la pareja tienen otras causas, que pueden ser emocionales, de gustos y/o costumbres diferentes, hormonales, físicos, etc. La operación puede dar muy buenos resultados, pero no debe ser vista como la tabla de salvación de una relación.

EXPERIENCIA LOCAL

El doctor Manuel Cedeño, médico cirujano del Centro de Cirugía Estética Dominicano, manifestó que la técnica de las llamadas cirugías estéticas sin bisturí (CESB) para rejuvenecimiento vaginal, posee muchas ventajas frente a todo lo que existe en el mercado, ya que las personas no tendrán que correr el riesgo de morir en un quirófano.

Esto se debe a que todo lo que tenga que ver con este proceso se realiza de manera local o ambulatorio, sin internamiento ni hospitalización. Por lo tanto, no ameri ta utilizar anestesia general, de sedar o dormir a los pacientes.

Además, indicó que no habrá cicatriz, motivo por el cual no hay que realizar cortes o el uso de elementos cortantes como el bisturí, el láser o el cauterio, mejor conocido como bisturí eléctrico. “El paciente tendrá la ventaja de poder integrarse de forma inmediata a sus actividades cotidianas, y no lo limita a sus relaciones sexuales por lo menos en dos días”, puntualizó Cedeño.

Esto es así, ya que todo se realiza a través de puntos imperceptibles y hasta el momento no ha generado ninguna complicación. Dicha técnica busca restaurar todo el tejido pélvico incluyendo sus labios mayores, que han perdido el colágeno por múltiples factores.

Por otro lado, mediante este método también se pueden lograr el estrechamiento del canal vaginal, “lo que le dará mayor placer a la pareja y el embellecimiento de los labios menores, los cuales a veces toman una forma que no son de nuestro agrado”, enfatizó el especialista.

El cirujano dijo que el rejuvenecimiento vaginal se realiza con las ventajas de poder lograr lo que la paciente busca estéticamente hablando, pero sin los riesgos ni los efectos secundarios que se producen en los esquemas convencionales que utilizan todos estos elementos mencionados.

Diannelys Santos /[email protected]

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews