La Chica con los bolsillos rotos: No. 1 ¿Por qué el nombre?

Shirley Santana HerreraLa Chica con los bolsillos rotos: No. 1 ¿Por qué el nombre?

Shirley Santana Herrera | [email protected]

Hace días me puse a pensar en un pequeño libro de refranes que mi padre me regaló cuando era más pequeña, en edad, porque en tamaño sigo igual; aún lo guardo en mi librero. En este había una imagen de un chico con un saco gigante lleno de manzanas que se caían al piso por un agujero, “la avaricia rompe el saco” decía el refrán. ¿Era algo malo que él quisiera muchas manzanas? Ciertamente no, sin embargo, el exceso causó que todo el trabajo de recolección se haya perdido. Lo mismo puede pasar con nuestros bolsillos, los llenamos de tantas cosas por la ambición de obtener más que, al final, terminan rompiéndose.

Permítanme presentarme, soy la chica con los bolsillos rotos. Aquellos bolsillos que siempre han intentado ser llenados con papeles, dulces y dinero, pero que una y otra vez los agujeros dejan perder todo lo que les echan.

Si es dinero (que se pierde como por arte de magia) las monedas y billetes buscan la manera de escurrirse y perderse en el camino hacia la universidad. De ser dulces, nunca los encuentro en el momento del día que deseo tomarme un “gustico”. Si son papeles, (facturas más que nada) los bolsillos nunca los guardan, porque sus agujeros dejan pasar todo para dejarlo botado donde se les plazcan.

Pero si están rotos ¿por qué no los remiendo? Es una respuesta que hasta yo quisiera tener. Así que, cada semana buscaré la manera en que juntos podamos tomar agujas e hilo y coser aquellos agujeros maliciosos.

Decidí llamar la columna “La chica con los bolsillos rotos” porque en muchas ocasiones hemos intentado llenar nuestros bolsillos con diversidad de objetos diferentes, por esa necesidad tan propia de los humanos de querer cargar con lo más valioso: dinero, personas, oportunidades, sentimientos, conocimiento… pero, nada de esto va a permanecer si no tenemos un lugar que pueda conservarlos.

Así que, aquí estamos, vamos a esto. Todas las semanas les escribiré mi opinión y consejos frente a temas relacionados con las finanzas personales, oportunidades, progreso y emprendimiento, pero ¿para quién? Me atrevo a decir que para quien quiera leerme, pero más que nada para los míos, los jovencitos, aquellos que como yo, buscan forjarse un futuro y sin muchos conocimientos de cómo funciona la vida, se embarcan en el siguiente gran reto.

¿Te animas a acompañarme?

Espero que sí, con intriga.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM