La mayoría de ellos son de nacionalidad haitiana, los cuales representan el 98 por ciento.

La Altagracia: 5 mil extranjeros se acogen a la segunda etapa del Plan Nacional de Regularización

Artice

HIGÜEY. En los dos primeros meses que lleva desarrollándose la segunda etapa del Plan Nacional de Regularización en La Altagracia, se han recibido alrededor de 5 mil extranjeros para iniciar su proceso de renovación de documentos. La mayoría de ellos son de nacionalidad haitiana, los cuales representan el 98 por ciento.

Así lo aseguró el director del Plan Nacional de Regularización en La Altagracia, Osvaldo Guerrero, quien expresó que este proceso de regularización estaba a cargo del Ministerio de Interior y Policía, ahora pasó a la Dirección General de Migración. Esta segunda etapa se ha denominado “Proceso de Renovación y Cambio de Categoría Migratoria”.

Asimismo, Guerrero enfatizó que el extranjero que va a esa segunda etapa del proceso debe tener una copia de su documento de identidad. En el caso de los haitianos, ellos tienen 3 documentos, pasaporte, carta electoral y acta de nacimiento. También, copia del documento que se le entregó en la primera etapa y presentar 4 fotos 2×2, de frente y del perfil derecho. Además, sostuvo que tienen que demostrar solvencia económica.

Muchos de ellos son trabajadores informales, a quienes se les pone a hacer una declaración jurada como trabajadores independientes, ya que como no tienen un empleador no pueden depositar una carta de trabajo.

También tendrán que especificar su residencia con una documentación que podría ser un contrato de alquiler de su domicilio actual. Las personas que se inscribieron con un pasaporte y que recibieron un stiker deberán presentar ese documento junto a la visa que se le entregó en la primera etapa.

En el caso de los extranjeros que depositaron contratos de trabajos formales esos deben actualizarse, ya que podrían estar laborando con otras personas o empresas, explicó. Luego de la recepción de los documentos el nuevo carnet tarda alrededor de 30 días para retirarse y deben presentar la constancia que se le entrega al depositar sus documentaciones. La residencia temporal de trabajo y el carnet de estudiantes tendrá vigencia por dos años, mientras que la residencia temporal será de 1 año, destacó Guerrero.

Quejas

En cuanto a las quejas de algunos ciudadanos sobre por qué no se realiza ese proceso en otro lugar que no sea la Gobernación Provincial, Guerrero agregó que hay que ver el proceso desde el inicio, y dijo que primero se llevó a cabo por una resolución, y luego vino un decreto del Poder Ejecutivo, donde se indicaba que había que regularizar a los extranjeros.

Después, explicó que vino la Ley 169-14 para este Plan de Regularización, y se decidió que el proceso se llevaría a cabo en todas las gobernaciones provinciales. Actualmente, esta segunda etapa del plan se desarrolla en 14 gobernaciones del país.

“Es entendible que quizá debería trasladarse a otro espacio, pero así se inició y así va a terminar”, puntualizó Guerrero. Recordó que este proceso inició el día 9 de enero y concluirá el 26 de agosto del presente año, con una duración de ocho meses. Varios ciudadanos han manifestado sus inquietudes tanto en los alrededores de la Gobernación como en las redes sociales, sobre la aglomeración que hacen los extranjeros que buscan renovar sus documentaciones que les permitirá trabajar, estudiar y permanecer en territorio dominicano de forma legal, que en su mayoría son nacionales haitianos.

El comunicador y ex secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), Pascual Santillán, condenó que se utilice el edificio de la Gobernación para que funcione el plan de renovación de documentos de los extranjeros. “Sabemos cómo se comportan los nacionales haitianos cuando se reúnen.

Además, en ese lugar no hay condiciones, porque tienen que esperar largas horas en las aceras y obstaculizan el libre tránsito de los peatones. Esa oficina debería trasladarse a otro lugar”, indicó Santillán. En tanto que la señora Miguelina Espiritusantos de la Rosa, quien tiene que pasar todos los días por la Gobernación para ir a su trabajo, dijo que esas oficinas no deberían funcionar en ese lugar, ya que es el centro de la ciudad y eso proyecta una mala imagen. “Parecería un pequeño Haití”, criticó esta mujer.

Organización

El gobernador de La Altagracia, Ramón Güilamo Alfonso, explicó que desde que inició el Plan Nacional de Regularización de extranjeros se dispuso que funcionara en las gobernaciones, por lo que dijo que en estos momentos no procede cambiarlo de lugar.

3Sin embargo, aclaró que están haciéndose las gestiones para que ese proceso se realice en orden, porque hay personas que se presentan y no necesariamente van a renovar sus documentos.

También coordinará con la Policía Nacional y los agentes de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), para que colaboren en la organización del espacio, ya que el cúmulo de personas les dificulta las labores cotidianas de la Gobernación y de las demás oficinas del Estado que funcionan en ese edificio.

Emmanuel Guerrero Guzmán, ex encargado del Plan Nacional de Regularización Extranjeros (PNRE) en La Altagracia, y actual coordinador regional del Ministerio de Energía y Minas, valoró como positivo la segunda etapa del proceso de ese Plan que se inició en el año 2015, en el que están envueltos 288 mil extranjeros a nivel nacional, en virtud de la sentencia 168-13 y la Ley General de Migración 169-14.

Guerrero Guzmán resaltó que “las personas que no se acogieron al plan tienen la vía ordinaria de migración, que contempla que ellos desde su país solicitan una residencia en la República Dominicana, se trasladan al consulado dominicano en su país de origen y solicitan la residencia provisional y pueden venir a la Republica Dominicana a esperar su residencia definitiva, siempre y cuando cumplan con los requisitos que establece la Ley General de Migración”.

De igual manera, añadió que desde el 2015 varias personas cuestionaban la utilización de la Gobernación para llevar a cabo el PNRE.

En ese entonces, todo se enfocó desde las gobernaciones provinciales para darle más carácter, ya que es un tema de Estado y desde esta entidad que representa el Poder Ejecutivo en las provincias se proyecta la seriedad del Gobierno al asumir la migración en el país.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews