Jóvenes de La Altagracia esperan nuevo gobierno impulse «el cambio» prometido

Por Franciel de Jesús

Higüey. – La provincia La Altagracia a partir de las elecciones municipales de marzo a experimentado grandes cambios en la política, y con ella su administración, lo mismo ha de suceder después del 16 de agosto cuando entre en funcionamiento el nuevo gobierno, en medio de una crisis sanitaria sin precedentes que ha dejado en todo el mundo miles de muertos y contagiados.

Cabe destacar que La Altagracia ocupa el primer lugar de contagios entre las provincia del Este, poniendo en peligro una de las mayores fuentes de empleo con la que cuenta en país, debido a los atractivos turísticos que posee, que le dan sustento a la mayor parte de la población dominicana.

De acuerdo al IX Censo Nacional de Población y Vivienda, a diciembre 2010 en La Altagracia había 273,210 habitantes, convirtiéndose en la novena provincia más poblada a nivel nacional, donde se aprecia la incidencia de habitantes jóvenes. Alrededor del 64 % de la población se encuentra por debajo de los 34 años de edad.

La juventud higüeyana tienes todas sus esperanzas puestas en que el gobierno de Luís Abinader va a sacar todo lo valioso que tiene el municipio a parte de la hotelería, que le dará más preparación y participación para que estos no se vean en la obligación de salir de la provincia en busca de nuevas oportunidades.

Los jóvenes altagracianos entienden que el Gobierno Central debe equipar mejor los centros de estudios de la provincia, ya que los mismos tienen buenas estructuras pero carecen de los insumos necesarios. En el caso de la Universidad Autónoma de Santo Domingo -UASD-Higüey, desde hace unos años los estudiantes de la casa de altos estudios se quejan de la falta de maestros, así como de aulas de laboratorios especiales de carreras, donde los estudiantes puedan practicar y así no salir sin ningún tipo de experiencia.

¿Qué esperan los jóvenes de Higüey del nuevo gobierno?

Leyddy Dahianna Reynoso.

La abogada y escritora Leyddy Dhianna Reynoso Caraballo, expresa que tiene muchas expectativas para este gobierno. Espera la construcción de la Casa de la Cultura de Higüey, con una estructura acta para actividades escénicas y musicales, la promoción de proyectos culturales que incentiven la creatividad artística, creación de espacios idóneos para el libro y la lectura, y otorgue un fondo de apoyo para los jóvenes artistas.

También, “que invierta en la promoción de valores históricos y culturales de nuestros monumentos mediante proyecto que eleven nuestra marca ciudad y el respaldo de iniciativas que promuevan actividades culturales que resulten de nuestras tradiciones y costumbres (festival de la leche, de la yuca, carnaval) entre otros”, indicó Reynoso Caraballo.

Para el abogado Víctor Castillo, Higüey necesita “de emergencia” un edificio para alojar las oficinas públicas que están operando en inmuebles alquilados, entre ellos la dependencia de Seguridad Social, Impuestos Internos, el Ministerio de la Mujer, la Oficialía Civil, entre otras.

Víctor Castillo.

Por su lado, Rosanna Jiménez espera que el gobierno de Luis Abinader fortalezca la provincia en base a los ingresos que la misma aporta al Producto Interno Bruto (PIB), que es alrededor del 16%, “donde tengamos más inversiones, desarrollo sostenible, como zonas francas, que aunque actualmente no funciona se le debe prestar atención para ponerla en operaciones, por ser una fuente de empleos cuando estaba en operaciones”.

Jiménez expresa que la provincia necesita de proyectos turísticos dentro de la ciudad, un mercado moderno, más seguridad, más empleos, “donde nuestros jóvenes pueden sentirse seguros y poder crecer sin la necesidad de irse por la hotelería, de tal manera que La Altagracia pudiera sobrevivir si en algún momento ya no existiera el turismo”.

Jiménez añadió que “confío en que tendremos un gobierno que luchará por la trasparencia, donde los ciudadanos podamos depositar nuestra confianza sin temor al fracaso, que terminará con la corrupción y acogerá las males que por muchos años han estancado el desarrollo de nuestro querido Higüey”.

Asimismo, Marcos Reynoso entiende que la provincia necesita de manera inmediata ser reestructurada, ya que a su juicio ha sido olvidada por el Gobierno Central, siendo una provincia que vive del turismo, “y que no tenga un clúster turístico es algo incomprensible para el turista que visita la ciudad y hace turismo interno”.

Reynoso cuenta que unos de los problemas principales a los que se enfrenta el nuevo gobierno es la construcción de un nuevo acueducto, ya que con el que cuentan los higüeyanos no es suficiente. Este acueducto fue construido cuando Higüey tenía una población mucho menor que la actual.

Jefferson Castillo.

Antes esta realidad, “la gente ha tenido que desenvolverse de la mejor manera y ha recurrido a los pozos tubulares como forma de abastecerse del líquido, pero resulta que la situación es mucho peor, porque el subsuelo está contaminado por no existir alcantarillado”, expresó Reynoso.

En ese mismo orden, el regidor del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) Jefferson Castillo, expresa que La Altagracia necesita de manera urgente un sistema de agua residuales, alcantarillado, una planta de tratamiento, así como el asfalto de las calles en toda la provincia, e invertir en el deporte mediante la construcción de complejos deportivos con los cuales Higüey no cuenta.

Castillo añade que otra obra de suma importancia que Luis Abinader debe hacer, es invertir lo que sea necesario para que la provincia La Altagracia cuente con luz 24 horas.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM