La comisión estuvo integrada por líderes de diferentes sectores.

Investigación de Consorcio de Periodistas deja mal parada a comisión que investigó licitación de Punta Catalina

Punta Cana. La comisión designada por el presidente Danilo Medina en junio del 2017 para investigar sí había soborno de la constructora brasileña Norberto Odebrecht en la licitación de la termoeléctrica  Punta Catalina ha quedado mal parada, luego de que saliera una investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés), que señala que fueron pagados secretamente más de US$39 MM de a asociados.

El 10 de enero del 2017,  el presidente Danilo Medina emitió el decreto 6-17, el cual creó la comisión integrada  por monseñor Agripino  Núñez Collado, representante de la iglesia Católica; el reverendo Jorge Alberto Reynoso, pastor evangélico; los empresarios Pedro Brache, José Luis Corripio Estrada, Gabriel del Río Doñé, secretario  general de la Confederación Autónoma Sindical Clasista y Servio  Tulio Castaños Guzmán, vicepresidente de la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus).

También estuvieron en la comisión, Persio Maldonado , presidente de la Sociedad Dominicana de Diarios; Celso Marranzini, exvicepresdiente de la Corporación de Empresas Eléctricas Estatales-CDEEE-; César Sánchez, exadministrador general de la CDEEE y el economista Jaime Aristy Escuder.

Punta Catalina la obra cumbre de Danilo Medina.

Luego de esta comisión analizara durante seis meses, facturas, informes y todo lo que tuvo que ver con la investigación, determinó que no hubo “macuteo” para el mega proyecto de US$2,000 millones.   Esta indicó que para el   proyecto de Punta Catalina licitaron 34 empresas individuales y como consorcios. Indicó que de las 34 empresas que licitaron para Punta Catalina 15 presentaron sobres y 6 precalificaron.

Sin embargo, la investigación del equipo de periodistas de varios países, indica que “una planilla de cálculo que consigna los pagos ocultos” del departamento encargado para esos fines de Odebrecht cita, entre fines de diciembre de 2013 y de diciembre de 2014, “62 pagos por un total de 39 millones de dólares, relacionados con una “Planta Termo” o “Planta Termoeléctrica”. Cinco de esos pagos, por un valor total de 3,3 millones de dólares, fueron a parar a una empresa llamada Baker Street Financial Inc.

Indica que los pagos fueron realizados  a figuras que no aparecen dentro de los seis que fueron enviados a juicio de fondo la semana pasada. Los vinculados hasta ahora son Ángel Rondón, Víctor Díaz Rúa, Tommy Galán, Andrés Bautista, Conrado Pittaluga y Roberto Rodríguez.  De esos, Ángel Rondón fue la persona que canalizaba la entrega de dinero a los funcionaron en el Congreso. Este recibió, según la Procuraduría unos US$92 millones.

Luego de hacer un paréntesis sobre el entramado del caso Odebrecht en República Dominicana, la investigación señala que la comisión no tuvo acceso a los libros contables del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht muestran decenas de pagos o otras personas.

Uno de los beneficiados, según el informe presentados por medios de comunicación en América Latina y Miami, es el economista Andy  Andrés Dauhajre, dueño de la consultora que evaluó las empresas licitadoras y este determinó que solo Odebrecht reunía las condiciones para construir Punta Catalina.

La planilla consigna que al menos dos de los pagos a Baker Street pasaron por una empresa radicada en Bahamas, Fincastle Enterprises Ltd., que aparece mencionada por los fiscales de Perú como uno de los vehículos para los sobornos de Odebrecht. Esos pagos se realizaron en mayo y julio de 2014, varios meses después de que aprobaran el plan de financiamiento presentado por Odebrecht.

El 7 de diciembre de 2015, Baker Street Financial pagó más de 2 millones de dólares por un departamento en el piso 12 de un elegante edificio vidriado en el lujoso centro de Manhattan, justo a la vuelta del célebre restaurante francés “Le Bernardin”.

Los registros de la ciudad de Nueva York sobre la venta de ese inmueble incluyen una escritura de propiedad firmada por el único director de Baker Street Financial: Andrés Dauhajre, según la investigación.

El Consorcio consultó a Dauhajre sobre su vínculo y este respondió que los pagos que recibió de Odebrecht fueron por los servicios de asesoría que le brindó a la empresa en conexión con la central eléctrica. Dauhajre dice que Odebrecht contrató sus servicios a principios de 2014, después de que unas de las principales fuentes de financiamiento que se esperaba apoyaría el proyecto, el Eximbank (Export-Import Bank of the United States), se retiró debido a una directiva del entonces presidente norteamericano Obama de no financiar centrales termoeléctricas alimentadas con carbón por sus consecuencias sobre el cambio climático.

La Procuraduría General de la República debe abrir un nuevo capítulo para comprobar la veracidad de esta investigación que arroja nuevos datos.

 

 

 

 

 

Síguenos en Instagram