Centro comercial de la zona que cuenta con estacionamiento para personas con discapacidades

Infraestructuras de Verón-Punta Cana no están concebidas para personas con discapacidades

Artice

Verón. Ser minusválido podría convertirse en un serio contratiempo para alguien que viva o transite por el Distrito Municipal Verón-Punta Cana. Y es que la falta de condiciones en las instalaciones de plazas, centros comerciales, aceras y demás lugares públicos hace imposible que alguien en sillas de rueda, muletas o ciego pueda moverse o acceder a uno de estos lugares.

Una tarea tan simple como ir al súper mercado o a la tienda se le hace imposible a quien usa una silla de ruedas en este distrito. El discapacitado que no cuenta con la ayuda o el acompañamiento de alguien más debe recurrir a otras opciones, porque de ir a uno de estos establecimientos públicos no tendría forma de entrar.

Rampa de acceso colocada en la Junta Municipal.

En muchos países, sobre todo los más desarrollados, las personas con limitaciones físicas acceden con facilidad a los sistemas de transporte público, hacen sus propias diligencias y viven de forma tal que su discapacidad no los limita en sus funciones diarias.

En Verón-Punta Cana la mayoría de edificaciones no tienen rampas de acceso para sillas de ruedas, ni puertas de tamaños adecuados para minusválidos, y tampoco cuentan con barras o pasamanos ni baños adecuados para estos fines. Los letreros e indicaciones no han sido hechos para que personas ciegas puedan leerlos, y tampoco existe nada que les indique a los no videntes los lugares por los que pueden o no transitar.

LO QUE DICE LA LEY

A pesar de que en la República Dominicana existe una ley que ampara a las personas discapacitadas, misma que establece la igualdad de condiciones para ellos, muchas de las edificaciones del país, incluida esta zona turística, no cuentan con las normativas que le permiten una mejor movilidad a quienes tienen alguna condición especial.

La Ley 5-13 sobre Discapacidad en la República Dominicana, del 16 de enero del 2013, establece en su primer artículo que el objeto de la misma es amparar y garantizar la igualdad de derechos y la equiparación de oportunidades a todas las personas con discapacidad y regular las personas morales, sin fines de lucro, cuyo objeto social sea trabajar para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

El artículo 4 de esa legislación define la accesibilidad universal como  la condición que deben cumplir los entornos físicos, infraestructuras, edificaciones, procesos, bienes, productos, servicios, objetos o instrumentos, herramientas y dispositivos, para ser comprensibles y utilizables por todas las personas en condiciones de igualdad, seguridad y comodidad y de la forma más autónoma y natural posible, mejorando su calidad de vida y participación activa dentro de la sociedad.

Mientras que el artículo 15 señala que “las políticas de accesibilidad universal tienen como finalidad asegurar a las personas con discapacidad el acceso efectivo al entorno físico, al transporte, la comunicación, la información y al conocimiento, incluidos las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones y a otros servicios e instalaciones abiertas al público, tanto en las zonas urbano marginal como rurales”.

Brenda Castillo, administradora de la Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR) en La Altagracia, señaló que la provincia La Altagracia tiene unas 46,711 personas con discapacidades, mientras que a nivel nacional hay 2 millones 298 mil personas con estas condiciones especiales.

Agregó que el 21 por ciento de la población dominicana tiene alguna dificultad o discapacidad. Según Castillo La Altagracia tiene un 2 por ciento de la cantidad de discapacitados a nivel nacional. La administradora de la ADR dijo además que ellos en el último año han incrementado sus servicios y la recepción de pacientes en un 36 por ciento en comparación a años anteriores.

Castillo explicó que muchas de las construcciones en La Altagracia tienen las condiciones requeridas para personas discapacitadas, debido a que son supervisadas con esos fines, pero reconoció que no todos los lugares están habilitados para este tipo de personas. Expuso que en algunos casos de los niños con algún impedimento que van a las escuelas públicas, ya estas han sido habilitadas para que ellos puedan acceder fácilmente.

UN DÍA PARA LOS DISCAPACITADOS

El pasado lunes 3 de diciembre se celebró el Día Internacional de las Personas Discapacitadas, fecha que es usada por las instituciones tanto públicas como privadas para concientizar sobre este tema.

La administradora de la ADR, Brenda Castillo, manifestó que se debe concientizar a las personas de que al momento de construir edificaciones piensen en que existe esa masa de la población que tiene una condición especial. Todas las edificaciones deberían tener una serie de parámetros en los que se contemple la adecuación para los minusválidos y discapacitados en sentido general, es por esto que el arquitecto urbanista, Gustavo Valdez, hace referencia a algunas de estas condiciones.

Valdez indicó que “la mayoría de las infraestructuras turísticas en términos de hoteles y demás hay algunas adecuaciones para personas con limitaciones físicas, pero en el área pública y los espacios públicos, ese tipo de infraestructuras están muy deficientes todavía”. El arquitecto urbanista señaló que se necesitan rampas y demás, que a las edificaciones se les hacen accesos para los minusválidos pero también deben de hacerse más adecuaciones. Especificó que esta situación no es solo en este Distrito Municipal Verón-Punta Cana, sino que también ocurre lo mismo en el resto del país.

Valdez opinó que se está mejorando en cuanto a este tema pero que hay que readecuar lo que ya existe. Para Valdez las adecuaciones que se deben hacer son rampas de acceso, colocar los pasamanos, mejorar los tamaños de acceso en puertas y las aceras para que tengan un espacio suficiente para que una silla de ruedas pueda pasar.

El arquitecto dijo que además están los no videntes para quienes también se deben adecuar los espacios. Indicó que por ejemplo se debe colocar algún otro tipo de material en el piso para que ellos puedan darse cuenta de que hay un cambio de pavimento, además de que los letreros se hagan también en braille para que los puedan leer. Valdez precisó que las señalizaciones también deben adecuarse para los no videntes.

AUTORIDADES

El encargado de la Oficina Técnica de la Junta Distrital Verón-Punta Cana, ingeniero José Vásquez, precisó que los espacios públicos de esta zona no están en condiciones para ser usados por personas con limitaciones físicas.

Reconoció que esta localidad no tiene nada de lo que amerita una ciudad para que personas discapacitadas la utilicen. Mencionó que las aceras, pese a lo que han remodelado, no están en condiciones todavía. Especificó que los metros de aceras que han reparado son los únicos que están preparados para ser usados por discapacitados.

José Vásquez, encargado de Planificación de la Junta Municipal.

Recordó que quien hizo las primeras aceras en este distrito no tomó ningún parámetro en cuenta en beneficio de quienes tienen limitaciones físicas.

Vásquez expuso que dentro de las oficinas públicas que están en Verón-Punta Cana, la edificación de la Junta Municipal cuenta con las normativas y condiciones requeridas para estos fines.

Señaló que las plazas comerciales, muy pocas tienen estos accesos, porque quieren aprovechar al máximo los espacios, por lo que en la Oficina Técnica están trabajando para exigirles que cumplan con esto. Finalmente Vásquez dijo que ellos como autoridad le exigen a quienes van a construir que tomen estos parámetros en cuenta.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews