HOY Y EN MINUTOS / Rendir cuentas es respetar la Carta Magna

Hamlet Melo.

Hamlet Melo

«La rendición de cuentas es el acto administrativo mediante el cual los responsables de la gestión de los fondos públicos informan, justifican y se responsabilizan de la aplicación de los recursos puestos a su disposición en un ejercicio económico., una metodología que tiene su origen desde los tiempos de la antigua Grecia y que surge con la necesidad de crear mecanismos de control del poder.

Formalmente, rendir cuentas nace con la democracia representativa específicamente con el sistema de pesos y contrapesos plasmado en la Constitución Estadounidense de 1789. Implica la delegación de la autoridad del electorado en sus representantes e integra dos grandes renglones: la soberanía popular y la representación.

Tan importante es que los electores designen a un representante más instruido que ellos, para que este individuo más ilustrado sea responsable hacia ellos en un intercambio donde el funcionario público se debe a quienes lo eligieron debiendo informar y detallar el manejo de su gestión bajo su cargo.

En República Dominicana adoptamos desde los inicios de la nación este elemento, o sea, la rendición de cuentas, que es de gran importancia para el sistema democrático y de derecho que transparenta el manejo público por parte de las autoridades involucradas y consolida el apego a las normas y preceptos constitucionales referidos en el Artículo 92 de nuestra Carta Magna, que enuncia: “Rendición de cuentas de los legisladores. Los legisladores deberán rendir cada año un informe de su gestión ante los electores que representan”.

Como legislador nos apegamos por entero desde el inicio de nuestras funciones en el año 2010 a estos principios, porque entendemos de suma importancia que podamos ofrecer un informe claro, íntegro y preciso al pueblo soberano que confió en nosotros para manejar sus intereses y velar por sus necesidades.

Además, está consagrado en nuestra Constitución, la cual hemos respetado durante estos 9 años de nuestras funciones legislativas, por un principio básico que me inculcaron en el seno de mi hogar.

Quiero dar las gracias infinitas a mi provincia La Altagracia por el privilegio que nos ha otorgado y la dicha de ser uno de su representante en la cámara baja. Seguiremos firme desde el Congreso, velando por los mejores intereses de todos y cada uno de mis electores.

Finalmente darle gracias a mi Partido de la Liberación Dominicana, por ser el instrumento político fundado por el profesor Juan Bosch con el objetivo de ser un ente de cambios para nuestro país, es por esto que hacemos un llamado, en memoria del maestro, líder y guía, a nuestro liderazgo responsable, que busquemos las vías del dialogo y el entendimiento, con el único objetivo de continuar sirviéndole al partido, para poder servirle al pueblo.

Síguenos en Instagram