Hoy en minutos: Muertes por accidente de tránsito, un mal endémico de RD

Hoy en minutos: Muertes por accidente de tránsito, un mal endémico de RD

Hamlet Melo | [email protected]

Los accidentes de tránsito en República Dominicana constituyen una de las primeras causas de muertes; las cifras colocan la nación por encima de la mayoría de los países de Latinoamérica, pues mientras el promedio regional es de 16 muertes por cada cien mil habitantes, el promedio en nuestro país es 47.

Las lesiones causadas por el tránsito ocasionan pérdidas económicas considerables para las personas, sus familias y los países en su conjunto. Esas pérdidas son consecuencia de los costos del tratamiento y de la pérdida de productividad de las personas que mueren o quedan discapacitadas por sus lesiones, y del tiempo de trabajo o estudio que los familiares de los lesionados deben distraer para atenderlos.

Si revisamos los 182 países pertenecientes a las Naciones Unidas, la República Dominicana es el segundo país con mayor porcentaje de fallecimientos por accidentes de tránsito, con una tasa de 41.7%, sólo superado por la isla Niue en el Pacífico, con 68.3%.
Según datos del Ministerio de Interior y Policía, 2,122 personas perdieron la vida el año pasado (2018) víctimas de accidente de tránsito, 8% más respecto al año 2015.

Los casos de accidentes fatales nos siguen marcando, como la muerte de 3 jóvenes de una misma familia recientemente; la muerte de otros cuatro que viajaban en motocicletas en el Cibao, la muerte del doctor Máximo Paredes, fundador del centro Médico Materno Infantil del Nordeste, entre otros casos que han enlutado la familia dominicana.

Esto puede reducirse de forma fácil: Si cada dominicano vela fielmente por cumplir las leyes de tránsito, en especial la Ley 63-17 de Movilidad Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial, una pieza que debería enseñarse en todas las escuelas y colegios del país, a nuestros niños y adolescentes.

Pero además, avanzaríamos enormemente si las autoridades hacen cumplir la norma. Los vehículos pesados que transiten por donde le es permitido, los livianos por donde les indica la ley, el peatón en su vía correcta. Las carreteras, avenidas y autovías, con su debida y necesaria iluminación y señalización, etc.
Esta lucha es de todos y todos estamos llamados a contribuir con una mejor sociedad, más educada, más preventiva, más respetuosa y más responsable.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM