Hoy en minutos: Cumplir y hacer cumplir la reciente Ley 192-19, un gran reto

Hoy en minutos: Cumplir y hacer cumplir la reciente Ley 192-19, un gran reto

Hamlet Melo | [email protected]

El artículo 109 de la Constitución de la Republica Dominicana establece la obligatoriedad del cumplimiento de una ley, una vez sea promulgada y se venzan plazos de 24 horas para el Distrito Nacional y 48 para todo el país, por lo que, una vez se promulga una ley, a los dos días se reputa como conocida por todos los ciudadanos y es imperativo su cumplimento sin excepciones.

El pasado 21 de Junio del presente año, el Poder Ejecutivo promulgó la Ley 192-19 sobre Protección de la Imagen, Honor e Intimidad Familiar Vinculados a Personas Fallecidas y Accidentadas, que tiene como objeto, según el artículo 1 de la propia ley: La protección integral a la imagen, honor e intimidad familiar vinculados a personas fallecidas, para que estas sean protegidas frente a intromisiones ilegítimas.

En tanto que, las personas accidentadas podrán reclamar la protección de sus derechos a la intimidad y la propia imagen, cuando sin su autorización, estas han sido divulgadas por cualquier medio de comunicación.

La falta de conciencia, la masificación de los medios electrónicos y las redes sociales, y hasta la mala costumbre que tenemos los dominicanos de grabarlo todo y difundirlo a través de diferentes medios, hizo necesario regular la protección a las familias víctimas de violación de su intimidad y honor personal, ante los hechos en los cuales los medios de comunicación vulneran derechos fundamentales de los parientes de las personas accidentadas y/o fallecidas.

Sin embargo, a menos de seis meses de haberse promulgado la Ley en cuestión, se continúan produciendo, lamentablemente, constantes violaciones a esta norma y a la propia Constitución. Un ejemplo claro, fue lo sucedido el lunes pasado, cuando se accidentó un camión de una compañía de embutidos y un autobús que transportaba turistas rusos hacia el aeropuerto de La Romana.

Minutos después de haberse materializado el hecho, varios medios de comunicación iniciaron transmisiones en vivo y otros curiosos subían fotografías a las redes sociales, de los heridos víctimas del suceso, en franca violación a la ley y con alto desconocimiento del daño que le causa esto, no solo a nuestro turismo, pilar esencial de nuestra economía, sino también a las familiares de quienes ya se despedían de sus vacaciones y buscaban regresar a casa.

Utilizo este medio, para clamar el respeto, cumplimiento y aplicación de las normas que regulan los derechos fundamentales a la intimidad personal, a la privacidad y al honor.

Es responsabilidad de todos cuidar nuestra propia imagen, pero también la de los demás.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM