Hospital Teófilo Hernández sigue en coma y sin señales de terminar su reconstrucción

El Seibo. – Construido en 1950 e inaugurado el 21 de enero de 1951, durante el gobierno de Rafael Leónidas Trujillo Molina, el hospital Teófilo Hernández de aquí se encuentra en proceso de reconstrucción desde hace ocho años, bajo constantes promesas de terminarlo que todavía no dan señales de ser cumplidas.

Su contrato de remodelación lo tiene la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE). Es una de las tantas obras que reclama El Seibo, y que por preceptos básicos de humanidad necesita esta provincia.

Asiste a usuarios de toda la demarcación, incluyendo el municipio de Miches, tomando en cuenta que esta provincia posee 66,867 habitantes, según datos del censo de 2010 de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

Aunque se percibe una mejoría en los servicios los últimos años, su estructura presenta un evidente deterioro, están descalabradas y oxidadas, la pintura desgastada y falta equipamiento con una marcada característica de espera y letanía en los servicios que desespera al más paciente.

Algunos se quejan de la falta de higiene, y que de vez en cuando los medicamentos hay que comprarlos en una farmacia fuera del hospital. Aunque la capacidad es para 70 camas, actualmente cuenta con 34 y 64 especialistas, la mayoría de estos viajantes. Recibe unas 400 personas diarias para consultas de especialidades y unas 100 por emergencia.

Usuarios

Dahiana Mercedes, quien recurre frecuentemente el centro médico y aunque dice el especialista siempre está, la larga espera para obtener el ticket es suplicante. Agrega, además, haberse realizado unos análisis aquí y le entregaron los resultados sin identificación, por lo que tuvo que repetir la prueba.

“Hace falta muchas cosas, para tú ver un especialista es una espera grandísima, todo da brega, la higiene de los baños no está bien, esto hay que terminarlo. Vine a hacerme unos análisis y tuve que repetirlo porque no tenía mi nombre, entonces no estaba confiaba en el resultado”, manifiesta Mercedes.

Otro de los usuarios de este hospital es Santos Jiménez, quien tenía tres días viajando desde localidad La Palmilla, en busca de un referimiento de neurología, y también coincide en que los servicios son rezagados.

Dice que se necesitan más equipos de trabajo y que los medicamentos no los consigue casi nunca en el centro. “Aquí todo es muy lento a veces prefiere uno ni venir, el otro día tenía que hacerme una sonografía y no aparecía nadie, espero que cuando remodelen esto se normalice y le ofrezcan a uno mejor servicio, porque los pobres nos necesitamos otra cosa”, cuenta Jiménez.

La estructura del centro muestra evidente deterioro.

Poca capacidad

Sin embargo, la directora del hospital Teófilo Hernández, Vancetty Padilla, sostiene que el centro está intervenido parcialmente por lo que hay tres y cuatro personas por habitación. Y que la dirección sólo interviene para opinar sobre la reconstrucción, por lo que sugirió a los encargados de la obra hacerle un segundo nivel que pueda ampliar el área de internamiento.

La galeno explica, además, que el centro médico recibe unas 20 mil personas del municipio de Miches, por lo que se queda sin capacidad para tantas personas, porque la población asistente se divide en campos, bateyes y de la ciudad.

Respecto a la nómina, Padilla negó que haya una sobrepoblación de personal, ya que cuenta con alrededor 200 personas que se distribuyen en médicos, enfermeras y personal administrativo. Negó además, que el hospital se encuentre en situación de emergencia como es la percepción de la gente y que haya tardado la remodelación del mismo debido a que la licitación supuestamente, haya sido entregada por pagos políticos. No obstante, enfatizó que de concluirse la reparación este sería un centro médico por excelencia.

Cuando las personas vienen y reciben las atenciones se dan cuenta, solo que hacia afuera siempre se proyecta que el hospital es un caos y que se está cayendo. Si a nosotros se nos termina el hospital, sería un centro médico estrella, tenemos médicos haciendo el servicio, el único problema es la incomodidad, no tenemos el confort que los enfermos necesitan, pues tres personas juntas en una habitación, es delicado. Pero ya todos los médicos vienen y dan asistencias”, aclara Padilla.

Servicios

Parte de las paredes del centro hospitalario.

El hospital en la actualidad cuenta especialidades básicas como cardiología, medicina interna, ginecología y obstetricia, pediatría, cirugía, sonografia y laboratorio 24 horas, farmacia, anestesiología, entre otras especialidades, además una ambulancia.

A excepción de patologías de tercer nivel como oftalmología, neurología y dermatología que necesitan un requerimiento con el que aun el hospital no cuenta como un quirófano especial para neuro y una unidad de cuidados intensivos.

Para la gerente del Área de Salud, Anatilde Rodríguez, la provincia de El Seibo, dispone de 24 centros de atención primaria de los que funcionan 39 unidades de atención primaria. La condición número uno es la población y la segunda es el personal. Sostiene, además que la cantidad no es suficiente y que existe una brecha de atención primaria en la provincia, faltando 20 centros, donde funcionarían unas 12 unidades de atención primaria de acuerdo al crecimiento de la población y el difícil acceso que tiene esta provincia.

En las localidades donde existe este déficit, según la galeno está La Gina y El Cedro, en Miches, donde por la cantidad poblacional, debería haber dos unidades de atención primaria, pues solo hay una con un médico asistente y una auxiliar de enfermería.

Rodríguez, dijo que el mes pasado una comisión de la OISOE visitó el hospital y adelantaron que unos seis meses podrían entregar el hospital, aunque desconoce cada qué tiempo retoman la remodelación. Supone que la tardía conclusión del centro se debe a varios factores, y uno de estos, según alegan los contratistas es el tiempo que tiene el hospital de construido y por ello se considera complejo.

Entre los avances y retrocesos Rodríguez, entiende que la emergencia y el área de internamiento en función, son los únicos avances que ha y tenido el hospital, y se espera que se reconstruya el área de lavandería, quirófanos, amplitud de internamiento, áreas administrativa, cocina, entre otras.

Rodríguez indicó asimismo, que la población demanda este centro de salud y que se deben unir todos los esfuerzos para que se entregue el hospital, como una necesidad primaria de un pueblo que solicita estos servicios.

Mientras tanto, el gobernador provincial, Gerardo Casanova, dijo que es muy poco lo que le falta por terminar a dicho centro hospitalario y de que de trabajársele sin parar, podría estar listo en unos dos meses. En tanto recordó también, la paralización de otro centro de suma importancia como lo es el Centro de Diagnóstico, que lleva seis meses aproximadamente, paralizado. Sostiene que estas paralizaciones, al parecer de deben a la parte económica y que hacen la cubicación en base a lo que le dan solamente, no obstante desconoce si ese el motivo porque el hospital está paralizado. Reveló que como gobierno les conviene que se concluya lo más pronto posible, por ser también una de las obras que demanda esta provincia.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM