HABLANDO CLARO / El financiamiento de la precampaña (1-3)

HABLANDO CLARO / El financiamiento de la precampaña (1-3)

Artice
Anderson Peña.

Anderson Peña Hernández /
[email protected]

La educación política es el tema menos importante para nuestros líderes nacionales. Habrá mucho dinero para gastar, pero no en educación política que, de hecho, el excedente de los topes para gastar en precampaña y que detallaremos la friolera suma a continuación, debe de usarse para esta educación partidaria interna.
Entrando en materia, dio pena como la sociedad dominicana, totalmente mediatizada, permitió que solo se hablara de padrón abierto y cerrado, y no se previó la discusión si era aceptable y sano que se permitiera explotar tanto dinero en una pre campana electoral en un país, pobre de conocimiento y de ingresos y con una de las mayores desigualdades entre clase social.
El artículo 42 de la Ley 33-18 permite a un precandidato presidencial, que para hoy hay unos 12 candidatos, utilizar 70.00 pesos por elector inscrito en el Registro Nacional de Electores, monto que se ve poco pero que la realidad es que es mucho.
La entrega del padrón de electoral en fecha 23 de abril del 2014 por parte de la JCE a los partidos políticos, cortó el 15 de abril de ese año, con poco más de 6 millones 900 mil electores, que multiplicado por 70.00 pesos da un total de 483 millones por pre candidato presidencial. Son 483 millones tomando como parámetro el padrón que se uso en el 2016 y que corto el 15 de abril del 2014, que ocho años después debió aumentar por lo menos un 10%.
¡Por Dios! En República Dominicana un precandidato presidencial puede usar en tres meses casi 500 millones de pesos. Eso es una locura, una competencia desleal y demuestra que en este país solo pueden aspirar a presidente, narcos políticos, políticos corruptos y políticos financiados por grupos de empresarios. Me pregunto ¿dónde quedó la igualdad para el acceso a cargos de elección popular que habla la Constitución, en términos sociales y democráticos de derechos?
Pero insólito son los casos de congresistas: senadores y diputados, que lo engloba igual por electores, delimitado a su padrón territorial, del que hablaremos en la próxima entrega.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews