Gobierno dominicano en deuda con La Altagracia y demás provincias de la zona Este

Higüey. – La provincia La Altagracia y los demás pueblos de la región Este vieron finalizar el 2019 sin que el Estado cumpliera con las obras prometidas y de mayor demanda por parte de la población.

Durante su primer período 2012-2016, el presidente Danilo Medina, anunció una serie de obras en La Altagracia de las que solo se cumplieron algunas y otras aún faltan por terminar, a pesar de que los presupuestos para estas infraestructuras fueron aprobados por el gobernante.

Dentro de estas obras, en el municipio de Higüey está el acueducto, que es una de las infraestructuras de mayor relevancia para la población, la misma tiene prácticamente alrededor de 11 años en construcción, y fue iniciada por la empresa italiana Ghella & Asociados, durante el gobierno del ex-presidente Leonel Fernández.

Según el diputado Juan Julio Campos, en una publicación de El Tiempo, en el 2017, la obra del acueducto de Higüey, le habían aprobado más de RD$ 3 mil 500 millones, que se traducen en un aproximado de 60 millones de dólares, por lo que entiende que esta es una cantidad considerable para que ya esté plenamente culminado el trabajo.

También, otra obra solicitada y prometida son los caminos vecinales, de estos se ha cumplido con algunos, pero hay muchos otros que esperan su arreglo, dentro de los que están: del Mamey, el de Guarapito, el de la Yanada del Cerro, el de Guanito, el del Calichar, Los Jusos- Rio Llano y La Curtiembre de Anamuya.

A esto se agrega una serie de sectores que aún no han sido beneficiados con el plan de asfalto que está realizando el gobierno en la provincia y la terminación de la entrada de Higüey.

Ante esta realidad, Máximo de los Santos, presidente de la Junta de Vecinos del Municipio de Higüey, dijo que son muchas las obras que están inconclusas, por no decir que todas. “No tenemos acueducto, no está terminado, e incluso prometieron extenderlo hasta Villa Hortensia y colocar las tuberías soterradas y no se ha hecho nada”.

“No tenemos sistema cloacal, se prometió también una represa. De los caminos vecinales solo han terminado dos. Falta un tramo de la carretera de Jobo Dulce, y la entra de Higüey aunque está muy adelantada”, apuntó.

Se recuerda que el alcantarillado sanitario de Higüey fue construido en el 1970 por el expresidente Joaquín Balaguer, con la planta de tratamiento y hace más de 15 años que no funciona.

Indicó que las autoridades locales les han llevado al presidente las quejas y necesidades de la población, pero el Gobierno central solo se ha ido en promesas, siempre ha estado amagando, diciendo que va hacer, pero es muy poco lo que ha cumplido.

Proyectos sin ejecutar en Verón-Punta Cana

La misma suerte de Higüey la han corrido los demás municipios, en Verón-Punta Cana, localidad que aporta un 7% al Producto Interno Bruto, el Estado tiene una deuda pendiente de grandes obras que beneficiarían no solo a los munícipes sino al sector turístico en general.

Dentro de las obras de gran relevancia para esta zona está el acueducto de Verón-Punta Cana, infraestructura que vendría a resolver el tema del tratamiento de las aguas. En materia de salud, el hospital de Verón, este año se hizo el proceso de licitación de esta obra e incluso ya se dio el primer picazo de esta construcción, y los trabajos a penas inician.

También, la regeneración de las playas de El Cortecito, Arena Gorda, Macao y Cabeza de Toro. En el Presupuesto de este año, al Ministerio de Turismo se le asignaron unos 777 millones de pesos para este propósito a nivel nacional, pero Verón-Punta Cana continua en espera, sumado a esto el Boulevard Turístico del Este que requiere mantenimiento y las avenidas del Distrito Turístico necesitan un plan de asfaltado exhaustivo.

Autoridades de La Altagracia

El gobernador provincial Ramón Güílamo, manifestó que está consciente que tienen muchas obras pendientes como los hospitales de Nisibón y de Verón, este último fue licitado y tiene asignación de contratista y debe avanzar en al inicio del año.

Entrada de Higüey, que aún está en fase de construcción. (Fuente externa, Brandon Soto).

De su lado, el diputado Hamlet Melo, manifestó que entiende que se está haciendo lo posible por terminar la tan esperada entrada de Higüey y algunos de los caminos vecinales, que espera que dé igual modo se inicie el Hospital de Verón que ya fue licitado.

En cuanto al acueducto y el alcantarillado sanitario, indicó que tendrá que ser para el próximo año, porque no están presupuestados.

Otras provincias del Este

La misma realidad la viven otras provincias de la región Este, en el caso de La Romana hay varias obras que se han dilatado para resolverse, como son la construcción del hospital del municipio de Villa Hermosa, que según las autoridades pertinentes se atrasó el inicio de esta obra por el proceso de licitación y el cambio de terreno que se tenía previsto. Otro pendiente es la remodelación del Polideportivo Eleoncio Mercedes, para el cual fue asignada una partida millonaria para adecuar esta instalación considerada como la casa del baloncesto en la provincia.

“La Romana está sumergida en un atraso, tanto por las autoridades locales como del Gobierno central; hacen falta muchísimas obras que no se construyen porque nuestras autoridades no le reclaman a los que manejan los presupuestos y no tienen los oídos en lo que pide la gente”, manifestó el dirigente comunitario Guillermo Pérez.

El diputado Pedro Botello, del Partido Reformista manifestó su disgusto en la Cámara de representantes debido a la aprobación de obras que se realizaron para La Romana, pero varias se dejaron fuera del Presupuesto para el año 2020.

Mercado Municipal de San Pedro de Macoris

Mientras que, en San Pedro de Macorís, los munícipes de esa provincia reclaman al Gobierno la remodelación del mercado municipal, declaran “es una pocilga” debido al mal estado en que se encuentra y la situación de disminución que presentan las zonas francas, mismas que dinamizan la economía generando cientos de empleos, la falta del alcantarillado sanitario, y la carretera que va desde los Llanos hasta Quisqueya.

El exgobernador de San Pedro de Macorís, Alcibíades Tavárez, dijo que en Guayacanes, Juan Dolio y Quisqueya necesita un hospital municipal que no lo tienen, sumado a esto la carretera de los Llanos al Puerto y del Puerto, Bayaguana hasta Hato Mayor, que relanzaría esos lugares que son bellísimos para desarrollar el ecoturismo y esto le daría otro color a ambas provincias.

Indicó que es importante que se desarrolle el canal que se tiene previsto para que recoja las aguas desde la Autopista del Este para que se mejore el drenaje pluvial y también la ampliación del alcantarillado sanitario.

Hato Mayor se ha mantenido por varios años reclamando la carretera Hato Mayor-El Puerto, esta ha sido prometida en varias ocasiones por el mandatario, así como la carretera Hato Mayor-Sabana de la Mar y el hospital doctor Leopoldo Martínez, que está en condiciones infrahumanas. La Plaza de la Cultura, es otra de las obras que los comunitarios esperan que se termine, además del sistema cloacal.

Hospital Dr. Teófilo Hernández, de El Seibo, tiene varios años en construcción.

El Seibo, la provincia más vieja del Este, sigue sumergida en sus miserias; diversas son las obras que los munícipes de esta provincia demandan, como son la terminación del hospital Teófilo Hernández, el cual tiene años en construcción y la misma no finaliza; la construcción de una planta de tratamiento de aguas residuales, la casa de la cultura que está en fase de terminación hace varios años, arreglos de los caminos vecinales, el traslado de la Fortaleza Pedro Santana fuera del pueblo, la construcción de un nuevo cementerio y de un centro universitario, así como la apertura del hotel Santa Cruz que se remodeló y tiene años cerrado.

En el municipio de Miches, se necesita un nuevo hospital, un centro de atención primaria que se inició a construir en 2012 y aún no se termina, los accesos a las playas por las diferentes áreas y conectarlos con el Callo Celedonio, el acueducto y sistema de tratamiento de aguas negras o residuales.

El senador por esa provincia, Santiago Zorrilla, dijo que son muchas las obras que están inconclusas en su provincia y que otras no se les ha puesto la mano, como es el caso de los caminos vecinales y las carreteras de El Seibo al Cuey, las Cuchillas, Arrollo Grande, Caciquillo y Candelaria, San Francisco Vicentillo y además de terminar la carretera que debe conectar con Miches Sabana de La Mar para que pueda haber un verdadero desarrollo turístico.

Indicó que estas obras y muchas más no se han ejecutado por falta de interés del Estado, que muchos han sido los proyectos y resoluciones que ha sometido y no han sido aprobadas para incluidas en el presupuesto para esta provincia.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM