Fiscales electorales, el gran desafío en las elecciones del domingo

Verón. – Las Procuraduría General de la República empezó a capacitar a los fiscales que estarán disponibles para la persecución de delitos electorales que puedan surgir en la contienda comicial del próximo domingo y de las elecciones programadas para mayo de este mismo año.

Se trata de un grupo de 70 fiscales que recibirán talleres sobre crímenes y delitos electorales por parte la Procuraduría General de la República (PGR) y la Fundación Institucionalidad y Justicia (Finjus).

La República Dominicana tiene 31 provincias más el Distrito Nacional, divididas en 158 municipios y 235 distritos municipales. Si se han estado capacitando 70 fiscales electorales ¿Sería entonces esa cantidad suficiente para cubrir todo el territorio nacional?

El curso que están recibiendo los 70 fiscales está siendo impartido por el experto mexicano Ignacio Coronel Cruz, quien ha ejercido durante 25 años en la Fiscalía Electoral de México y ocupado la Dirección General del Sistema Penal Acusatorio de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de ese país.

Pero ¿pueden capacitarse al vapor los fiscales sobre los cuales recaerá la responsabilidad de investigar denuncias de irregularidades, y que en caso de comprobarse sean pasibles de considerarse como delito electoral?

Los fiscales que se especializan para la persecución de diversos tipos de crímenes lo hacen en la Escuela Nacional del Ministerio Público, durante un periodo determinado de tiempo, pero no en una semana como se pretende especializar a estos servidores públicos para hacer frente a lo que se pueda tipificar como delito electoral.

Las elecciones municipales son el próximo domingo, y hasta el cierre de esta edición no se había dado a conocer quienes estarán recibiendo los posibles casos de denuncias de delitos electorales en ninguna demarcación en el ámbito nacional, ni cómo se dará el manejo de estas situaciones.

Es por esto que según sondeos realizados por este medio, partidos y candidatos a cargos electivos han mostrado preocupación por la participación, por primera vez, de fiscales que podrán lidiar con delitos electorales.

Resolución del Ministerio Público

El pasado 6 de febrero, faltando en ese momento diez días para las elecciones municipales del próximo 16 de este mes, el Ministerio Público emitió la resolución que rige en esa materia.

“Se instruye a todas las fiscalías en todo el territorio nacional a recibir y ponderar las denuncias y querellas sobre infracciones penales electorales que ocurran en sus respectivas jurisdicciones, y a investigar y ejercer la dirección funcional de las investigaciones sobre dichos crímenes y delitos, así como poner en movimiento y ejercer la acción pública en los casos que corresponda, acorde con las capacitaciones impartidas, dando cumplimiento al debido proceso y conforme lo establece la Constitución de la República, la Ley Orgánica del Ministerio Público y la Ley Orgánica del Régimen Electoral”.

Según esta primera parte de la resolución todas las fiscalías deben recibir las denuncias de delitos electorales, no sólo los fiscales que se están capacitando en los talleres y cursos que la PGR está impartiendo junto a las Finjus.

Jean Alain Rodríguez
Jean Alain Rodríguez, procurador general de la República.

Lo segundo que establece esta resolución es que “se le instruye a todos los procuradores fiscales titulares llevar a cabo una planificación estratégica, reservada e interna, así como utilizar todas las técnicas y herramientas necesarias y puestas a su disposición para la prevención y debida investigación, incluso de oficio, de los delitos y crímenes electorales que se cometan en sus correspondientes jurisdicciones, así como tomar las medidas y acciones puntuales para supervisar la debida investigación y procesamiento de dichas infracciones”.

Según esta disposición la persecución de los delitos electorales se darán a través de las fiscalías barriales y quien deberá coordinarlo son los titulares de cada provincia.

Lo tercero que dispone esta resolución es que los procuradores fiscales titulares deberán conformar y establecer los equipos de sus diferentes dependencias encargados de la recepción de las denuncias y querellas en materia de crímenes y delitos electorales.

Estos equipos llevarán a cabo dichos procesos, así como habilitarán los canales necesarios y establecerán los protocolos y procedimientos internos para la debida recepción y tramitación de dichas denuncias.

En dicha resolución también se contempla que los días de las elecciones las fiscalías trabajen 24 horas a partir de las cinco de la mañana. De igual forma se instruye a los procuradores fiscales titulares brindar toda la asistencia y colaboración necesaria a las Juntas Electorales correspondientes a su jurisdicción para la debida presentación de actas y evidencias relativas a los crímenes y delitos electorales, salvaguardando la correspondiente cadena de custodia y debido proceso.

La resolución instruye “a los miembros representantes del Ministerio Público procesar los casos sobre infracciones penales electorales en respeto del debido proceso, en atención al principio de apoliticidad, contemplado en el artículo 25 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, núm. 133-11, el cual dispone que el Ministerio Público ejerce sus funciones sin consideraciones de índole político partidaria”.

Sin conocimiento

Según informaciones que maneja este medio, los fiscales de Verón-Punta Cana no serán quienes actúen en esta contienda electoral. Ellos no han recibido talleres de preparación para trabajar en la persecución de los delitos electorales, y no conocen al detalle la Ley de Régimen Electoral, que es la que tipifica estas infracciones.

Hasta el momento no han recibido ninguna directriz al respecto. Los fiscales asignados a las fiscalías barriales de esta demarcación reciben y tratan delitos ocurridos dentro de las mismas comunidades, tales como atracos, robos, riñas, posesión de sustancias controladas, muertes, etc.

Las elecciones, sin importar su nivel, tienden a ser muy incidentadas en esta localidad. Las denuncias de ilegalidades en medio de los procesos son constantes. Este medio ha registrado, por ejemplo, la compra y venta de votos en varias contiendas.

En las pasadas Primarias se suscitó un disturbio en el que resultó herido Gerardo Gálvez, un dirigente peledeista frente a un recinto electoral en La Ceiba de El Salado. Este fue el único incidente registrado en esa contienda.
También fueron captadas imágenes de aspirantes a vocales y otros puestos electivos comprando votos en las afueras de escuelas de esta demarcación.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM