Finanzas para no financieros: Las MiPymes en la República Dominicana

Finanzas para no financieros: Las MiPymes en la República Dominicana

Rafael Ramírez | [email protected]

Las MiPymes es el nombre que se le da a las micro, pequeñas y medianas empresas las cuales pueden ser mercantil, industrial o de cualquier otro tipo, con la condición de que tienen un reducido número de trabajadores y registran ingresos bajos, estas empresas constituyen un rol importante en el tren productivo y tienen una influencia determinante sobre la evolución económica de nuestra nación, jugando un papel relevante en el desarrollo económico del país, por su aporte al Producto Interno Bruto, contribuye a la generación de empleos, de ingresos, erradican la pobreza e impulsan la innovación tecnológica.

Es importante señalar que el marco jurídico de las MiPymes está regulado por Ley 488-08: Régimen Regulatorio para el Desarrollo y Competitividad de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPymes), de fecha 19/12/2008. Reglamento de aplicación de la Ley 187-17 que modifica la Ley 488- 08 sobre la clasificación y el registro de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPymes), de fecha 28/07/2017.

Para esos emprendedores y que están dando sus primeros pasos en el mundo empresarial, les informamos que en nuestro país existen seis centros MiPymes, que brindan asesoría a estas empresas, entre las cuales se encuentra: la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la Universidad Iberoamericana (Unibe), Universidad Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), en el Instituto Superior de Agricultura (ISA), en la Universidad Católica Tecnológica de Barahona (Ucateba) y en la UASD de Hato Mayor, esto es producto de una alianza del sector privado, las universidades y el gobierno, pero todavía debemos incorporar un gran número de MiPymes a estos asesoramientos.

Debemos señalar que para que este sector tan importante para el desarrollo económico y social de nuestro país siga dando fruto, el Estado Dominicano debe de hacer un poco más de esfuerzo y facilitarle el camino a todo aquel que quiera emprender e incursionar en los negocios, parte de los problemas y dificultades que se presentan, es que existen muchas informalidades en el sector, el alto costo financiero que estas deben de asumir por la limitación al acceso al crédito en el Sistema Financiero Nacional por falta de garantías reales de este tipo de empresas, un sistema tributario poco flexible, complicado y aterrador que en lugar de darle facilidades se la pone difícil, es por esta razón que muchas fracasan en el intento.

Para seguir desarrollándose este sector, se necesita de estrategias bien definidas a través de las cuales se implementen políticas públicas integrales con la finalidad de contribuir a disminuir los problemas o dificultades de índole financiero, administrativos, capacitación e impositivos, pero estos deben estar condicionado con un estudio de factibilidad de los negocios existentes y de los nuevos proyectos de emprendimientos, para verificar su situación actual y sus proyecciones futuras.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM