FINANZAS PARA NO FINANCIEROS / Impacto de la inmigración haitiana en RD

Artice
Rafael Ramírez.

RAFAEL RAMÍREZ / [email protected]

Hoy más que nunca la República Dominicana está afectada debido a la existencia de una frontera abierta y sin control, que causa un alto flujo de inmigración ilegal, Haití es el país con la tasa de crecimiento más elevado del mundo, con una población mayor que la nuestra, así como también con el índice de pobreza más altos de todos los países y por consiguiente con índice de analfabetos de un 51%, lo que indica que más seis millones son analfabetos y lamentablemente estos son lo que emigran hacia la Republica Dominicana. Los haitianos han ido llegando a nuestro país tratando de escapar de los problemas sociales que aquejan ese país (Haití).

En Haití el principal problema social que se presenta en todo el territorio son, la corrupción gubernamental, discriminación racial, pocas oportunidades y la mala distribución de los ingresos.

Estas son algunas de las razones por las cuales más de un millón de haitianos en extrema pobreza han escogido emigrar, en su mayoría ilegalmente, al país que tienen más cerca, que resulta también tener índices de pobreza bastante elevados.

La inmigración haitiana ha causado mucho revuelo tanto al Estado Dominicano como en toda la población, ya que estos han venido ocupando nuestro territorio desde hace mucho tiempo, pero en los últimos años esto se ha incrementado y es debido a varios factores, entre lo que podemos mencionar la creciente desigualdad entre los dos países, la falta de desarrollo en Haití y la falta de control en la frontera la cual incentiva la migración clandestina hacia República Dominicana, lo que a largo plazo puede poner todas las ganancias económicas, sociales e institucionales en peligro.

La inmigración haitiana incrementa el sector informal, afecta el salario de los trabajadores dominicanos, desplaza la mano de obra criolla, eleva el grado de desigualdad del ingreso en el país, o sea, aumenta la remuneración del capital y de la mano de obra calificada, reduce los ingresos laborales de los trabajadores menos calificados, y contribuye a incrementar los niveles de pobreza en la República Dominicana.

En todas partes del mundo la inmigración tiene que ser controlada para tratar de mantener un equilibrio entre la población local y la que viene de afuera, para que no perjudique a los nacionales.

La inmigración irregular de haitianos y la integración en materia legal de los descendientes de estos, es uno de los principales problemas inmigratorio; la población total de origen haitiano en la Republica dominicana se estima en alrededor de un poco más de 1, 0 millón de inmigrante.

La inmigración desmedidas y sin control, acarrea, problemas sociales y culturales, como cambio en las costumbres y tradiciones mantenidas por las poblaciones locales, la transculturización, introducción de enfermedades endémicas que fueron erradicadas en República Dominicana pero no en Haití y en los últimos años han resurgido en nuestro territorio, gracias al problema migratorio; todo esto y más son retos que merecen mucha atención por parte de las autoridades y se necesita una solución lo ante posible; porque está afectando la estabilidad económica, social, cultural y política de la República Dominicana.

Los países pobres como Haití, no están condenadas a seguir pobres y las ayudas del exterior no incentivan el desarrollo, por lo que cada país debe producir los servicios y bienes que necesitan sus habitantes para poder crear la actitud y costumbre de que las cosas no se consiguen fácil que cuestan sacrificio y se obtienen con educación y trabajo.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews