Falta de centros sería principal obstáculo para apertura de atención primaria en La Altagracia

Artice

Verón. Mientras a nivel nacional se debate si entra o no en funcionamiento la parte de la Ley 87-01 que crea el Sistema Dominicano de Seguridad Social que establece la atención primaria, como puerta de entrada a la red de servicios de salud, en La Altagracia las autoridades de Salud Pública dicen que para que esto funcione en esta demarcación se necesitarían más Unidades de Atención Primaria (UNAP).

Lo que se debate a nivel nacional es la entrada en vigencia del artículo 152 sobre la articulación de los niveles de atención, que establece que para ser habilitadas por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales, el Seguro Nacional de Salud y cada Administradora de Riegos de Salud (ARS) deberán contar con Proveedoras de Servicios de Salud (PSS) que, en conjunto, cubran y articulen los niveles de atención, cumpliendo al menos con algunas condiciones mínimas.

La primera de esas condiciones es “un nivel de atención primaria como puerta de entrada a la red de servicios, con atención profesional básica a la población a su cargo, dotado de adecuada capacidad resolutiva y centrado en la prevención, en el fomento de la salud, en acciones de vigilancia y en el seguimiento de pacientes especiales, que cubra las emergencias y la atención domiciliaria”.

Otra de las condiciones que ese artículo 152 menciona es “un sistema de referencia desde el nivel de atención primaria hacia la atención ambulatoria especializada, y/o la hospitalización general y compleja, y viceversa”.

Unap Verón

UNIDADES DE ATENCIÓN PRIMARIA

Miqueas Martínez, gerente de área del Servicio Nacional de Salud en La Altagracia, dijo que las UNAP siempre han sido la puerta de entrada a la red de servicios de salud, pero opinó que hay un déficit de estos centros.

“Por ejemplo si esa parte de la Ley de Seguridad Social entra en vigencia va a ver un cúmulo de pacientes en todas la unidades. A mi entender tendrían que esperar mucho. Yo lo que pienso es que se deberían de completar las unidades faltantes para que la gente pueda acudir”, señaló Martínez.

El gerente de área del Servicio Nacional de Salud en La Altagracia precisó que los servicios correspondientes se están dando en las UNAP, pero que si la última fase de la Ley entra en vigencia se pondría de manifiesto la falta de Unidades en los distintos sectores.

Según el Manual de Organización de las UNAP, éstas tienen la responsabilidad de atender y dar seguimiento a una población y su medio ambiente, que oscila de forma orientativa entre 2,500 y 3,500 habitantes, (500 a 700 familias), que residen en un sector geográfico determinado, llamado sector de salud.

Dulfelina Cruz, directora de la UNAP de Verón

Este manual también establece que las funciones del equipo de las UNAP es prestar atención integral y continuada a personas, familias y comunidades de su sector en régimen ambulatorio, domiciliario, comunitario y de urgencias.

También incluyen actividades de promoción de la salud, asistencia preventiva a enfermedades, asistencia curativa y rehabilitadora con referimientos de pacientes al nivel especializado de atención, cuando estos lo requieran.

Además la rehabilitación y reinserción social en función de los programas, de acuerdo a las normas establecidas por el Ministerio de Salud Pública para este nivel, atender casos de urgencia y brindar primeros auxilios a la población que lo demande, vigilancia de la salud ambiental, salud laboral, salud mental, participación en las actividades de organización y atención en situaciones de emergencias y desastres. Martínez consideró que de acuerdo a la cantidad de personas que una UNAP debe atender hay un déficit de estas.

Dulfelina Cruz, directora de la UNAP de Verón, indicó que la atención primaria es un sistema que se puede aplicar en cualquier lugar, y que las clínicas lo pueden implementar perfectamente.

Cruz comentó que la atención primaria consiste en un médico que vea en primera instancia al paciente, y luego lo dirija o refiera hacia donde debe ir.

Explicó que el 80 por ciento de los casos se pueden resolver en ese primer nivel de atención y no es necesario hacer la referencia. La directora de la UNAP manifestó que la atención primaria está funcionando desde el 1984, pero no se le ha dado el seguimiento correspondiente.

“La Unidad de Atención Primaria puede ser un solo médico que vea su paciente, dependiendo de la población, porque la atención primaria lo que quiere es mantener la salud de ese paciente”, aseguró Cruz. Hizo hincapié en que si se mantiene la salud de esa persona, no hay necesidad de que los pacientes lleguen graves a los hospitales y eso es lo que se quiere.

OPINIONES

Rafael Mena, presidente de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados (Andeclip), señaló que ellos en el gremio que dirige están de acuerdo en que la ley sea revisada y modificada para que las pensiones y la salud se dividan.

Mena opinó que la salud y las pensiones no tienen que ver una con la otra “una cosa es pensiones y otra cosa es salud, y lo han mezclado”.

Dijo que ellos en Andeclip piensan que el veto de dicha ley debe estar conferido exclusivamente al Estado dominicano, no importa el gobierno que esté de turno. Agregó que los demás sectores del sector Salud no deben veto, porque son parte interesada.

Enfatizó en que todo eso debe ser modificado y que ciertamente si los que saben sobre estos temas son los médicos y las clínicas, de alguna manera deben ser representadas. Indicó que “es injusto que nada más se oiga una sola campana y la de nosotros que somos los que producimos, participamos y sabemos no se oiga. O sea que hay demasiado discriminación”.

Miqueas Martínez, gerente SNS La Altagracia
Miqueas Martínez, gerente SNS La Altagracia

 

Mena señaló que ellos en Andeclip quieren que se mantenga la atención primaria pero que el decir que el que quiera que pague “eso es cinismo hasta que se demuestre lo contrario. Si te pagan no es libre”.

Click en la portada para ver edición impresa Edición impresa, BávaroNews