Evaluación de desempeño docente, en medio de déficit de aulas y deterioro de escuelas

LA ROMANA. Cientos de maestros de esta ciudad están siendo evaluados en su desempeño docente, en escuelas que requieren de pronta atención de las autoridades de Educación, ya que las mismas presentan serio problemas en su estructura, filtraciones en techo y paredes que generan olores desagradables, así como grietas, hacinamiento de estudiantes por reducidos espacios.

Escuelas como La Hicayagua y los liceos Gregorio Luperón y Raúl Cairo, en el municipio de Guaymate, son una muestra fehaciente del grave problema que sufren las escuelas de La Romana.

Estos centros presentan serios problemas de filtración, profundas grietas, inundaciones de los patios cuando llueve y hasta el momento sólo se han hecho evaluaciones. Bélgica Feliciano, presidenta de la Asociación de Profesores en Guaymate, dijo que hace dos años llegó a esta institución y desde ese entonces junto al Ministerio de Educación hicieron un levantamiento de la problemática de cada seccional, como el déficit de aula, la condición de la infraestructura, y las que ameritan ampliación.

Centros como el Hicayagua, con 41 años de construido, ya no aguanta más y se está cayendo a pedazos. Feliciano indicó que están esperando desde agosto a que resuelvan este problema y esperan que ya sea este fin de año para ellos poder volver en enero a clases. “Llamé al Ministerio (de Educación) y me dijeron que en noviembre y diciembre iban.

La situación de esta escuela es inaceptable. La situación del liceo Gregorio Luperón, que es la madre de la Hicayagua, es mucho más viejo. Lo construyeron precisamente porque había que sustituir aquella, y sin embargo allí funciona el liceo y eso es un mar cada vez que llueve”, expresó Feliciano.

Señaló, asimismo, que no sólo las viejas edificaciones presentan problemas, ya que el liceo Raúl Cairo, Tanda Extendida y es una edificación moderna, tiene algunos vicios de construcción.

Otras escuelas de la comunidad, como la de Higueral, le falta energía eléctrica. Igualmente, falta ampliación de la escuela Eduardo Cotes, del Batey Peligro, y necesitan también algunos maestros de lenguas extranjeras y de artística.Escuelas inundadas

Aunque todos los maestros de Guaymate que han ido a concurso están trabajando, ahora no tienen más docentes para reclutar, por lo que el 80 por ciento de los maestros de los centros educativos Gregorio Luperón y Raúl Cairo son de La Romana. Los directivos de esos centros se han reunido con el gobernador y la alcaldesa Estela Ozuna, para buscarle salida a estas problemáticas.

Más problemas En condiciones similares está el centro educativo Salome Ureña, el cual viene arrastrando, desde el 2012, problemas de humedad y filtraciones que le han dañado documentos y material de apoyo, por lo que tienen que estar moviendo todo cada vez que llueve. Lo mismo ocurre en el liceo Arístides García Mella.

A todo esto se suma el horrible hedor a humedad que se desprende de las paredes con el cual los infantes podrían enfermar. Es notorio en sus paredes incluso la presencia de moho. Así mismo está el centro educativo Evaristo Araujo Carretea, el cual presenta problemas de humedad y plagas de ratones, además de que necesita que algunas aulas construidas por la comunidad sean remozadas, para cuando inicie la jornada de Tanda Extendida.

Elba Jons, directora de ambas tandas de este centro, dijo que cuentan con una matrícula de 796 niños, y que como centro educativo demandan que las aulas traseras las puedan restructurar. Otra de las situaciones que también presentan algunos planteles de esta ciudad, como el liceo Teve Centro Kilómetro 10 de Cumayasa, es el hacinamiento de estudiantes, no sólo en las aulas sino también en el patio.

Los estudiantes no cuentan con un lugar donde recrearse o una cancha para practicar deportes. Las pequeñas aulas tienen capacidad para 20 alumnos y tienen hasta 40, lo que los hace recibir clases como sardinas enlatadas.

Pedro Pool, director de este liceo, resaltó que tienen una población alta y que se les prometió que para inicio de agosto le iban a entregar la escuela básica, y esta iba a pasar al centro nuevo que está en un 90 por ciento de terminación, pero que no se ha dado la situación. Dijo que por esta razón tuvieron que inscribir los alumnos allí, con una matrícula de 182 estudiantes por tanda, cuando el centro siempre tenía 140 a 150 estudiantes.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM