Estadounidenses resultan envenenados por broma de Trump

Estados Unidos.- Durante una reunión sostenida con el grupo de trabajo sobre coronavirus, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, manifestó que sería interesante atacar el virus mediante una inyección de desinfectante.

Debido a ésto, el Centro de Control de Envenenamientos de Nueva York ha tenido que lidiar con más de treinta llamadas de personas expuestas a lejía, al desinfectante Lysol y otros productos.

Estas llamadas surgen luego de las declaraciones del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quie sugirió la inyección de estos productos de limpieza para tratar el coronavirus.

Poe su parte, el presidente dijo que estaba hablando «sarcásticamente» cuando sugirió que las inyecciones con desinfectante podrían ser un tratamiento contra el coronavirus.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM