Enfermedades catastróficas dejan a familias dominicanas sin recursos para enfrentarlas

Verón. Aunque el Estado dominicano a través del Ministerio de Salud Pública cuenta con un fondo destinado para las enfermedades catastróficas, son frecuentes los casos en los que ciudadanos con estos padecimientos deben acudir a la caridad de los demás para, en la mejor de las suertes, poder salvar sus vidas.

Uno de muchos episodios que se pudieran contar lo representa el de Alex Attias, quien fue diagnosticado con cáncer peritoneal, hace poco más de cuatro años. Desde el momento en que supo de su peligrosa enfermedad, este hombre empezó la travesía que lo llevaría a requerir de la ayuda de sus familiares y conocidos para poder costear su costoso tratamiento.

Alex, al igual que muchos otros pacientes con enfermedades catastróficas, tiene un seguro médico de salud, pero en el caso suyo es básico. Con los primeros procedimientos y tratamientos, en poco menos de cuatro meses se le agotó el millón de pesos que los seguros familiares de salud dan para un año.

Sus múltiples procedimientos agotaron la reserva familiar y todos los recursos disponibles a su alcance. Muchos de sus medicamentos ni siquiera eran cubiertos por el seguro médico y el plan de salud que tenía. Con la ayuda de su esposa, Olga Betances, Alex obtuvo la oportunidad de acceder a un tratamiento y operación en los Estados Unidos, mismo que tenía un alto costo, unos 88, 475 dólares, y ya la familia no disponía de los recursos suficientes para costearlo.

Fue entonces cuando les surgió la idea de abrir una página para donaciones, a través de www. gofundme.com, para mediante esa vía apelar a la caridad de las personas y con sus aportes poder alcanzar la suma requerida.

Y es que las enfermedades catastróficas no sólo agotan físicamente a quienes la padecen, sino que puede fácilmente acabar con los recursos de una familia de clase media. En los casos de quienes no cuentan con ningún tipo de recursos económicos, el panorama es aún más desolador.

La doctora Dulfelina de la Cruz, directora de la Unidad de Atención Primaria de Verón (UNAP), señala que las enfermedades catastróficas son todas las que atentan contra la vida de alguna persona. Indica que estas enfermedades pueden ser congénitas y adquiridas. De la Cruz precisa que las principales enfermedades catastróficas son las malformaciones cardiaca, valvulares, insuficiencia renal crónica, todos los tipos de cáncer; quemaduras graves, aneurismas, entre otras.

Dulfelina Cruz, directora de la UNAP de Verón

La doctora también refiere que las enfermedades catastróficas más comunes son el cáncer de mama, el cáncer de pulmón, el de próstata y el cáncer cerebral. Señala también que estos padecimientos reciben el nombre de enfermedades catastróficas porque llegan de forma rápida e inesperada a los pacientes, avanzan su estado de forma acelerada y sus tratamientos y procedimientos son sumamente costosos.

Cuando una persona es diagnosticada con una de estas enfermedades catastróficas, la interrogante de cómo costear los gastos de los procedimientos y medicamentos, pasa a ser su primera preocupación, por encima inclusive de su misma salud.

Y es que los altos costos de los medicamentos para estos pacientes, así como de las operaciones u otros procedimientos que tengan que hacerse, hacen que quienes no tienen seguros médicos se vean desprotegidos.

Para quienes sí tienen un seguro familiar de salud, la cobertura de estos anualmente es de un millón de pesos, cifra que en la mayoría de los casos termina siendo insuficiente, pues en ocasiones solo uno o dos procedimientos agotan esta cantidad.

En las situaciones de complejidad, que los pacientes deben ser trasladados fuera del país para someterse a tratamientos, si no tienen los recursos disponibles deben acudir a la petición de colaboración a empresarios, políticos, funcionarios y la sociedad en sentido general para poder costearlo todo. En esta zona turística de Verón-Punta Cana se han presentado varios casos de este tipo, algunos con buenos resultados y otros no tan favorables.

 AYUDA A TRAVÉS DE SALUD PÚBLICA

En el 2018 el ministro de Salud Pública, doctor Rafael Sánchez Cárdenas, informó que esta institución contaba con un fondo sobre los dos mil millones de pesos para cubrir las enfermedades catastróficas, como son el cáncer, trasplante de órganos y tratamientos de hepatitis C, entre otras, y suplir así los medicamentos de alto costo a pacientes sin cobertura de salud.

Sánchez Cárdenas manifestó, en aquel momento, que el presidente Danilo Medina creó este fondo, en principio con 500 millones de pesos y actualmente está en los 2 mil 686 millones, 693 mil 976.00 pesos.

Alegó que ese incremento fue de 700 millones de peos con referencia al 2017, para ser implementados en dicho programa de trasplantes y medicamentos de alto costo para beneficiar a personas que carecen de seguro de salud. También para quienes reciben indicaciones de medicamentos que no están en el catálogo de prestaciones del Sistema Dominicano de Seguridad Social.

Sánchez Cárdenas dijo en ese momento que unas 20 mil 548 personas se benefician de ese programa de ayuda y reciben los medicamentos de alto costo. Especificó, además, que de esos pacientes 17 mil 237 corresponden a tratamientos cíclicos y 3 mil 311 a tratamientos continuos.

Del total de beneficiarios activos de medicamentos y en proceso de inicio de tratamiento, el 92% son dultos y el 8% son menores de edad. En el 2017 el Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) aprobó la inclusión de 27 medicamentos para tratamientos oncológicos de alto costo, de máximo nivel de complejidad y de última generación.

Fue mediante la Resolución 431-02 que el órgano rector del Sistema Dominicano de Seguridad Social (SDSS) también incluyó siete medicamentos para hemodiálisis y trasplante renal e incorporó 44 procedimientos, que serían agregados al Catálogo de Prestaciones del Seguro Familiar de Salud (SFS) del Régimen Contributivo.

 CÓMO ACCEDER A LA AYUDA

La doctora Mayra Paula Vargas, encargada de la Dirección Provincial de Salud (DPS) en La Altagracia, señala para las enfermedades catastróficas, cuyos medicamentos y tratamientos son de alto costo, el Ministerio de Salud Pública les ayuda a través del “Programa de alto costo”.

Debido a que muchos pacientes no saben que el Estado dominicano cuenta con un sistema de ayuda para tales fines, Vargas explicó el procedimiento a seguir para acceder a la misma. “Las personas son vistas por sus médicos y este a su vez debe conducirlas al Ministerio. O sea, el médico, cuando hace el diagnóstico, es quien debe explicarle a ese paciente que en el Ministerio de Salud Pública existe ese programa y que se debe beneficiar del mismo”.

Mayra Paula Vargas,

La encargada de la DPS en La Altagracia explica que una vez el paciente es diagnosticado con una de estas enfermedades debe acercarse a las Direcciones Provinciales del Ministerio de Salud Pública más cercanas, y a través de esas dependencias, con todos los requisitos que debe llenar, se le hace la solicitud de esos medicamentos que necesita.

Según Vargas, algunos de los requisitos son una carta de la Dirección de Información y Defensa de los Afiliados (DIDA); la receta original de los medicamentos, un resumen de su historia clínica hecho por el médico que lo atendió; entre otros requisitos. Estas ayudas son tanto para los que poseen un seguro médico como para aquellos ciudadanos que no tienen.

Síguenos en Instagram