En La Altagracia operan más de 2,500 negocios sin pagar impuestos al Estado

Verón. – La provincia La Altagracia es una demarcación que representa la cuna del turismo de la República Dominicana, y que a su vez recibe a millones de visitantes de todo el mundo.

El auge comercial ha ido aumentando significativamente durante los últimos años, precisamente por el dinamismo turístico que experimenta esta provincia, sobre todo en el Distrito Verón-Punta Cana.

El establecimiento de comercios cada vez es más notable, y al parecer se ha escapado del control de las autoridades que rigen este tipo de actividades. Es decir, hay negocios que no están cumpliendo con los compromisos formales en materia tributaria ante el Estado dominicano.

La informalidad comercial en La Altagracia y más en Verón-Punta Cana se refleja cada vez más.
La informalidad comercial en La Altagracia y más en Verón-Punta Cana se refleja cada vez más.

La Dirección General de Impuestos Internos (DGII), en su Boletín Estadístico Territorial 2019, elaborado con datos del año fiscal 2017, dice que la cantidad de personas jurídicas (empresas) registradas ante el órgano recaudador en la provincia La Altagracia es de 8,461, lo que representa el 4,24% del total nacional.

Sin embargo, la Cámara de Comercio y Producción de esta demarcación afirma que tiene en su registro unas 11 mil empresas. O sea, que entre los datos suministrados por la DGII y esta organización que representa el sector comercio en esta demarcación, hay una diferencia de unas 2,539 empresas no registradas ante el ente recaudador.

La economía informal está formada por todas aquellas actividades económicas de las microempresas y vendedores ambulantes que no están reguladas por el Estado. Es decir, que no pagan impuestos y tampoco cotizan al sistema de seguridad social.

La DGII en este Boletín Territorial 2019, asegura que la recaudación total del país para el año 2017 fue de RD$386,164.5 millones, representando un crecimiento de 9.5% con respecto al año anterior. Del total recaudado, el 77.7% pertenece al Distrito Nacional, el 8% a Santo Domingo, el 3.9% a Santiago y el restante 10.4% a las demás provincias.

En cuanto a la composición de los im- La DGII dice que en 2017 la cantidad de personas jurídicas contribuyentes es de 8,461 y la Cámara de Comercio y Producción asegura que tiene registradas unas 11 mil empresas. puestos directos e indirectos en la recaudación de la DGII, para el año 2017 presentaron del total de la recaudación una participación de 46.7% y 53.3%, respectivamente. El Distrito Nacional es el que mayor participación posee en ambos, pues contó con el 75.9% de los Impuestos Directos y con 79.3% de los Impuestos Indirectos.

Al 31 de diciembre de ese año, la Dirección General de Impuestos Internos contaba con 1,048,616 contribuyentes, representando un crecimiento de 9.6% con relación al mismo período del 2016. Del total de contribuyentes, el 30.7% pertenece al Distrito Nacional, el 17.9% a Santo Domingo, el 9.7% a Santiago y el restante 41.7% a las demás provincias. De los 1,048,616 contribuyentes, 729 son Grandes Contribuyentes.

Este medio, en un recorrido que hizo por los negocios que se ubican en la carretera Verón-Otra Banda, Verón- Punta Cana y la zona de Friusa, pudo constatar algunos establecimientos que desarrollan sus ventas, pero que no cumplen con los compromisos formales de pago de impuestos.

Roberto Eustacio (nombre ficticio, ya que pidió el resguardo de su identidad) tiene un comercio dedicado a la venta de insumos para vehículos, el cual cuenta con dos empleados. Esta persona, al ser consultada, manifestó que montó su negocio desde hace dos años y medio, pero no realiza los pagos tributarios que debería.

Al lado de este, hay una tienda dedicada a la venta de ropa para damas y caballeros, cuya propietaria también afirmó dedicarse a esta actividad sin dar cumplimiento a “todos” los compromisos que implican desembolso de impuestos.

“Yo alquilé aquí, traje mi ropa y vendo tranquilamente. Sólo pago el alquiler del local, y una empleada, que es la que me cubre en horas de la mañana”, dijo la comerciante informal.

Para quienes sí cumplen con todos los deberes tributarios, la informalidad comercial constituye un serio problema, por constituye una competencia totalmente desleal frente a quienes no pagan impuestos. Carlos Tineo, dueño de una tienda de electrodomésticos, en Friusa, explicó que su establecimiento paga todos los impuestos que exige el Estado dominicano, pues según dice, aparece en todos los registros formales de los entes que regulan estas actividades.

“Todos somos iguales ante Dios y la ley. Aquí en esta zona y en todo el resto del país, hace falta más orden en cuanto a estos compromisos, porque no es posible que unos paguen y otros no”, expresó Tineo.

Política tributaria débil

Alexis Martínez, economista.
Alexis Martínez, economista.

Para el economista Alexis Martínez, la política tributaria del país que incentivar aún más al pago de los compromisos formales que además exige la legislación que regula la materia.

A su juicio, la cantidad de negocios informales que cada vez son más frecuentes en zonas muy productivas, como La Altagracia, reflejan la falta de control de las autoridades tributarias y son ingresos que la nación está dejando de percibir.

“La economía informal es un reflejo de lo que impera en los negocios dentro de la sociedad, y es aquella que no cumple con las reglamentaciones tributarias y de seguridad social”, indicó Martínez.

Citó que de acuerdo al Centro Regional de Estrategias Económicas Sostenibles (CREES), en el 2018 la tasa de informalidad laboral total en República Dominicana fue de un 58.6%, nivel superior al alcanzado en el 2016.

“En vez de avanzar, la República Dominicana experimente registra un Alexis Martínez, economista. retroceso en cuanto a la cantidad de empleos informales que se generan en el país”, señaló Martínez.

En marzo de este año, el economista José Luis de Ramón, en su charla titulada “Perspectiva económica de la República Dominicana”, convocada por Seguros Banreservas, sostuvo que la economía dominicana se ha mantenido en constante crecimiento en los últimos años, pero es incapaz de crear impuestos y empleos suficientes.

Destacó que el problema de la República Dominicana es la informalidad. “Hemos crecido, pero con mucha informalidad, o sea, nuestra incapacidad de crear empleos formales, nuestra incapacidad de generar impuestos con este crecimiento, o sea, nos da un PIB, pero no genera impuestos y no genera empleos, lo cual es una descripción que debemos de mirar”.

Ingresos

Según la DGII, el total de Ingresos reportados por las personas jurídicas, según declaraciones del Impuesto sobre la Renta (IR-2) para el período fiscal 2017, fue de RD$3,583,828.3 millones. Del total de esos ingresos, el 59.9% se encuentra en el Distrito Nacional, el 14.7% en Santo Domingo, 8.8% en Santiago y el 16.6% en las demás provincias.

En cuanto a las personas físicas, el total de ingresos reportados por estas para el período fiscal 2017 fue de RD$195,957.7 millones. Del total de estos, el 26.8% se encuentra en el Distrito Nacional, el 14.6% en Santo Domingo, el 11.0% en Santiago, 4.1% en La Vega y el 43.5% en las demás provincias.

El total de ventas reportadas según declaraciones de ITBIS para el año 2017 fue de RD$3,737,846.7 millones, presentando un crecimiento acumulado de 11.7% al compararlas con el mismo período del año anterior.

La Altagracia aportó 13 millones 392 mil pesos, representando un 3,47% del total nacional. El ente recaudador precisó que la regionalización de los datos fue definida según el tipo de variable en estudio, considerando el domicilio fiscal del contribuyente, del inmueble o de la administración que recibe el pago del impuesto realizado por el contribuyente.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM