En La Altagracia mil 561 adolescentes dieron a luz durante primer cuatrimestre del 2020

Higüey. – La Altagracia es la provincia del Este con mayor índice de adolescentes embarazadas en los últimos años, y para el primer cuatrimestre del 2020 ya se han registrado 1,561 partos en menores, lo que significa un aumento de un 17.3% en comparación con el inicio del 2019 que fueron 1,291.

Héctor Julio Rincón, director del Hospital Materno Infantil Nuestra Señora de La Altagracia, dijo que para el inicio del 2019, el 33% de todos los embarazos y partos que se registraron en los hospitales de Higüey correspondían a adolescentes de entre 11 y 18 años de edad, lo que resulta preocupante para los gerentes de Salud de la región, ya que de 80 mujeres que alumbraban diario en el centro 26 eran adolescentes.

Según el Departamento de Estadísticas del centro de salud, de los 1,561 partos en adolescentes, registrados desde enero hasta abril de este año, 1,281 niños nacieron vivos y 10 muertos, además se realizaron 740 partos vaginales, por cesáreas 548 y abortos 273.

Centro de prevención de embarazos

Doctor Héctor Julio Rincón, director del Hospital Materno Infantil Nuestra Señora de La Altagracia.

El doctor Héctor Julio Rincón, consideró que las edades de las adolescentes que se embarazan con más frecuencia están entre 15 a 18 años, es por esto que el Hospital Materno Infantil cuenta con una Unidad de Adolescentes donde se imparte, a hembras y a varones, charlas y orientaciones con psicólogos “y esto es lo que ha permitido que haya una disminución, aunque mínima en estos embarazos tempranos”.

“También tenemos un Departamento de Planificación donde se dan los servicios de manera gratuita a las mujeres de la provincia La Altagracia, incluyendo las adolescentes y el personal del Hospital”, indicó el galeno.

Agregó que en lo que va de año en el centro sanitario no se han registrado muertes en madres adolescentes y solo ha fallecido un neonato, porque entiende que hay una mayor vigilancia, ya que cuentan con un departamento que vigila y da seguimiento a estas jóvenes en estado gestacional.

Riesgos en la salud

Melvin Daniel Santana De la Rosa, ginecólogo obstetra y experto en fertilidad, consideró que los órganos sexuales en las adolescentes aún no están desarrollados ni aptos para un embarazo, debido a que los mismos completan su madurez cinco años después del inicio de su primera menstruación, aunque la capacidad de poder quedar embarazadas se da con la aparición del primer sangrado.

Nacimiento antes de tiempo, presentar bajo peso al nacer, restricción del crecimiento, dificultades respiratorias e inmadurez de sus órganos internos, que a largo plazo les provocaría problemas cognitivos y de aprendizajes, son algunos de los riegos que podrían presentar los bebes de algunas madres adolescentes.

Según Santana De la Rosa, algunas de estas anomalías surgen porque muchas adolescentes, algunas veces empiezan los chequeos prenatales de sus embarazos de manera tardía, lo que repercute de forma negativa en la salud y desarrollo de la madre y del bebé, debido a que no se puede determinar o prevenir futuras complicaciones que pudiera afectar en la evolución y desarrollo del feto.

Manifestó que los niños nacidos de mujeres menores de 20 años tienen un uno por ciento más riesgo de morir antes de su primer año de vida que los niños nacidos de madres con edades entre los 20 y 29 años.

Doctor Luis Manuel Martínez, pediatra y nutricionista.

En tanto que el pediatra y nutricionista Luis Manuel Martínez, consideró que en los embarazos tempranos puede darse un sufrimiento fetal intrauterino, lo que puede incidir a que haya un aumento en partos por cesáreas.

Dijo que hay mayor incidencia en que los bebés de madres adolescentes nazcan de bajo peso, ya que en adultas los partos prematuros suelen ser menores a un 10 por ciento, mientras que en las adolescentes seria de más de un 20 por ciento, debido al poco desarrollo de su aparato reproductor.

Por su corta edad y por no tener un cuerpo completamente formado, aparte de los riesgos propios de un embarazo, como hipertensión, anemias, preclamsia, las adolescentes son más propensas a tener partos prematuros, padecer problemas de anemia, infecciones de vías urinarias, desprendimiento de la placenta, restricción del crecimiento uterino y tener bebes por cesáreas, porque no están aptas para alumbrar de manera normal.

Santana dijo que uno de los principales riesgos a los que se enfrentan las adolescentes en estado gestacional está dados, básicamente, por su inmadurez en el desarrollo de sus órganos sexuales, ya que mientras más cerca esté su embarazo de la aparición de su primera menstruación, mayor serán las complicaciones que puedan presentar.

Explicó que la edad adecuada para que los embarazos se desarrollen con normalidad es entre los 20 y 35 años, “ya que por debajo o por encima se convierten en embarazos de alto riesgo”.

Según Rincón, las adolescentes tienen el doble de probabilidad a la morbilidad, la mortalidad y de presentar partos obstruidos prolongados, en relación con el parto en mujeres de 20 años, la inmadurez física coloca a la madre adolescente en mayor riesgo para la gestación y el parto.

El psicólogo Fernando Francisco Gómez consideró que los embarazos en las jovencitas pueden afectar la salud de las adolescentes de forma psicológica, ya que la mayoría, no son por lo regular planificados ni deseados, lo que provoca que las invada el rechazo, abandonan las escuelas, además, tienen bajo rendimiento académico y en su madurez emocional, lo que influye que las adolescentes se conviertan en maduras de forma precoz.

¿La pobreza influye en los embarazos tempranos?

Según Rincón, la pobreza influye en los embarazos tempranos, ya que por su condición, muchas veces tienen relaciones a temprana edad, es por ello que la mayoría de las adolescentes embarazadas que se atienden en el hospital de esta ciudad son las haitianas, porque son las que mayormente tienen una condición socioeconómica con bajos ingresos, falta de educación y hacinamiento. Del total de los partos registrados de enero hasta abril del 2020, 888 corresponden a haitianas

En tanto que la Organización Panamericana de la Salud (OPS), considera que el embarazo en la adolescencia es una problemática que tiene repercusiones negativas para la madre, hijos y la sociedad. Un embarazo durante la adolescencia obstaculiza el desarrollo psicosocial de las adolescentes, se asocia con resultados deficientes en materia de salud tanto para ellas como para sus hijos, impacta negativamente en sus oportunidades educativas y laborales, y contribuye a perpetuar los ciclos intergeneracionales de pobreza y salud deficiente.

La entidad se señala que entre el 20 y el 46 % de las mujeres, en la mayoría de un grupo seleccionado de países en vías de desarrollo, tienen su primer hijo antes de los 18 años de edad y al llegar a los 20 años ya del 30 al 67 % ha tenido su primer parto.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la pobreza influye en la probabilidad que tienen las jóvenes de quedar embarazadas, y esto puede perturbar el acceso a la educación y a otras oportunidades de vida.
Según datos estadísticos del Ministerio de Salud Pública, durante el año 2018, en la República Dominicana, de 144,706 embarazos, 37,249 fueron en adolescentes, lo que indica que estas representaron el 26 %.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM