En el 2017 se comercializaron UD$ 50 mil millones en el mercado de valores de RD

PUNTA CANA. República Dominicana experimentó el año pasado una dinámica comercialización de alrededor 50 mil millones de dólares de títulos en el mercado de valores, el cual cada vez toma más auge en el movimiento económico nacional.

La semana pasada, la empresa de servicios de intermediación del mercado de valores Alpha Inversiones, sostuvo un encuentro con diferentes medios de comunicación de la zona turística, a los fines de dar a conocer los alcances de este sistema y su radio de acción en el país.

Santiago Camarena, vicepresidente ejecutivo y secretario del Consejo de Administración de Alpha Inversiones, indicó que actualmente este mercado es utilizado limitadamente como alternativa de financiamiento para grandes corporaciones e intermediarios financieros en el sector privado. “50 mil millones de dólares es un número importante e impacta y cerca del 30% del PIB está emitido en títulos valores.

Además, es transparente y se reducen los niveles de riesgos y uno puede participar en el desarrollo del país, por un ejemplo, un hotel necesita accionistas y son dos o tres personas o entidades, pero de igual manera la persona común y corriente quisiera hacer eso más no posee la cantidad significativa”, explicó Camarena.

Santiago Camarena, vicepresidente ejecutivo y secretario del Consejo de Administración de Alpha Inversiones.

Según el representante de esta compañía de valores, un complejo hotelero al emitir acciones le facilitaría un mecanismo para recaudar fondos y poder desarrollar sus proyectos. Precisó que el mercado de valores trata de mantener la confianza y por tal razón ante la Ley de Lavado de Activos pasan a ser sujetos obligados, lo que se traduce en niveles de responsabilidad importantes.

Alpha Inversiones ha realizado estudios que reflejan el crecimiento del mercado de valores en el país, pues en 2009 2,341 personas utilizaban este sistema y en 2017 la cifra alcanzó las 80 mil personas.

 Legislación

Durante el encuentro con los medios, también se abordaron los aspectos legales que regulan el accionar del mercado de valores en la República Dominicana y que están contenidos en la novedosa Ley 249-17.

El texto jurídico busca potenciar el desarrollo de este mercado y, al mismo tiempo, promover uno que sea eficiente, ordenado y transparente, con la finalidad de revolucionar la utilidad del mercado de valores para la sociedad y la economía dominicana.

Para Camarena, esta ley incluye muchos ingredientes para ampliar el alcance, los instrumentos y el dinamismo de este sistema; así como da un paso significativo para el desarrollo del mercado y en consecuencia abarca el crecimiento de la economía nacional.

“El mercado de valores constituye una alternativa adicional de financiamiento, lo cual contribuye al logro de los propósitos macroeconómicos, generación de empleos y la creación de herramientas de ahorro, a través de emisiones de valores de oferta pública”, destacó el representante de Alpha Inversiones.

Uno de los pasos que se proponen es trabajar en conjunto con los entes reguladores y participantes en la redacción de los reglamentos, a objeto para que estas oportunidades se materialicen.

Autorizaciones de ofertas públicas

El artículo 50 de la Ley 249-17 sobre Mercado de Valores establece los requisitos de autorización de las ofertas públicas, atendiendo la necesidad clara de adaptación de este sistema a la realidad dominicana. Los representantes de Alpha Inversiones sostienen que este artículo en específico, propone dinamizar los procesos de emisión y ampliar a las pequeñas y medianas empresas el acceso al mercado de valores.

“Con un mayor alcance del mercado en cuanto a emisores, y una mayor variedad de opciones de inversión, ampliamos el valor agregado y las posibilidades de servicios que los intermediarios de valores proveemos y contribuimos de manera directa al fortalecimiento y al crecimiento de las empresas dominicanas y a la economía productiva generadora de empleo”, manifestó Camarena.

En adición, esta ley busca proteger los derechos e intereses del público inversionista; así como minimizar el riesgo sistémico, fomentar una sana competencia y preservar la confianza en el mercado de valores, estableciendo las condiciones para que la información sea veraz, suficiente y oportuna, con el objetivo de aportar al desarrollo económico y social de la República Dominicana.

VER NUESTRO CONTENIDO EN INSTAGRAM